Seguidores

viernes, 19 de diciembre de 2014

NO SE.....

Esta es una frase muy utilizada por una pequeña adolescente. No sé si realmente llamarla adolescente o NIÑA.  Creo que la definiré como una NIÑA que ha tenido que madurar a marchas apresuradas.
Pero debido a su corta edad, no puedo decir que se encuentre en una etapa adolescente.
Más bien debe ser que no sabe, ni yo tampoco en qué momento de su existencia se encuentra.
Es una grave situación, es una inexplicable circunstancia, un sinfín de contradicciones inherentes a su SER tan minúsculo.
Y he querido ayudarla, he socorrido a su encuentro cuando me ha necesitado. He respondido a su llamada. He procurado estar a su lado en sus momentos bajos. Y con todo y eso; su única respuesta y repetidamente siempre ha sido NO SÉ.
Me siento confundida al respecto. Porque le brindas tu apoyo, y obtienes muy vaga respuesta.
Me he acercado a ella con sutiliza, con amor, con cariño, con respeto. Incluso con enfado. Hasta el momento lo que mejor me ha ido es dialogar con igualdad y bajo el entendimiento.
Me funciona; aunque no me siento satisfecha. Creo que no soy justa con la LEY....
Y quién lo es?
Por más que quiero brindarle mi ayuda, me siento defraudada. Me decepciona cuando comete alguno de sus errores. No se los tengo en cuenta, porque en realidad no creo que sea dueña de sus decisiones.
Aún así me sostengo en la paciencia y en la perseverancia de seguir a su lado.
Es triste sentir que un adulto no puedo sostener las herramientas necesarias para sustentar a una menor.
Es inaudito llegar a darte de bruces con la justicia, con la legalidad, con la burocracia,
Es injusto encontrar la cruda realidad. Ver el desamparo de una criatura en manos de esta cruel sociedad.
Ante qué nos enfrentamos??????
Pues yo visto lo visto. No ceso en el intento de sosegar mis dudas. Diariamente me encuentro con la realidad, con las contradicciones del ser humano. Me pregunto a menudo; ¿DÓNDE SE ENCUENTRA LA JUSTA MEDIDA?
PORQUÉ para unas situaciones la justicia actúa con pronta eficacia, y porqué para otras no actúa con la responsabilidad debida.
Y bueno te cruzas de brazos, a veces te dan ganas de tirar la toalla. Y cuando se trata de un persona. Vuelves a la carga con todas tus fuerzas.
En fin; si algún día esta pequeña lee estas letras.....
Sólo quiero decirle que luche, que me tiene a su lado y que no abandonaré mi entusiasmo hacía ELLA.
NO SÉ, VALE LA PENA.