Seguidores

viernes, 31 de mayo de 2013

EL PADRE DE MARÍA.

Para empezar por el principio. Hemos de retroceder bastante en el tiempo. Como unos 80 años. El padre de María nace en un pueblecito llamado Valdezate en la provincia de BURGOS. Por lo que se cuenta, fue un niño bastante feliz, pese a las dificultades en las que se debió enfrentar debido a los tiempos que corrían. El padre de Maria nace cuando finaliza la segunda guerra civil en España. Debe superar los obstáculos derivados de la posguerra. Maria recuerda como su padre le contaba las batallitas en las que se vio inmerso.
Recuerda el padre: que a menudo se escondia de los Maquis. El padre de María no entendía de política en su niñez ni de guerras. Sólo sabe que paso penurias debido a algún enfrentamiento entre republicanos y fascistas.Él recuerda tener que esconderse, ir a los pueblos cercanos en bicicleta para conseguir algo de comida, recorrer kilómetros incansablemente hasta desfallecer. Era el hermano mayor de una familia numerosa. No le quedaba alternativa tenía que ayudar a sus padres a sacar a la familia adelante. Y pasó grandes calamidades, y paso grandes angustias. Y aprendió a esconderse, aprendió a luchar contra el enemigo.Al menos en lo que alcanzaba a comprender. Sabía que tenia que luchar. Sabía que su familia lo necesitaba. Pues manos a la obra. Así empezó el padre de Maria a iniciar su vida LUCHANDO.
El recuerda pasar hambre, recuerda también que disfrutó de juegos de infancia, casí de adolescencia.
Pero cuando se hizo un poco mayor hacia los 16 años, tuvo que emigrar de su pueblo. Para ganarse la vida y mantener a su familia. La manera que se les ocurrió a él y a su familia. Fue que debía irse el niño a Cataluña, parecía ser que allí se estaba más tranquilo. Y después de tiempo de reflexión y aconsejado por un buen amigo llamado CRESCENCIO, el niño emigra a BALAGUER.
Allí empieza una nueva vida, solo ante el peligro. Desvalido pero fuerte y joven. Se iba a comer el MUNDO.
Allí conocerá a la mujer de su vida. Una chica llamada CANDELARIA.
Se rumorea que el chico era bastante atractivo, que le encantaba vestir de blanco, que iba siempre como un figurín.
También se comenta en el pueblo, que el chico era de armas tomar. Que no hacía ascos a nada ni a nadie.
Que fue un PINTAS vamos.
María sabe un poco de la historia que le cuenta su padre. Y en ocasiones entiende que ese hombre tuviera dudas.
En Balaguer el chico empieza sus andaduras, trabaja, se enamora, VIVE.
Manda dinero a su familia. Corre sus juergas. Y un buen día le llaman para hacer el servicio militar.
Tiene que acceder, claro está. Se va a la MILI, le toca INFANTERÍA DE MARINA. Evíndetemente se lo pasa en grande, pues le toca ir en barco. Ancla algún viaje en BARCELONA, allí conoce la ciudad en todo su esplendor. El se hace un tatuaje, dedicado a su madre. El chico corre aventuras y desventuras en la gran ciudad.
Cuando regresa en alguno de sus permisos. Desea con todo el ama reencontrarse con su novia. Esa novia que le espera en BALAGUER. Y están entusiasmados de seguir su noviazgo, casi a escondidas, ocultos ante la familia de CANDELARIA.
Y en uno de esos permisos; duros momentos, ya que la mili duró unos tres años y medio. Resulta ser que el señor ELIAS deja embarazada a  CANDELAS.
Algo imposible de asumir en aquellos tiempos.
Por lo tanto la familia de CANDELAS, niega en todo momento aceptar al novio. Niega cualquier parentesco.
Pero resulta que los chicos se quieren con locura, y ante el AMOR no hay nada imposible.
Claro está, que era una época muy díficil, él novio en la mili, aun sin finalizar. La novia embarazada, EN UN PUEBLO. Iba a ser la comidilla de todos los pueblerinos.
Nace la niña, fruto del AMOR de esa pareja. El novio todavía sigue en el servicio militar.
La novia, se queda recluida en casa; por el qué dirán. Nace la niña, todo se lleva con la mayor discrección posible.
Cuando se licencia el novio, su hija ya tiene unos dos años. La novia le espera con ansiedad. Se casan, casi en la oscuridad de la noche. Se cree que los casan un 24 de diciembre a altas horas de la noche. Un cura les casa por fin, a escondidas. Pero al fin y al cabo les casa. Ya pueden hacer oficial su matrimonio. Pero la duda ofende. Ya tienen una niña. Y qué?
Y bueno ésta es un poco la historia que recuerda el padre de Maria.
Maria recuerda  a su padre con AMOR. Le perdona todo lo habido y por haber.
Porque María piensa que la vida de cada persona tiene una serie de entresijos que corresponde a cada uno saber deshilachar.
María sabe que su padre tubo y cometió algunos errores a lo largo de su existencia. Pero lo perdona, no porque tenga excusa. Sino porque ella piensa que todas las personas se merecen una oportunidad. Y evidentemente su padre el que más.
María sabe que su padre luchó por su familia antes, después y siempre. Con lo cual se siente muy orgullosa de él. Hasta el punto de reconocer  que lo QUIERE CON LOCURA.
Maria recuerda algunas anécdotas malísimas, pero también caben en su mente grandes vivencias gracias a su padre.
Y sabe que en algún momento de la vida de su padre. Ese hombre echó valor al asunto, pilló al toro por los cuernos. Y siempre quiso mantener a su familia unida.
Maria no puede sacar de su mente ocasiones en las que percibió que su padre era un monstruo. Pero lo disculpa, porque sabe que todo lo que acontecía era debido a que su padre se refugió en el alcohol.
Maria sabe que una adicción no es buen aliado.
Maria sabe que cuando su padre necesitó ayuda toda la familia se volcó en él. Y eso es algo de lo que ella se siente orgullosa.
Sabe que cuando una persona lo necesita, se ha de estar ahí.
María recuerda algunos accidentes relacionados con su padre. Y cree morir, cuando recuerda que casi pierde a su padre, en el río. Debido a un remolino veía que su padre no salía del agua. Ella se muere al pensar que no hubiera recuperado a su padre.
Maria recuerda algunas enfermedades de su padre. Recuerda que las vivió intensamente.
Recuerda que adora a su padre por encima de todas las cosas Por encima de todo y de todos. ADORA A SU PADRE. Recuerda que en alguna ocasión cuando la madre de MARIA  estaba enferma, él quería llevar hacia adelante a la familia. Y no era muy capaz. Y recuerda cómo su padre enseñó a María ha hacer huevos fritos sin mucho éxito
Recuerda Maria a su padre. Siempre inmerso en su familia. Intentaba sacar a flote a los suyos.
Maria recuerda que su padre celebraba las navidades con total éxito, lo daba todo.
Recuerda que su padre hacia unos belenes espectaculares. Recuerda no haber visto nunca un belén hecho con tanto amor y dedicación. Recuerda a su padre haciendo CAGAR AL TIÓ. Recueda a su padre encendiendo la chimenea de GRACIA. Recuerda a su padre en su plena felicidad. Lo recuerda con tanto cariño. Lo recuerda actualmente tan indefenso, tan débil, y no puede decir más.
Maria quiere a su PADRE pese a todo lo acontecido, pese a la opinión negativa de cualquier persona, pese a quien pese.
Maria quiere a su padre, lo adora, lo admira, le debe gran parte de todo lo aprendido, se lo debe TODO.
Maria QUIERE A SU PADRE.

jueves, 30 de mayo de 2013

SENTIMIENTOS.

Queridos seguidores, hoy debido a esas circunstancias de la vida, necesito escribir. Lo necesito simplemente por el mero hecho de sentirme más tranquila. De intentar lograr sentirme mejor. Siento la necesidad de poder descansar mi mente. Siento la impaciencia de poder explicar mis sentimientos. Siento muchas sensaciones a la vez. Y siento que lo he de plasmar de alguna manera. Porque mi cuerpo y me mente lo necesitan. Todos esos sentimientos que me nacen, han de salir de alguna manera u otra.
 Yo he encontrado la forma, al menos la más adecuada para mí, y es escribir.
Me siento feliz porque veo que mi blog surca su camino.
Me siento orgullosa, me siento satisfecha, me siento bien conmigo misma. Siento que empiezo a publicar en algunos medios, siento que a la gente la gusta. Eso me llena por completo. Siento como sube mi autoestima, siento que realmente todo esfuerzo tiene su recompensa. Siento que merezco ser afortunada. Sé que soy una mujer emprendedora, fuerte, aferrada a sus pensamientos. Se que casi todo o todo lo que me propongo, lo intento llevar a cabo. Si me sale bien OLE, y si no, tampoco pasa nada. De los errores se aprende. Este escrito va relacionado con mis sentimientos.
También quiero agradecer a todos los que me han apoyado en este proyecto.
Quiero dejar constancia de que admiro a los jóvenes y adoro a los mayores.
Me dedico profesionalmente al cuidado de gente mayor. Esas personas me han aportado mucho en mi vida. Hoy en día me aportan valores diariamente, he de agradecer a mis jefes su confianza depositada en mí.
He de agradecer a muchas personas, mi camino hacía mi felicidad.
La gente mayor me ha enseñado tantas cosas. Una de las más importantes es el valor que diariamente se empeñan en poner a su vida, para seguir viviendo dignamente. Esa fuerza, esa insistencia, esa demostración de valentía, toda una serie de valores imposible de explicar en unas lineas. Y quiero que todo el mundo sepa que los mayores,tienen una experiencia que se logra con el paso de los años. Que ellos nos pueden enseñar, que hemos de escucharles, hemos de admitir sus consejos. La gente mayor, es tan humana, comprensiva, debemos valorar todo lo que ellos nos quieren transmitir. No esperemos a ser mayores para darnos cuenta. El día a día es lo que mejor refleja la VIDA EN SI MISMA.
Yo agradezco de todo corazón lo que mis jefes me aportan diariamente. Mi jefe me ha inducido a pulir mi poca cultura. Me ha iniciado a escribir, a leer. He vuelto a recobrar unos hábitos que tenía olvidados. Es más me ha enseñado a ser constante. Todo lo que mi padre en un principio de mi infancia quiso hacer. Lo continúa mi jefe en mi edad adulta. Le debo respeto, admiración, le debo mucho. Me enseña a ser más responsable, a ser persona, me enseña todo lo que está en su mano. Me encanta oírle hablar, cuando me cuenta sus experiencias. Me encanta verle luchar contra corriente. Ver cómo desfallece, ver cómo se sobrepone. Ver que pasa sus días intentando luchar contra la muerte. Una muerte que por ley de vida está al caer. Y él se aferra a vivir con dignidad, eso es lo que más valoro de mi jefe. Esa lección de supervivencia a sus 89 años.
Y quiero rendir un homenaje a mi jefa. La parte femenina de la familia donde trabajo. La mujer, la que levanta cada día el espíritu de su casa. La paciente, la protectora, la sumisa, la mejor madre y abuela del mundo. Para mí la mejor jefa que puedo tener. Es una persona dulce, compasiva, buena oyente. Tenaz. fuerte. MUJER ANTE LAS ADVERSIDADES. Debido a su avanzada edad, ha pasado de todo en su vida. Pero lo afronta de una manera tan dulce. Me encanta por las mañanas ,cuando me está esperando con tanto cariño, amor. Y antes de explicarme cómo se encuentra, lo primero que me susurra es:
BON DIA, tu com estás?
Antes de que me de tiempo a decirle ¿QUE TAL?
La pobre me espera simplemente para que le cuente cómo me ha ha ido la tarde anterior. Cómo estoy por la mañana; cuando empiezo a contarle mis problemas, me escucha con tanta atención, me parece increible que ella me cuide tanto. Se lo cuento todo, todo lo que siento. Se lo cuento al milímetro. Creo que es la única persona en el mundo que sabe cómo soy yo realmente. No es mi abuela postiza, no es mi psicóloga. Es mi JEFA, la mejor jefa del mundo. Nunca pude imaginar encontrar a una persona que me entendiera a la perfección, que me escuchara, que me comprendiera. Ella sabe lo que siento, ella lo sabe todo sobre mí.
Y es mi motor diario, es mi fuente de alimentación. También la he visto casi morir en mis manos. Y la he visto recuperarse. Y siento que le debo tanto. Siempre la tengo a mi lado. Y siento que no quiero que se vaya, sé que es ley de vida. Pero no puedo hacerme a LA IDEA de que un día falte.
Mi jefa es una persona que encontré en el recorrido de mi vida, la cual supo andar conmigo, a la vez. Sin pedirme nada a cambio, sin pedirme explicaciones.
No pude encontrar un trabajo mejor.
Deseo que dure el máximo posible, lo deseo de todo corazón, lo deseo con toda mi alma.
Quiero brindar un HOMENAJE a las personas mayores.
Quiero decir a mis jefes que LOS QUIERO.
Y para acabar me gustaría añadir, que en estos precisos instantes. No estoy en el mejor momento de mi vida. Que siento que mis padres se están haciendo mayores. Que deseo que sean fuertes, que luchen para conseguir seguir sus vidas unidos. Que deseo que en el último recorrido, que en el último suspiro que les queda por vivir; lo vivan juntos, los disfruten juntos. Que acaben sus vidas juntos. Se lo merecen, se lo deseo desde el fondo de mi alma.
Siento que no puedo estar al lado de mis padres, cuando más me necesitan. Pero siento que por otra parte, me satisface el saber que estoy haciendo una gran labor con mis jefes. Todo esto es lo que siento.
De verdad os lo digo, lo siento de verdad. Quiero que sepa todo el mundo que estoy pasando por una etapa en la que afloran mis sentimientos. No me arrepiento de abrirme en cuerpo y alma. Soy así, un poco dual: ya que soy géminis.
Pero soy así al fin y al cabo.
QUE TODO EL MUNDO SEPA QUE LOS MAYORES SON LAS PERSONAS QUE NOS DEJAN EL MEJOR LEGADO.

miércoles, 29 de mayo de 2013

PEDIDA DE MANO.

Ventura y María ya llevaban juntos unos 6 o 7 años. Cuando el padre le dice a la chica, que el novio debería subir ha hablar con él. Menudo compromiso.
Ventura al ser el mejor amigo del hermano de María, había compartido con la familia algún domingo que otro, incluso algunas vacaciones. Maria encantada porque siempre tenía a su novio cerca. En casa ya lo sabían, pero se tenía que hacer oficial.
Y así fue, se acontecen una serie de preparativos. El padre de María se aposenta muy serio en el salón de la casa. Mientras tanto la chica y la madre debían permanecer en el comedor, a la otra punta de la casa.
En el salón sólo podía estar Ventura y el padre la de novia.
Tuvieron la conversación pertinente. El padre de Maria la avisa, le dice a la chica: Ahora ya sois novios, al menos bajo mi consentimiento. Ventura no sabía qué decir, pero sus ojos irradiaban una felicidad inmensa. Creo que más bien estaba intentando asumir todo aquéllo, y que respiró profundamente al ser aceptado.
Y aquí empieza el noviazgo oficial, noviazgo que ya había empezado por el año 80.
Todos están contentos, todos admiten a uno más en la familia, todos felicitan a los novios.
Los que más contentos están indudablemente son ellos mismos. Ventura y María hacen planes para el futuro.
Seguramente se casarán en un par de años. Así que ahora deben empezar a ahorrar, deben empezar a preparar su futuro juntos. Empiezan a iniciar su andadura para estar juntos el resto de sus días.
Aunque también tienen tiempo para disfrutar como pareja, ya no se deben esconder ante nadie, ni ante nada.
La vida de la pareja transcurre como la de cualquier pareja de aquélla época. Ellos pasean mucho en moto, pasean de la mano por el barrio de Gracia. Hacen merendolas, hacer algún vermut.
A María una de las cosas que más le gustan, es ir al bar de la MONTSERRAT, allí trabaja su novio. Ella está encantada cuando puede pasar algunas tardes comiendo una bolsita de ganchitos y tomando una cocacola, mientras él trabaja.
Muchas noches cenan juntos una pizza en la calle Torrent de l´Ólla.
Visitan regularmente un Pub llamado FOC DOS. Allí incluso se apuntan a hacer carreras de Excalextric, no se les da nada mal. Tienen alguna copa como ganadores, tanto él como ella.
María recuerda que Ventura era muy celoso, en una ocasión por Carnaval. La hermana de María le hizo a la niña un traje de disfraz de GATO, Ventura no lo pudo soportar. María estaba guapísima, pero él no podía con la desesperación de que todos la miraran.
La pareja discutía a menudo, cosas de novios. Pero no podían estar el uno sin el otro.
María recuerda que algunos domingos, se iba a casa de su novio. Cuando llegaba lo despertaba en su habitación, desayunaban juntos. María siempre venía desayunada de su casa, pero repetía para estar con él.
Pasaban grandes horas en casa de su novio, incluso en ocasiones se quedaban dormidos en la habitación. Cuando se despertaban siempre tenían hambre, así que se comían un bocata de tortilla, o unos boquerones en aceite. La madre de Ventura siempre tenía algo apetitoso para esos novios hambrientos.
Más de una tarde mientras Maria estudiaba en casa de Ventura, salían ha hacer un descanso, y como no compraban un poco de jamón dulce, en una tiendecita llamada VILA.
Ventura y María la mayoría del tiempo que pasaban juntos compartían momentos de comidas.
En una ocasión cuando la pareja estaba paseando por VALLVIDRIERA, tuvieron un pequeño accidente. Suficiente para dejarles una herida a cada uno e sus rodillas. Cicatriz que llevaran por el resto de sus días; un vínculo más de unión. Esa noche después de pasar por el hospital. María llega tarde a casa. Y se encuentra a su padre esperándola en la cocina. La está esperando para recibirla con una páliza. El padre le dice que nunca más se le ocurra llegar tarde. Ella intenta explicar que ha sufrido un accidente. Pero él no la escucha, le propina una serie de golpes. Ella no puede hablar, y asume la responsabilidad. Ya tiene dos heridas la de la rodilla y la psicológica.
Cunado al día siguiente se lo cuenta a su novio, él no se lo puede creer. él no imagina que el padre de María sea así. Pues si señor, ese individuo era así.
La pareja también acude a un frankfourt situado en la calle Mayor de Gracia, el KLAN.
Y así van pasando su noviazgo, entre enfados, reconciliaciones, meriendas, cenas. SIEMPRE JUNTOS.

LA VIDA SIGUE.

Realmente y de forma impresionante, la vida continua, Tu mente se puede estancar, pero la vida sigue. El tiempo pasa y tu te has de dejar llevar. De nada sirve mirar hacía atrás, el ser humano debe avanzar.
Lo peor que le puede pasar a una persona es no evolucionar, eso significa que puedes empeorar emocionalmente. Es precioso tener recuerdos, es maravilloso recordar viejas experiencias; pero es perjudicial querer vivir anclado en el pasado.  Sobre todo porqué eso no alimenta psiquicamente.
María se arma de valor, no sabe si realmente está curada. Pero sabe que ha de mirar hacia delante, que ha de seguir su destino. Que ha de luchar para afrontar sus problemas, que ha de VIVIR.
Es a partir de entonces cuando ella decide poner todo su empeño para ser una PERSONA, para labrarse un futuro. En esos momentos la chica aprovecha cualquier oportunidad tanto laboral como educativa.
Lo quiere hacer todo, sabe que no es tarea fácil. Pero lo ha de intentar.
Trabaja en lo que le sale, estudia todo lo que se le pone entre ceja y ceja.
Empieza ha realizar cursos, y para sorpresa de algunos, supera todas las expectativas. Ella es así, es muy insistente, cuando se propone algo por lo general lo consigue.
Empieza a dedicarse al cuidado de personas mayores. Toda una contradicción a lo que estudió. Pero así es Maria, siempre le dijo su profe psicóloga, que sería persona de probar varios temas. Que es incansable esta chica, le encantan los nuevos retos.
Se dedica ha hacer encues
tas, para una gran EDITORIAL, concretamente SALVAT.
Se convierte en CAPTADORA DE CLIENTES de la empresa Circulo de Lectores.
Empieza sobre al año 87, en la empresa DAMART, como auxiliar administrativa.. Y en el año 91 se dedica en la empresa DIA, empieza siendo encuestadora, y acaba siendo cajera.
Llega a ser dependienda de charcuteria, llega a realizar limpiezas
Hace lo imposible por salir a flote.
Incluso logra sacar la titulación de GUARDA DE SEGURIDAD.
Menuda chica, super inquieta.
Y a la vez compagina todo esto con la dedicación a su novio. Con los problemas en su casa. Compagina su vida con la vida que la rodea.
Su más preciado trabajo; aparte del actual, fue el duro esfuerzo y la gratificante recompensa que inició en el COTTOLENGO DEL PADRE ALEGRE.. Allí trabajo durante muchos años, y fue una experiencia muy enriquecedora en todos los sentidos.

lunes, 27 de mayo de 2013

I Concurso de Relatos de LibrosVeo.com

I Concurso de Relatos de LibrosVeo.com

DEPRESIÓN.

Aproximadamente sobre al año 83 cuando María cursa su último curso de instituto.
A MARÍA algo no le va bien. Se siente desfallecer, se siente morir. Siente que se cae en un pozo sin fondo, no sabe lo qué le pasa. Pero intuye que algo no funciona. Después de decidir que iba a dejar a su novio.
Entre él y alguna persona más hacen posible que ellos regresen. Hacen posible que ellos estén juntos.
Pero María no las tiene todas. Ella no se siente bien. No está feliz, no está tranquila.
Ventura ha conseguido volver a tener a María bajo sus dominios.
El curso a la chica se le da bastante bien. Ella siente que realmente todo va viento en popa.
Pero no es así, la verdad es que NO.
María tiene grandes confusiones; decide que ha de hacer algo con su vida. Y empieza a iniciarse en el mundo de las OPOSICIONES. Ella quiere conseguir a toda costa ser alguien. Siempre supo que debía ser alguien.
Mientras trata de sacar sus oposiciones. Quiero hacer constar, que en su casa la ayudan todo lo posible.
Incluso le regalan a la niña una máquina de escribir OLIVETTI, LETTERA 32. Se acuerda perfectamente de modelo. Hacen lo posible para que la niña pueda llevar a cabo todas sus ilusiones.
María trabaja a la vez que estudía, empieza ha hacer de canguro en HOSPITALET, PASA UN AÑO MARAVILLOSO.
Pero no logra sacar sus oposiciones. Eso la deja totalmente defraudada.
Por otro lado ella lo sigue intentado. Es bastante cabezona. Es muy perseverante, tenaz, cuando quiere algo; lo intenta, lo intenta, lo intenta
María cree recordar que hasta le regalan un ciclomotor.....
Todo lo necesario para que María empieze su vida, sin altibajos.
Ella quiere dejar claro que agradece todo el esfuerzo realizado por todos sus seres queridos.
GRACIAS DE SU PARTE.
Pero no prospera la situación, María no se encuentra bien.¿ qué le ocurre a María?
Poco a poco la chica va dejando de EXISTIR.
Paso a relatar cómo empieza la depresión de María.
Comenta la chica, que no sabe cómo, ni cuándo ni dónde empieza su fatal vivencia.
Lo recuerda como algo oscuro, díficil, extraño, lejano, casi imposible de recordar. Inicia una etapa en su vida; en la cual ni ella mísma se reconoce. No se entiende, no se comprende. No sabe lo qué le pasa.
No sabe dónde se ha metido, y mucho menos cómo salir.
Recuerda que día tras día, se levantaba con gran esfuerzo para ir al cole. Recuerda que los cafés con leche que le daba su madre; de repente le sientan fatal.
Sale cada mañana de su casa, y al empezar a bajar sus escaleras vomita todo lo que ha ingerido en casa.
En la porteria la espera su novio. Ella hace sacríficios para que él no note que se siente fatal.
Y así día tras día.
Un día cree recordar que le comenta algo a su novio, con referencia a su estado de ánimo. Y él le dice que eso son tonterías.
A quién le puede contar María lo que le pasa.
A quién puede recurrir.
Ni ella misma lo sabe.
Entonces de la noche a la mañana su hermana CARMEN, denota que la niña no está bien. Y deciden que la han de llevar al médico.
La madre de MARÍA está de acuerdo, piensa que es lo mejor.
Así que ni corta ni perezosa, la madre de Maria la lleva al médico. Ella asiente.
Ella recuerda que un día llega a casa, y explota, su cuerpo pone fin a todos los sentimientos y emociones.
La chica revienta y le dice a su madre que no puede más. Eso pone a la madre alerta.
Al menos la chica reconoce que algo no va bien.
Por fin se da cuenta de que necesita ayuda.
María recuerda que alguno sospechó que podía estar embarazada. Más que nada por los síntomas que la niña sufría. Mareos, náuseas, vómitos, debilidad, malestar general, cambios de humor, etc.
ALGUNOS pensaron que María estaba embarazada.
Lo mejor llevarla al médico.
María pasa del médico de cabecera, al especialista. Del especialista, después de hacerse radiografias, etc pasa al psicólogo, y directamente al psiquiatra.
Cuando el médico psiquiatra visita a María, la aturde a preguntas.
Indaga en su pasado, cosa que a la niña no le hace ninguna gracia.
EL PSIQUIATRA decide que lo mejor será tratar a la chica con antidepresivos más somníferos.
Decide que lo mejor es que ella empiece un tratamiento psiquiátrico.
La família se alegra por un lado de que la chica no esté embarazada.
Pero no saben a lo qué se deben enfrentar, la niña tiene un transtorno psicológico grave.
María explota, saca a relucir todo lo acontecido durante su infancia. Pero nadie es capaz de averiguarlo.
Ni siquiera ella misma. Eso hace que la chica cada vez esté más perturbada.
María empieza su tratamiento, haciendo caso de las recomendaciones.
Pero ella siente que no está bien, se toma su medicación. Lo único que nota es que engorda con facilidad.
María siempre fué una niña bastante enclenque, por lo tanto ella no está realmente convencida de que la medicación sea lo más apropiado.
María se hincha, nadie sabe porqué. María cada día está más perdida; nadie sabe porqué.
María recuerda un día, estando todos juntos comiendo en casa. Incluso ya existía unos de sus sobrinos, cómo no pudo evitar explotar y echar a llorar. LLORABA de manera desconsolada, lloraba, lloraba, lloraba....
Y su padre que la observaba con tristeza y preocupación. Decía al resto de los comensales:
NO LE PASA NADA, DEJADLA, DEJADLA.
Y María recuerda cómo se desesperó, cómo notaba que perdía el control de su cuerpo, hasta tal punto que no era dueña de sus ideas, de sus decisiones, de sus sentimientos. No era DUEÑA de nada.
Recuerda que pasó tal vergüenza; sobre todo pensando en su sobrino. Que una de las cosas que se ocurrió, era que lo mejor sería desaparecer.
Y María empieza a caer, caer cada vez más. Dónde estaría en fin de la caída. Dónde podía estar el fin de esa agonía, cuándo se acabaría ese sufrimiento.
Un día María en su visita periódica con el psiquiatra: le comunica que quiere dejar la medicación. Que se siente cada día peor. Ella nota que no mejora. Y que realmente el tratamiento no responde.
Entonces el médico, le dice. No puedes abandonar, no tires la toalla. Ahora NO.
La medicación se tenía que dejar poco a poco.
Pero María le dice a su médico, que ella no puede dormir. No se puede despertar. No puede iniciar un día normal de su vida. Con lo cual piensa que se han equivocado en el diagnóstico.
María siempre fué muy lista, no se le escapaba detalle. Era tan inteligente. Y por fin decidió dejar la medicación bajo su responsabilidad. El médico le dijo que no sabía qué podía pasar. Ella pensó que lo iba a conseguir, que debía salir sola de todo aquello. Que ya no quería estar ni un día más así.
Así empieza la salida del letargo de María, una lucha que pudo superar. Esencialmente gracias a su empeño.
Tardó como un año, en superar esa gran traba que apareció en su vida. Tardó bastante, pero quiso salir sola, quiso intentarlo. No quiso que por ningún motivo la llegaran a ingresar en ningún CENTRO.
María sabe que todo el que la conoce, sufrió algún cambio conjuntamente con la chica.
María sabe que algunos ni se enteraron de su enfermedad.
María sabe que algunos estaban confundidos.
María sabe que algunos la apoyaron, sabe que algunos no la entendieron, sabe que algunos intentaron poner la carne en el asador. SABE SABE SABE  SABE.
María lo sabe, y por encima de todas las cosas; quiere hacer saber al Mundo entero, que cueste lo que cueste.....
SE PUEDE, se puede salir de una DEPRESIÓN.
María no sabe si realmente tuvo esa enfermedad, o tuvo ANOREXIA, no lo sabe porqué ella no es médico.
Pero simplemente sabe que el  mejor sanador de un paciente es uno mismo.
Si quieres mejorar en tus enfermedades, el primero que se lo ha de CREER eres TÚ.
No sirve de nada que todos te quieran ayudar. Si tú no estás dispuesto, no se puede.
Lo único que hace mérito, lo único que hace realmente llegar a tener resultados; es UNO MISMO.
UNA PERSONA SIEMPRE SE ENFRENTA SOLA A SUS MIEDOS.

BURGOS.

Después de toda una apoteósica primavera, María siente demasíada presión. Sobre todo en casa y con su novio principalmente.
Su novio no es un gran paciente. María se ha de armar de valor para tener la sufiente paciencia.
María acaba su curso en el instituto. Ya ha cursado 2º de JARDIN DE INFANCIA, no le ha ido del todo mal.
Y como cada año la família de María se van de vacaciones.
María después de pasar el accidente de su novio. Se empieza a plantear si realmente debe seguir con él. `Principalmente porque él no la valora lo sufiente, tiene bastante mal genio. Ella ha intentado hacer todo lo posible porque la recuperación de Ventura fuera lo más agradable posible. Pero él tiene un humor de perros.
Ella cree que no se lo merece. Ella cree que lo ha de hacer por amor  y no por obligación.
Y él está insoportable. Con lo cual ella le dice que necesita tiempo. Que debe reflexionar, que se va de vacaciones, y necesita pensar. Necesita asegurarse de qué realmente ese chico la merece.
Pues al final ella se va. Y le deja claro a VENTURA, que va ha hacer su vida, ella dice que no le debe nada a nadie.
Quiere disfrutar de sus merecidas vacaciones.
Y ASÍ LO HACE.
Cuál es su sorpresa; cuando de repente, sin previo aviso. Llega Ventura a BURGOS.
Ella no sabe dónde esconderse, no sabe cómo reaccionar, no sabe lo qué hacer. Menudo panorama, su família se iba a escandalizar.
Pero menudo dilema, ella ha de aceptar a su novio. Ha venido a visitarla. Se ha recorrido un montón de kilómetros para estar cerca de su novía. Ella lo ha de agradecer. Lega convalenciente, recién salido de una operación.
Así que armándose de valor le dice a su padre que Ventura ha venido, todos se sorprenden ante la noticia evidentemente.
Sobre todo la abuela de María.
Pero claro está no pueden dejar al chico en la calle. Así que lo acogen en casa, le dejan pasar una noche, le dejan dormir.
Mientras tanto María recuerda que en el MORAL de  VALDEZATE; ella le comunica a él que no lo quiere.
Que quiere dejar la relación. Menudo chasco para VENTURA. Aún así ella quiere ser sincera, es algo de lo siempre presumió; de sinceridad, de honestidad, de responsabilidad......
Y con gran dolor en su corazón dá su relación por terminada.
Se siente fatal, sabe que ha hecho venir a su novio desde muy lejos. Sabe que él la quiere. Pero María siempre se ha sido fiel a sí mísma. Y nunca se perdonaría no aceptar sus propias decisiones.
Así que por mucho que VENTURA se empeñe María decide dan por finalizada la relación.
Lo decide ella; no sabe si se arrepentirá el resto de sus días. En ese momento cree que hace lo mejor.
Y él se va a BARCELONA.
Y ella regresa a BALAGUER, a finalizar sus vacaciones.
Allí se reencuentra con su amigo PEDRO, y allí se reencuentra con VENTURA.
Se pregunta si no la van a dejar en PAZ. ELLA lo único que quiere es poder decidir sobre su vida. Empieza a sentir una crisis de identidad. Y no sabe qué debe hacer.

domingo, 26 de mayo de 2013

COMIENZO MOTERO.

En los primeros comienzos de la relación de VENTURA Y MARÍA; al chico le encanta el mundo de las MOTOS. Hasta tal punto que se dedica profesionalmente. También empieza a formar parte de sus vidas.
Ventura convierte su profesión en hobby. Se empieza a dedicar a ello, empieza a correr en moto. Inicia sus primeras carreras. Lo hace sin medios, pero con entusiasmo, con afición. Él se dedica profundamente a su afición, a la ilusión de su VIDA.
María le acompaña en todo momento, recorre con él circuitos. Pasa con él penas y alegrías. Se hace ayudante oficial; debe encargarse de enseñar la pizarra con el tiempo que marca; o sea a cronometrar las vueltas, o para avisar al corredor de cualquier noticia. María se vuelca al máximo para satisfacer los gustos de su novio.
En casa de María no están muy de acuerdo; pero la dejan ir. Al menos cuando es cerca a Barcelona.
Y ahí empieza la época motera de María, todo por su NOVIO.
Ocurre una gran desgracía durante el año 84;,Ventura, sufre un accidente siendo corredor en MONJUICH.
Algo terrible, María presiente que algo no vá bien. Siente que VENTURA tarda mucho en dar la vuelta al circuito. Él no llega, y de repente se escucha una ambulancía. María sabe que es para él.
Todo ocurre muy deprisa, se lo llevan al hospital. María acude seguidamente detrás de él.
Después de todo, la caída no ha sido muy grave. Podía haber sido peor.
El chico se rompe las dos muñecas, y la clavicula. Es de risa, pero de cintura para arriba, está inútil.
Ellos saben que son novios. Pero a los ojos de los demás no es siempre así.
Con lo cual María tiene un poco de problema para poder entrar a la habitación, después de que su novio es operado.
Por fín puede entrar. Lo ve ahí tumbado en la cama. Ella esboza una pequeña sonrisa, y se miran plácidamente. Por fín están juntos después del tremendo susto. Ella sabe que él la necesita.
Otro golpe del destino para afianzar su relación.
A partir de ese día María, iría cada día a visitar a VENTURA, con gran pesar para algunos. María iría diariamente; le cuidaría, le acompañaría en su desgracia.
María recuerda cómo ayudaba a su novio a ir al baño. Cómo él la esperaba para poder hacer  sus necesidades. A él no le gustaba que le cuidaran las enfermeras, esperaba a su novia. María se convirtió en imprescindible para su novio. Le daba de comer, de merendar, de cenar....
María se encargaba de todo mientras su novio estubo en el hospital.
Eso fortaleció su relación. Los dos se sentían incapaces de vivir una vida separados. Los dos pensaban que iban a estar juntos durante el resto de sus días.
Pasaron una experiencia dura, dulce, increible; la historia tuvo colores de todos los matices.
AUN ASÍ ELLOS SEGUÍAN JUNTOS.

DEL AÑO 80 AL 83.

Etapa en la que acontencen varíos sucesos:
María empieza su nuevo curso; va a realizar 2º DE JARDIN DE INFANCIA. Sus estudios no van del todo mal. Sin ser una gran estudiante, María se va defendiendo, sigue trabajando de canguro. Ha de empezar sus prácticas. Sobre este tema la niña recuerda, pasar una época un poco tormentosa.
María hace sus prácticas en VALLVIDRIERA; un centro de MADRES SOLTERAS. De chicas incluso más jóvenes que ella. María empieza a entender a madres jóvenes, empieza a ver su inexperiencia. Sigue estando rodeada de monjas; pero a éstas las llega a admirar. Hacen un trabajo impresionante. Es casi imposible lograr que niñas tan jóvenes lleguen a ser madres.  María aprende a convivir con ellas, a sentir sus fracasos, se hace partícipe de las experiencias de esas chicas. A algunas las admira, de otras se compadece. María aprende mucho más de la vida, que de sus propias teorías. No es capaz de aplicar sus estudíos, más bien se hace persona. Vive la cruda realidad de otras chicas como si se tratara de ella misma.
María se dá cuenta de que en el mundo existe mucho dolor. Las chicas intentan seguir felices. Incluso tienen algún día de fiesta. Normalmente han de residir en el centro 24 horas. Cuando pueden salir a la calle, se entusiasman al saber que van a ver a sus famílias, o a sus novios. Al regresar al centro, las chicas le cuentas a María lo vivido. María se hace muy amiga de alguna de ellas. También recuerda que alguna le robó, pero no quiere dar importancia al hecho. Es más lo disfraza, para no complicar más la vida de nadie.
Aquí es cuando María conoce la SOLIDARIDAD.
Evidentemente María siempre va acompañada de su novio VENTURA, y a él también lo atosiga con estas experiencias.
Y María le cuenta a VENTURA, que no quiere que nunca le ocurra nada similar. Nada parecido a lo que ella percibe en aquel centro.
María y Ventura siguen su relación, se hacen inseperables. Se convierten en una gran pareja. SE QUIEREN.
Pasan alguna discusión de novios, sobre todo relacionadas con los celos. Pero salen airosos de todo, y salen a flote de todos los comentarios que les propinan algunas personas. A algunos no les gustaba que ellos estuvieran juntos. Pero a ellos no les importa. Es más incluso creo que hacía más fuerte su AMOR.
Cuando los novios tienen oportunidad se van juntos a merendar a la COLMENA o a la LLORET.
Es uno de los sitios donde ellos se sienten más cómodos. Recuerdan sus inicios de enamorados.
Ventura sigue acompañando a su novía a casa. María recuerda que uno de esos días; su padre los pilló dándose un beso mientras se despedían. María al subir a casa tuvo PREMIO.......
A ella no le importaba que su padre la mantuviera a raya.
Cuando tenía oportunidad se escapaba para ver a su novio.
Él siempre la sosegaba, la invitaba continuamente a merendar. María recuerda comerse un frankfurt en MAYOR DE GRACIA, comerse un crep en Mayor de Gracia. Hacer un vermut en el ROBLE. MARÍA recuerda que VENTURA siempre la quería alimentar, proteger, mimar, amparar. Ella encontraba en él, lo que en casa no tenía. Yo no creo que María buscara nada fuera de casa. Al menos relacionado con lo material. Porque tenía a su madre siempre atenta.
Lo que yo creo es que MARÍA encontraba en VENTURA; además de AMOR,  caprichos, que en casa no habían.
Sea como sea LA PAREJA SEGUÍA SU ANDADURA.


FIN DE CURSO EN EL INSTITUTO.

María no consigue recuperar las asignaturas pendientes para poder pasar de curso. Eso significa que tendrá que repetir.
No es una idea que entusiasme a María, pero es lo que hay. Ella se empieza a mentalizar, sabe que sucederán muchos cambios. Sabe que perderá de vistas a sus compañeras. Sabe que tendrá que conocer a gente nueva.
Y sin esperarlo, sucede algo increible. Las dos amigas de María, con las que mejor complicidad tenía; también repiten curso. No podía ser mejor noticia. María empezaría un curso nuevo, con dos de sus grandes amigas. Ella estaba entusiasmada, emocionada, además de compartir amistad. Iban a ser las reinas del cotarro. Iban a ser las mayores, las NO NOVATAS; las repetidoras pero con experiencia. Y realmente a María le fué muy bien repetir curso, porque todas las materias las comprendió mucho mejor.
Y pasó el curso con grandes recompensas. Logró aprobar; sobre todo las materias favoritas.
Y para celebrarlo se van todos los de clase de viaje de fin de curso.
Se van a la costa, María recuerda que fueron a SANT FELIU DE GUIXOLS.
Fué una experiencia inolvidable, lo pasaron genial. Aunque María siempre hechaba de menos a su família.
María recuerda grandes excursiones, disfrutar al máximo de sus amigas. Sentir toda la complicidad entre compañeras. Y sobre todo recuerda el acercamiento a su profesora favorita. Su profesora de PSICOLOGÍA. Ella consiguió que María se iniciara en este misterioso mundo.
Se llamaba ISABEL, la psicóloga también ejercia parapsicología. Un mundo que a MARÍA le fascinaba.
Aquí empieza María a interesarse por esta ciencia. Paralelamente una tía de María también hace que la niña sienta un gran interés por este tema.
María hace sus pinitos, empieza a investigar, estudía, va a la biblioteca de su barrio. Se interesa profundamente por la PSICOLOGÍA. Y es un tema que no comunica a nadíe. Es algo que María guarda en secreto por mucho tiempo.

¿INFIDELIDAD?

María y su família han de finalizar sus vacaciones; y eso sucederá en BALAGUER.
María sabe que en esa ciudad; tiene a uno de sus mejores amigos. Sabe también que perduran en su mente grandes experiencias al respecto. Sabe que disfrutó durante muchos veranos de su amigo y su pandilla.
Sabe que corre un grave riesgo si se reencuentra con su amigo PEDRO. Porque PEDRO fué para ella uno de los mejores pretendientes que pudo tener.
Recuerda el aroma de PEDRO, recuerda las charlas con él, recuerda los mejores momentos de su adolescencia e infancia junto a él; al menos en días de verano. Recuerda que él siempre la apoyó en todas las decisiones que María debía tomar. Era su mejor amigo. Era un chico que durante el invierno no convivía con María; pero en verano compartían todo lo posible, todo lo vivido durante el año. Pedro era un gran deportista, amable, guapo, atractivo, y ella sentía miedo de volverlo a ver.
Seguramente María sintió la obligación de darle explicaciones a PEDRO. Seguramente era necesario, deberían tener una intensa conversación.
María sentía que se movía entre dos aguas. Increiblemente su madre; la cual estaba encantada con PEDRO, le dijo a María que no estaba bien que jugara dos bazas a la vez. Le dijo a María decídete: PEDRO O VENTURA.
Y la niña acorde con sus pensamientos, pensó que lo mejor sería ser sincera; descubrir sus sentimientos hacia PEDRO. Se tenía que demostrar a sí mísma que estaba realmente enamorada de VENTURA.
Y ella creyó que la mejor manera era estar junto a PEDRO. Así lo hizo, pasó unos dias inolvidables junto a su amigo. Él intentó reconquistarla, intentó invitarla a su casa varías veces. María era muy bien recibida en la familía de PEDRO. Pedro le enseñó fotos a MARIA referentes a ellos dos, a su infancia, a su adolescencia.
A María se le partía el corazón, al ver que ese chico estaba tan enamorado de ella. Y ella no podía sentir lo mismo. Después de algunos días, de varios encuentros, de coloquios interminables. María le dice que sinceramente está enamorada de un chico de BARCELONA. Y Pedro tan comprensivo como siempre le dice que ya lo sabe. Ella se quiere morir, siente tanto daño; por ella, pero lo que más siente es el daño que le causa a su AMIGO.
Pedro es tan tenaz y educado que le dice a Maria que esté tranquila; incluso le dice que lo va a tener para siempre como amigo. Y ella se siente desfallecer, siente que se derrumba, lo siente tanto; que no sabe qué decir. Sólo le pide a su amigo perdón, y le dice que lo quiere con locura. Lo quiere mucho, lo quiere como a un hermano. LO QUIERE Y LO QUERRÁ SIEMPRE. Él se lo merece. Siempre respetó a María, siempre respetó las decisiones de María
Incluso habiendo tenido los dos una gran presión para conseguir estar unidos. PEDRO siempre le dijo a María que ella debía sentir algo por él. Sino era así, mejor continúar siendo amigos para siempre.
Era encantador tener a un amigo tan cercano, tan AMIGO.
Fué tan grande su amistad. Que cuando María volvió a Barcelona, Pedro la seguía llamando. Simplemente para saber cómo estaba la niña. Incluso en alguna ocasión le dijo: si no estás bien con tu novio, aquí tienes a tu segundo plato. Pedro llegó a admitir que estaba a espensas de María; siempre que ella quisiera.
Pedro iba a Barcelona a visitar a su amiga. Recorrieron la ciudad juntos, junto a Ventura y al hermano de María. Formaban un gran equipo. Formaban una gran família. Pedro no estaba muy contento, Ventura tampoco. Y MARÍA se empezó a sentir culpable. Porque realmente no beneficiaba a ninguno de los dos. Era imposible que los tres formaran amistad. Por mucho que Pedro puso de su parte. Ventura no adimitía tanta amistad, no admítia compartir a su novía con ningún amigo. No lo podía comprender.
El hermano de María intentaba poner paz entre todos. Pero la cosa se hacía un poco insostenible.
María se sentía muy a gusto. Ella veía que Pedro seguía en su línea amigablemente, ella sentía que Ventura tenía claro que la niña le pertenecía a él. Pero el hermano de María, fué el que decidío que aquéllo debía romperse. Para no dañar a Pedro, sobre todo por eso. Porque el hermano de María presintió que Pedro estaba esperando el momento oportuno para acceder a María.
Era una situación complicada.
María decide dos cosas; una hablar seriamente con Ventura, y otra hacer lo mismo con PEDRO.
Ella es la que tiene que solucionar este lío.
Y lo consigue, con PEDRO es muy fácil. Con Ventura, no tanto. Pero al fin y al cabo María se a a quedar en Barcelona junto a él. Eso ya es importante.
Pedro asume que pierde la batalla. A partir de entonces María muy a su pesar empieza a perder el contacto con su mejor amigo. Y aunque en ocasiones recibe noticias sobre él, no lo ve nunca más. La madre de PEDRO, le comunica a María que él está bien, pero también le dice que jamás olvidó a María.
Y la vida sigue, y las personas escogemos nuestro camino. Y sabemos a dónde vamos y sabemos a dónde queremos ir. Y el destino nos enseña el camino.......
María recordará siempre a PEDRO.
María se entrega totalmente a VENTURA.

sábado, 25 de mayo de 2013

VERANO AÑOS 80.

María debe irse de vacaciones. Van a ser una vacaciones complicadas. En primer lugar María ha de estudiar, todo el verano. En segundo lugar María se tiene que ir y dejar a su novio.
Pero la família decide. Y María ha de obedecer. Ella recuerda los viajes en coche con su padre; normalmente cantando. Su padre era féliz si ella cantaba junto a él. La niña tenía facilidad para memorizar las canciones, y eso a su padre le fascinaba. Para que el viaje fuera más divertido, cantaban, sobre todo canciones de ALBERT HAMMOND o de JORGE SEPÚLVEDA. María recuerda con gran cariño ERES TODA UNA MUJER Y MIRANDO AL MAR; ambas de estos autores.
Mientras la madre de María solía dormir, porque desafortunadamente se mareaba a menudo. María recuerda hacer esas paraditas; para desayunar, almorzar, comer, merendar. En Soria, en Zaragoza, en el Puerto del Madero. Así hasta llegar al destino VALDEZATE.
Allí las cosas no estaban mal, se comía bien, se estaba en família, se hacían festines, se iba en bici. Era muy placentero y tranquilo.
Pero María no se sentía bien. Todos la intentaban ayudar, su família, sus amigos....
María lloraba diariamente, no podía estar cerca de su novio. Se pasó ese verano escribiendo cartas de AMOR, incluso a veces se podían hablar por teléfono. María sufría mucho. Y al mismo tiempo debía estudiar para sacarse el curso.
Horrible, un verano fatal. María tuvo suerte de que algunos amigos del pueblo, la querían distraer, animar. Ella lo agradecía, pero no podía conseguir por muchos minutos apartar la mente de su AMADO.
Todo lo que durante el día hacía la niña, se lo escribía a su novio. Era una manera de estar cerca de él. Él incluso a menudo le mandaba a su novia dinero, para que ella pudiera comprar sellos y seguir escribiendo. En algún día llegaba a escribir dos o tres cartas. María contaba todo, desde que empezaba el día hasta que terminaba. Estaban unidos en la distancia. Su AMOR se fortalecía minuto a minuto, su AMOR no tenía dudas. Se querían tanto que eran imposible acabar con todo el AMOR que ellos sentían.
Algunos intentaron hacer olvidar a María a su novio, era imposible. Ese AMOR era verdadero, ese AMOR no se podía medir, no se podía quebrantar. Por mucho que a algunos les pesara. ELLOS ESTABAN UNIDOS por siempre.
Y María recuerda que toda la disciplina a la que estaba acostumbrada; en el pueblo se disipaba. Su padre era más benévolo. Y ella no lo entendía, y tampoco lo iba a aprovechar. Su cabeza estaba en BARCELONA.
Y así fué pasando el verano.
María se moría de ganas de regresar a Barcelona.
Pero antes iban ha hacer una parada en BALAGUER.
PELIGRO........

AÑOS 80 COMIENZO DEL INSTITUTO.

María ya tiene claro que ha dejado de ser una niña. Atrás quedan sus recuedos; sus canciones de juegos infantiles. Ella hace un retroceso, para intentar no olvidar algunos bonitos momentos de su infacia.
Recuerda canciones de memoría: como por ejemplo la CHACHA MIRINGUELA, MAY SE FON YUTY, DON MELITÓN, 1 2 3 PICA PARED, AYER EN EL CUARTEL.
Asume que eso va a terminar. Y además ya tiene novio. Una de las personas que más se alegran; a parte de sus amigos, es la hermana de MARÍA. Una de las personas que menos se alegra es la mejor amiga de MARÍA EN ESE MOMENTO, una chica llamada MONTSE. Una amiga con la que iba a ir al Instituto.
Empieza el otoño. María se arma de valor. Ha de empezar sus clases. Debe ir a un sitio desconocido, lejano, conocerá gente nueva. Todo en general la tiene algo preocupada.
Quiere demostrar a su padre que ella lo puede hacer. Él está muy ilusionado con el comienzo de la niña en el nuevo CENTRO.
Y ella le hecha valor.
El primer día MARÍA, siente una especie de hormigueo por todo su cuerpo. Va al INSTI con su mejor amiga; la sorpresa es que las separan de clase. Entonces MARÍA SE SIENTE DESAMPARADA.
Pero lo intenta, enseguida se hace entre las más populares. Porque aquel insti, era sólo de mujeres.
Pertenecía a unas monjas. Aunque las clases las daban profesores sin hábito.
En esta étapa MARÍA, se logra hacer paso entre las más populares; a María no le cuesta mucho.
Empieza poco a poco, a mediados de curso la NIÑA está integrada en el grupo de clase con más poder.
Sigue siendo la más discreta, pero encaja bien en el grupo. Bueno al menos en ese sentido la niña se siente cómoda. Se toma el comienzo con bastante ilusión. Recueda tener alguna rencilla con su mejor amiga. Ventura empieza a querer acompañar a su novia; y eso no le gusta a MONTSE. María ha de tomar una de las peores decisiones de su vida, ha de elegir entre su amiga y su novio. Costándole mucho sacrificio la niña elige a su novió. No puede conseguir mediar para tenerlos a los dos. Su amiga no acepta compartir a MARIA. La niña cada día pasa más horas con su novio. Además de que eso también creaba buena fama entre todas las de grupo del cole.
Las amigas se contaban sus desdichas, sus aventuras, sus logros, sus fracasos. Se lo contaban todo. FUÉ realmente una época maravillosa.
María recuerda con gusto esos bocadillos que le preparaba su madre. Cómo su madre se levantaba todos los días para calentar la ropa de MARÍA EN LA ESTUFA, cómo le preparaba el desayuno; el café con leche calentito. Y cómo despedía diariamente a su niña. Ella se iba muy pronto de casa, las clases empezaban a los 8 y terminaban a las 2. Algunos lunes, como en casa no había pan, a Maria le daban dinero para comprarse un bocata en el Insti, le sabía delicioso.
Así transcurre el primer año de cole, María suspende tres asignaturas; no las recupera en junio, ni tampoco en septiembre. Con lo cual le toca repetir CURSO.
La niña recuerda, a dos de sus profesores, muchas anécdotas. Muchas experiencias. Recuerda sobre todo a VENTURA acompañarla y recogerla cada día; lloviera, hiciera frío, tronara, hiciera calor.........
Recuerda dar preciosos paseos con su novio por el barrio gótico, antes de entrar a clase.
Una época maravillosa.
Recuerda como un día todas las compañeras deciden hacer campana. Una de ellas, propició que todas fueran a la CIUDADELA, allí iban a fumarse un cigarro de la RISA. Eran como unas ocho o nueve chicas, creo que no alcanzó para todas.
La asignatura preferida de MARIA era PEDAGOGÍA Y PSICOLOGÍA, tampoco se le daba nada mal TEOLOGÍA. María por esta época empezó a realizar algún canguro. Su profesora preferida de psicología, la recomendó para algún trabajo por las noches. María empieza a ganar dinero. Algunos días también hacía de canguro en GRACIA. Por lo tanto la niña por la mañana iba al cole, y por la tarde o alguna noche trabajaba.
Su padre se sentía orgulloso de ella. A su manera se lo hacía saber. María empieza a labrar su fúturo.
 Finaliza el curso; llega el verano.
Antes de finalizar este capítulo quisiera hacer mención y opinar sobre las monjas.
María no se tropezaba a menudo con las monjas del cole, pero ellas vivian ahí, en la última planta.
Cuenta la niña, que un día bajando las escaleras al finalizar el día escolar: ella bajaba abrazada a una de sus amigas. Una monja les dijo que volvieran a subir a clase, y que volvieran a bajar como dos señoritas.
Como dos personas, no como una pareja de enamoradas. A María le molestó profundamente, principalmente porque ella tenía novio y su amiga también. Es que dos amigas no podían demostrarse cariño mutuamente con un simple abrazo, qué significaba, María no lo entendía. A ella nunca le gustaron las injusticias, menos aún sin fundamento. Y María dice que le constestó a la monja, y le dijo que estaba equivocada. Igualmente María pensó que aunque fuera cierto, aquélla monja no tenía derecho a recriminar un bello acto de AMOR.
Por eso y algún otro motivo en esa época María no confiaba mucho en la postura de las monjas; al menos en las que ella conocia. Años más tarde se destaparían algunas sorpresas relacionadas con la IGLESIA.



VIVIR ENAMORADO.

Y así se van sucediendo los hechos, así se va acabando el verano. Así va María día tras día, intentando conquistar a su NIÑO.
Diariamente se veían, no es que se citaran, no es que quedaran a una hora pactada. Simplemente se encontraban, o más bien los unía el destino. María estaba algo confusa, tanteaba el tema. Ella siempre fué desconfiada, recelosa,; sobre todo en lo que se refería a algo que la pudiera pertenecer.
María era una niña bastante dura; debido a su tormentosa infancia, ella era un tanto complicada. Incluso orgullosa, de un carácter controvertido. Pero eso no importaba a VENTURA. Creo que él estaba en ese momento enamorado del físico de la niña, indudablemente no la conocía personalmente. María dejó de ser una niña, para convertirse en una adolescente con sus quebraderos de cabeza. En su casa la situación más o menos continuaba igual. Ella hacía esfuerzos para vivir una vida lo más placentera posible.
María empezó a tener fama entre otros chicos. Chicos que en épocas anteriores no se fijaban en ella. Pero ahora estaba de muy buen ver. Parecía un trofeo, casi todos los niños guapos; tanto de la PLAZOLETA como de la PLAZA DEL SOL, se la rifaban. Ella no llegaba a comprenderlo, pero todavía se sentía más orgullosa si cabe. María pensaba que había llegado su hora, que todo lo que en un pasado la atormentó ahora podía cambiar.
Y se tomó su venganza personal, nunca se lo dijo a nadie. Era bastante calculadora. No tenía ni un pelo de tonta. Entonces su actitutd se hizo firme, ella tenía el PODER. Lo iba a aprovechar. Se aferró a su guapura, a su dulzura. Sacó el provecho oportuno, intentando no hacer daño a nadie. Porque María era muy honrada, amiga de sus amigos, responsable y SERÍA. Eso decía la gente que era muy SERÍA. Ella se sentía orgullosa, creía que estaba en lo cierto, que su forma de ser era la ideal. Yo creo que son fábulas de la adolescencía, que con el tiempo uno va definiendo su persona. Y claro constantamente, debido a los cambios propios de la etapa, uno va perfilando su carácter. Pero cuando eres joven no lo sabes ver. Maria se convirtió en una chica de díficil acceso. Con esa actitud incluso tenía más éxito. Entonces ella tenía la sartén por el mango, y decidiría con quién se quería quedar. Decidiría a quién iba a alegir. Mientras flirteaba con unos y otros tontamente. A VENTURA se le hacía más díficil la conquista. Él ya no estaba entre los primeros, él empezó a formar parte de la reserva. Nunca perdió puntos, ya que MARÍA sólo pensaba en él. Pero ella tuvo la oportunidad de experimentar con otros chicos, de esa forma ella conseguía tener a VENTURA al acecho, él no se acercaba demasíado. Pero no perdía de vista los movimientos de la niña. Ahora María se sentía importante. Creía tener el mundo bajo montera.
Y salió en pandilla, salío con otras personas, probó el dulce sabor de la miel. Pero nunca sintío lo que sintió el primer día que salió a dar una vuelta en moto con su CHICO.
Un día cuenta MARÍA, que de regreso a su casa, se tropezó con VENTURA. ÉL la invitó a tomar algo en un frankfourt situado en la calle MOZART.
Ella consintió, y no es que hablaran demasiado, pero no podían dejar de mirarse. Se sonreían, se enamoraban, no podían evitar dejar fluir sus sentimientos. Y cuando salieron del local, Ventura la quiso acompañar hasta casa. Ella accedió, una vez en su portal; que no estaba nada lejano. Él la quiso besar, ella se apartó. Ventura le pidió perdon, le dijo que quizás no era momento. Se disculpó diciendo que no debía ir tan deprisa. Le dijo a MARIA que iba a esperar, hasta que ella quisiera darle un beso. Ella se sonrojó, no supo qué decir, no supo cómo actúar. Simplemente se cayó. Y fueron pasando los días, él la buscaba continuamente, ella se dejaba encontrar. Aunque cada uno hiciera su vida por separado, a la hora de volver a casa él era el que la acompañaba hasta su casa. Se despedía de ella por la noche, como si fuera su guardían. Y casualmente por la mañana María a la primera persona que veía en la calle era a Ventura.
Poco a poco la cosa iba cuajando, él supo cómo llegar a la niña, él supo enamorarla del todo, ÉL SUPO.
De vez en cuando salían a dar un paseo en moto, a veces solos; en ocasiones acompañados. María veía que alguna chicas de su edad hacían cosas, que ella no hacía. Acudían a alguna fiesta, María veía cosas que no le gustaban. Como mucho jugaba a algun juego algo subidíto de tono. Pero simplemente era un juego. Besitos y caricias.
Y hacía finales de verano, una noche en el portal de MARÍA; VENTURA le dice:
Ya no hace falta que TE PIDA PARA SALIR NO?
Si MARÍA confirmaba esta frase, significaba que iban a ser novios oficiales.
María no pudo pensar, no tardó ni un segundo en contestar. Movió sútilmente su cabeza, ladeo un poco su cara. Y  obsequió a VENTURA con un beso en la cara.
MARÍA Y VENTURA YA ERAN NOVIOS.

viernes, 24 de mayo de 2013

AMOR VERDADERO.

A hilo del epísodio de ayer:
María siente consquillas, mariposas, gusanillos; siente de todo en el interior de su barriga. El corazón le va a estallar, siente como le quiere explotar. Siente una serie de emociones, sensaciones. Bastante díficiles de describir. Su mente no es capaz de asimilar tales sentimientos en décimas de segundo. Siente que se le escapa el tiempo, quiere actúar rápido. No sabe cómo, pero lo ha de hacer. Y empieza a reaccionar, y su postura es hacerse la dura. Algo que parece que le funciona. Se hace la interesante, como si la cosa no fuera con ella.
Y entonces empieza una GRAN HISTORIA DE AMOR, AMOR PURO Y VERDADERO. AMOR , en toda la plenitud de la palabra. AMOR SIN BARRERAS, AMOR SIN LÍMITES, AMOR, AMOR, AMOR.
VENTURA, invita a las niñas a dar una vuelta en moto. María no tiene tiempo de asentir con la cabeza; quiere ser la primera voluntaria. PERO no ocurre lo que la niña desea. Una amiga se adelanta y dá el SÍ.
Bueno a decepcionarse toca. Ella espera que VENTURA, diga que prefiere llevar a MARÍA, pero no sucede así. Ella piensa que vuelve a fracasar, se queda triste, ensimismada. Y bueno VENTURA se va a dar una vuelta con NATALÍA. Natalia era una niña muy avíspada, sin reparos, decidida. Y creo que estaba enamorada de VENTURA. ASÍ que MARÍA, piensa en tirar la toalla. De repente sospecha que ha perdido la oportunidad de su vida. Piensa que no ha aprovechado el momento.
Nada más lejos de la realidad.
La niña Natalía se sube en la moto de VENTURA, y se van; pero dan una vuelta a la PLAZOLETA, la vuelta no dura ni 5 minutos.
María mientras tanto, se corroe, se siente desfallecer en celos, rabia, etc. Toda una seríe de sentimientos, imposibles de explicar. Sólo María sabe lo que sintió.
Y VENTURA, inexplicablemente le dice a MARIA:
¿QUIERES SUBIR EN MI MOTO?
María no sabe qué decir; mira a su hermano para pedirle permiso. Mira a su amiga MERCEDITAS, mira a su amiga MARIBEL. Quiere pedir opinión. No es capaz de decidir por sí mísma.
Y todos la apoyan con la mirada, sin mediar palabra. Se entienden a la perfección.
MARÍA SE SUBE EN LA MOTO.
No sabe cómo sentarse, cómo ponerse, no quiere rozar el cuerpo de VENTURA. Está incómoda y a la vez se siente en una nube. Piensa que flota, ni siquiera puede sentir lo que siente.
Empieza el recorrido, a ella le encanta el olor que el viento consigue hacer llegar a María; olor a VENTURA, a moto, a gasolina, a NIÑO. Al niño de sus sueños, al chico tan ansíado durante unos 5 o 6 años. Por fín puede estar con él, cerca de él, respirando el mismo aire. No hablan, no pueden articular palabra. Sólo SIENTEN. Es impresionante cómo se pueden sentir miles de emociones, en pocos instantes.
Y siguen avanzando en moto. María recuerda que fueron bastante lejos, salieron de BARCELONA, hacía la REBASSADA. Hacía frío. Ya era de noche.
VENTURA le dice a MARÍA:
¿TIENES FRÍO? Ella dice que SÍ. Él le ofrece su chaqueta. María se siente morir. Se a va poner la chaqueta de su príncipe. Está encantada. Se siente abrigada. Emocionada de tener tan cerca el aroma de su NIÑO, lo siente en sus carnes. Algo impresionante. Y él seguramente tiene frío. Ella se preocupa, pero él intentando hacer uso de su hombría, le dice que TRANQUILA. Y continúan su viaje, su aventura. Parece que no tiene fin, ella desea que no se termine nunca. Se empieza a sentir cansada, siente que le duelen las posaderas. Pero MARÍA no se queja, no dice nada. Intenta disfrutar el momento al máximo. Hace esfuerzos sobrehumanos para seguir a su lado, al menos hasta que sea la hora de llegar a casa. Porque la niña sabe que el horarío que marca su padre es sagrado.
Él la pregunta: ¿ESTÁS BIEN?. Ella dice que SI, GRACIAS.
No tienen una larga conversación. Pero para ellos es suficiente. Se llegan a decir tanto con tan poco vocabularío. Parecía que había estado juntos toda la VIDA, parecía que iban a estar juntos toda una ETERNIDAD. Así lo sentían, así lo disfrutaban. María cree recordar que anduvieron en moto como unas dos horas.
Por fín llegan a un destino, VENTURA invita a su amiga a comer un bikiny. Se detienen en una pastelería llamada LLORET, en pleno MAYOR DE GRACÍA. Ella se siente tranquila; no por el hecho de estar con él tan lejos y tan cerca a la vez, sino porque sabe que su padre la puede estar esperando con una gran reprimenda. Y más si llega sin sus hermanos. Entonces la niña empieza a temblar de miedo, le surgen dudas, se siente confundida. Qué pueden pensar sus amigos. No han vuelto de su paseo en moto a la PLAZOLETA. Ella sabe que con VENTURA se siente bien, protegida, amparada. Lo dá todo por estar a su lado. Y él parece sentir lo mismo. Simplemente se miran, se observan, se transmiten palabras de amor con la mayor inocencía.. Saben perfectamente que algo está pasando. Pero MARÍA no puede dejar de pensar en su padre. Él percibe que algo no va bien. Decide llevar a Maria a casa. Ella está totalmente de acuerdo. No se quieren despedir, no saben cómo hacerlo. No saben cómo expresar sus sentimientos recíprocos. NO SABEN.
María le explica que ha de volver a la hora a casa, y él amablemente le dice que la entiende. Que no se preocupe, le dice que es normal que su padre esté preocupado. La tranquiliza tanto, que ella siente que ha encontrado al hombre de su vida. No se va a separar de él. Va a luchar hasta lo imposible.
En el portal de casa de María, él le susurra HASTA MAÑANA.
Esa noche MARÍA duerme de un tirón, duerme plácidamente. Ha conseguido llegar a casa sin pormenores.
Es más, ha conseguido estar con el hombre amado tanto tiempo. Ha conseguido acercarse a él. Y ahora SÍ debe emprender un largo camino para conseguir ternerlo en sus garras. Para conseguir que el niño coma en la palma de su mano. Y va a utilizar todas las herramientas inventadas o por inventar, para hacerse con el PREMIO. Ella sabe que es tarea díficil. Pero si una cosa tiene MARIA, es la voluntad de sacríficio, el empeño y la constancia. Con todos esos valores y alguno más MARIA lo va a intentar. Ahora no puede dejar que nada ni nadie la aparte de su NIÑO querido.
Ahora está decidida a darlo todo por AMOR. Hará lo que haga falta para conquistarlo. Ya ha empezado, ya han dado el primer paso. Ha de continuar, no puede decepcionarse a sí mísma. Ese ansíado TESORO va a ser para ella. Está casi segura, y aunque tiene miedo. Va a ser fuerte, va a luchar contra marea.
LO VA HA HACER; LO VA HA HACER POR EL AMOR DE SU VIDA.

jueves, 23 de mayo de 2013

UNA GRAN HISTORIA DE AMOR.

En esa decada maravillosa; sobre el año 80, Maria sufre algún cambio en su cuerpo. Debe tener entre 13 y 14 años, y como es natural le viene su primera regla. María recuerda ese día con expectación. Fué al lavabo de su casa, y cuando salio le dió a su madre con mucha verguenza la noticia. Su madre refejó en su cara una senseción de bienestar. Y esto sucedía a la hora de comer, con lo cual todos los que estaban en la mesa también fueron informados. El padre de MARÍA le ofreció una gran charla. La felicitó poque ya era MUJER. Alguno de sus hermanos se reía, otros le hacían preguntas. Todos se preocupaban por si MARIA SE ENCONTRABA BIEN. Todos la miraban de forma extraña. Ella callaba, ponía cara de circunstancia.
Era como si hubiera anunciado un embarazo, o algo similar. Todos los ojos de su família giraban en torno a la NIÑA. La miraban como si estuvieran enamorados de ella; con ternura, dulzura y AMOR. Ella se sorprendió, pero después de todo se llevó el asunto con bastante discrección. La madre de MARIA, enseguida le explicó lo que debía ponerses para no marcharse. Fuera de serie,; no habían compresas. Entonces su madre le dió algodón prensadito de forma que se asemejaba bastante a una compresa.    
María estaba deseando que fuera por la tarde para poder ir a comprar compresas. Pero también se compró unos tampones OB, lo quería intentar. María era muy escrupulosa, para nada quería llevar esa cataplasma en su parte más íntima. Así que realmente lo probó el primer día, y ya no se separó de los tampones el resto de su vida.
Se acercan las vacaciones de su padre. Ese año deciden ir de vacaciones, unos dias a LERIDA y otros a BURGOS.
Pues se hacen los preparativos, y a veranear.
La niña sigue sufriendo en su cuerpo algunos cambios, propios de la edad.
Y regresan de las vacaciones:
IMPORTANTE AQUÍ EMPIEZA UNA GRAN HISTORIA DE AMOR..................
La família llega a BARCELONA sobre el mediodia. Una vez descargado el coche, organizado todo.
A María y a su hermano les dejan salir un ratito por la tarde a la PLAZOLETA DEL RELOG.
Su hermano ya está  con el grupo de amigos en la PLAZA.
María siente una gran verguenza. Siente ganas de ir, siente ganas de ver a sus mejores amigas de barrio.
Pero algo le impide dar un paso. Ha de subir por la calle MOZART, eso le da pavor. No sabe si será capaz de hacer todo ese recorrido sola. Entonces se le ocurre que se puede llevar a su hermano pequeño, como coraza.
TIene tremendo terror de ver a su amigo VENTURA.
Sabe en el fondo de su corazón, que no va a poder mediar palabra. Después de estar desaparecida durante las vacaciones, María cree que no se van a acordar de ella. En esa edad cuando estas fuera algún tiempo, las cosas pueden cambiar mucho. Y no digamos la gente. Y no digamos una niña adolescente.
María se arma de valor, empieza a caminar con total soltura, con decisión, con paso firme  seguro. ALTIVA, porque la niña aparentaba ser de hierro; cuando era todo lo contrario. Pero su madre la había enseñado a caminar con la cabeza bien alta, costara lo que costara.
María luce una melena preciosa, viste unos pantalones rosas que realzan su estilizada figura, combinados con una especie de chalequito en color blanco de hilo de perlé. Lleva un conjunto precioso, la favorece muchísimo. Está tan guapa.
María recuerda caminar mientrar el aire rozaba su cara, mientras su pelo ondeaba al viento.
Y María se va acercando al punto clave, la plaza está a rebosar de gente. Le parece que nadie se fijara en ella; están demasiado ocupados.
Sin embargo se equivoca, tres de sus amigas ya la han visto; por dios, y la llaman. Y ella va llegando, y entre los niños está VENTURA; él la mira, pero no la reconoce. Ventura parece un gallo en su gallinero, rodeado de niñas.Él tiene moto, está super guapo, está brillante.
María se acerca con una pequeña sonrisa. Ya está allí, parece que resurge de entre las tinieblas. Todos la admiran, ha hecho una entrada espectácular. Nada que ver con lo que ella imaginaba.
Todos la acribillan a preguntas:
¿cómo estás? ¿qué te ha pasado?,etc. Y a ella no le da tiempo a constestar; cuando recibe un motón de afirmaciones. !Estás guapísima, que cambiada, HALA!
Y María no hace más que sonreir.
VENTURA le pregunta al hermano de MARIA: ¿es tú hermana pequeña?
EL hermano responde: Claro, eres tonto, cierra la boca que estás babeando.
Mientras tanto las niñas; sobre todo una de ellas mira a MARIA con recelo. María se siente tan admirada, tan orgullosa. Y tan vulnerable a la vez, que casi ni respira. Después del éxito causado sin querer. La niña se queda observando, pensativa; mientras nota los ojos de VENTURA anclados en ella.
Ahora ya no sabe qué pensar.
Todo lo que en tantas ocasiones había pasado por su cabezita, ese día se derrumbaba. Era incapaz de hacer o decir nada.
Ella quería sentirse segura, pero las cosas acontecen según prevee el destino. Y no valen planes explícitos.
Te has de dejar llevar.
 Y eso hace MARÍA.
Todo ocurre deprisa, casi sin darse cuenta; María está cada vez más cerca de VENTURA.


miércoles, 22 de mayo de 2013

FIESTAS DE GRACIA.

Antes de empezar las fiestas de GRACIA, sobre el 15 de AGOSTO. Primero se sucedían las fiestas de la verbena de SAN JUAN. En las verbenas MARIA, no recuerda que la dejaran salir de fiesta.
Sí recuerda, sin embargo que en alguna ocasión, su padre le brindó la terraza de su casa, para que allí pudieran celebrar la noche con todo su esplendor. Podian escuchar música, tirar petardos. María estaba entusiasmada, como todos sus  hermanos pequeños. Ya que los mayores seguramente debían celebrar la fiesta en otros sitios.. También recuerda que algún año MARIA, fué a festejar la verbena a casa de su mejor amiga MONTSE, allí también tenían una gran terraza y disfrutaban al máximo del festín. Toda la família al completo. María tiene grandes recuerdos referente a esas verbenas.
Y después de SAN JUAN, se acercaba la FIESTA MAYOR DE GRACIA. Algunos años; por no decir la mayoría, la familia de MARIA, no estaban en BARCELONA.
Pero si por algún casual debían quedarse en la ciudad, María recuerda las FIESTAS DE GRACIA, con gran cariño.
Las fiestas empezaban con unos petardos impresionantes. Después acontencias toda una seríe de actos.
Sobre todo infantiles, en los que los niños podían participar. Desde meriendas, a gincanas, a concursos de dibujo, concursos de castillos de arena. María recuerda como dos de sus grandes amigos ganaron algún concurso. Tanto de arena, como alguna ginmcana. Recuerda a su amigo VENTURA recibir un premio al mejor recorrido en bici. Recuerda al hermano de su amigo recibir el primer premio, al mejor castillo de arena.
En fin, María tiene grandes recuerdos sobre las fiestas de GRACIA
Durante las noche MARÍA no podía salir, con lo cual no puede contar esas maravillosas noches de GRAN ENVELAT, o esas noches de ORQUESTA, sólo recuerda alguna anécdota de las que contaban sus hermanos mayores.

GUATEQUES Y RESPONSABILIDADES.

De los años 80, se podría escribir un libro. Simplemente relacionado con esa época.
Pero me gustaría centrarme en MARIA; ella es la que sufre como tantos otros jóvenes todos los cambios de la década prodigiosa.
Por esos días, ya finalizado en colegio; y antes de emprender las vacaciones. María sigue disfrutando de lo que le rodea, que es ni más ni menos su BARRIO DE GRACIA.
María tontea con los chicos, aunque todavía es una niña. María siente celos de algunas chicas que son más guapas que ella, o que son más fáciles; y se llevan a los chicos de calle.
La joven empieza a tejer en su mente unas historias grandes que no le pertenecen.
Y María empieza a conocer los guateques, las fiestas en casa de amigos, las discotecas, la bebida, las drogas.
Y ella comenta que quería estar a la altura, pero que algo se lo prohibía. Posiblemente la educación tan estricta que recibió durante su infancia. Ella quiere ser como las demás, pero algo no la deja. No cesa de ver como sus amigas se relacionan con los chicos sin ningun pudor. Pero a ella no le gusta. Y a veces tiene que mentir para encubrir a sus amigas. Y eso la molesta hasta no poder más. Se empieza a sentir una mojigata.
Empieza a preguntarse si lo de ella es raro. Si quizás debería entregarse a DIOS. Surgen en su cabeza ideas descabelladas. Mientras a su alrededor todo va tan deprisa, no se para el tiempo. Y ella nota que algo no debe ir bien. Porque no tiene ninguna curiosidad por saber que se siente cerca de un chico. Y mucho menos de tales formas. Sé que esto suena raro; pero es la pura verdad. Es lo que me cuenta MARÍA, y yo lo respeto. La joven inicia algunas fases amorosas, pero le son insignificantes. De forma que intenta apartarse de ese MUNDO. Y aunque los amigos le dicen que adelante, ella no quiere. No le importa el que dirán sus amistades, más bien lo que le importa es lo que su corazón siente y lo que su mente le ordena.
Maravilloso saber actuar a tiempo, para no caer en la tentación. Se podría definir así.
María decide que lo que está a su alrededor no le conviene; también es verdad que a su sombra está uno de sus hermanos mayores que no cesa en el intento de que la NIÑA sea una MUJER DE PROVECHO.
GRACIAS ANTONIO.
Y María se empieza a fijar en una persona, en la cual no debió fijarse nunca. Pero¡ ay amigos! eso son cosas del destino. Cosas que no se pueden remediar; que han sucedido y que están ahí.
Pasan unos días en los que cree que se ha enamorado de una figura a la que admira.
Tiene la gran suerte la pobre NIÑA, de que su hermano no le quita ojo.
La aventura acaba; acaba a medias Porque ella sufre en sus carnes alguna experiencia desagradable. Y a la persona que ella creía un DIOS, se le caen todas las espinas. Y María se da cuenta de que no es tan importante, más bien decide romper esa relación.
Y mientras tanto el NIÑO VENTURA, está más o menos al corriente.
Eso es lo que ella desea, que VENTURA se fije en ella. Sin darse cuenta enhebra toda clase de artimañas para poder conseguir estar cerca de su AMOR.
Aunque éste la ignora por completo.
Y entonces MARÍA, piensa que ha de pedir ayuda.¿ Y a quién recurre ? pues a su hermana CARMEN.
Y a su hermana se le ocurre la gran idea. Sin saber lo qué le pasa a MARIA,,,de sacarla a pasear. De llevar a MARIA a tomar el vermut, de airear los pensamientos de la NIÑA. Y tiene la gran idea de regalarle a la joven un perrito. Estupenda idea , María recibe el regalo con gran entusiasmo, al perrito le llamará SAKY.
María tiene trabajo en cuidar a su mascota. Le debe bañar, peinar, sacar las pulgas, las garrapatas. Se debe cuidar del animal, como si de su propía vida se tratara. Porque esa es la condición súblime que le comunica su PADRE. Si quieres perro atente a las consecuencias. María no tiene reparo en contestar, que ella lo va a cuidar. Todo lo que sea necesario. Y se lo agradece a su hermana Carmen ETERNAMENTE, como tantas otras cosas relacionadas con su vida.
María recuerda bañar al perro, subirlo a la terraza de su casa; para que éste se secara, escuchar música en un radio-cassette. Y dedicarse en cuerpo y alma a su perrito. Recuerda como SAKY daba vueltas interminables alrededor de las paredes de la terraza; hasta conseguir estar seco del todo. María recuerda compartir con él, canciones de los CHICHOS. Mientras el perro jugaba, ella se ocultaba del MUNDO, escuchando lo que más le gustaba. Música de RUMBA TRES, DE ALASKA, MUSICA POP. Toda clase de música que se escuchaba por entonces.
Durante esa época MARÍA también recuerda, que su padre le dice que ha de tener más responsabilidades.
Y el padre decide que la niña, va a ir a la PORTERIA DE SU TIA, que está ubicada en la VIA LAYETANA; para así aprender un poco lo que significa el trabajo. María recuerda grandes cosas en esa PORTERIA, recuerda a sus TIOS, a sus primos. Recuerda pasar una etapa feliz de su vida.
Recuerda aprender a ser responsable, y eso le gusta. Porque María es así, callada, dulce, tranquila, discreta, educada, no habla por no pecar. Y eso a los adultos les encanta.
Al mismo tiempo MARÍA recuerda a otra de sus tias; su TIA ANTONIA. Ésta le ofrece un abanico de posibilidades diferente a lo que los demás quieren dar a la niña. Ésta le enseña los poderes de lo más oculto, de la mente, de lo desconocido. Increible como una persona puede hacer que una joven caiga en sus brazos, sin que ésta jamás llegue a arrepentirse. María adoraba esos temas apasionantes, desconocidos, temas a los que prestaba total atención. Temas que con el tiempo desarrollaría con eficacía.
GRACIAS POR TODAS LAS ENSEÑANZAS.

LOS 80.

María finaliza su etapa escolar de ENSEÑANZA GENERAL BÁSICA. Le ha costado, pero por fin lo consigue.
María tiene alrededor de 13 años.. Esta etapa está cargada de grandes cambios, grandes acontecimientos; creo que deberé escribir en diferentes apartados.
Empezando por el principio. María recuerda que al finalizar la escuela, todos lo celebran, todos se hacen mayores de golpe. Ella no esta tan segura. Pero a la vez aparenta que es la más mujer de todas.
Se siente frágil de nuevo, se siente débil. No sabe de dónde podrá sacar fuerzas, para agradar a su padre.
En esta época en el país se suceden muchos cambios; sobre todo con respecto a la MUJER. Se elabora la LEY DEL DIVORCIO,LA LEY DEL ABORTO. Ya está instaurada la DEMOCRACIA. Algo que costó infinidad de manifestaciones. Las cuales María recuerda con estupo. Los GRISES dando pelotazos. El miedo a salir por la calle, cuando sucedía alguna protesta.
María sentía incluso más miedo que cuando vivió la época de restricción de FRANCO. Quizás porque era más pequeña entonces. Pero en plena adolescencia, cualquier cambio iba a ser significativo para el resto de sus días.
La joven se deleita cuando finaliza cualquier avalancha. María empieza a crear juegos de adolescente. Como por ejemplo ir a las perfumerías a pedir muestras. Para ponerse guapa. O ir a las famarcias a pedir folletos, para aprender todo lo que pudiera caer en sus manos; aunque se tratara de un simple folleto de publicidad.
María tiene presente que también jugaba a menudo en un lugar al que llamaban CENTRO RECREATIVO.
Allí se jugaba a las máquinas, a los fútbolines, etc. Estaba anclado en la mítica TRAVESERA DE GRACIA.
Allí se inicio Maria en juegos amorosos, en las primeras caladas a los cigarrillos. En fin en ese cambio monumental de la niñez a la adolescencia.
Matría recuerda de esa época las batallas campales que se propinaban los chicos de diferentes barrios.
María recuerda que tenía a su padre con los ojos siempre encima de ella.
Recuerda pasar un día, una gran verguenza, estando en GALA PLACIDIA; con unos amigos mayores. Llegar el padre y liarse a gritos y casi a puñetazos, para salvar a MARIA de las temibles GARRAS DEL LOBO.
María sólo recuerda dos ocasiones en las que vió a su padre enfurecido, en esa etapa. Una fué la de GALA y otra fué; un día que salimos a comer churros con chocalete en família con mi TIO JOSE ANTONIO, y sucedió algo en el transcurso del trayecto. Y María recuerda que vió a su padre a puñetazo límpio con otro hombre.
Fué una época de grandes cambios, de grandes gamberradas, de la introducción de la DROGA en nuestro BARRIO. GRANDES CAMBIOS. Inmensos cambios para una etapa adolescente llena de incertidumbre.
Una época en la que si estabas jugando en la plazoleta asomaban los GUARDIAS del AYUNTAMIENTO, y te quitaban la pelota, incluso la bici. Y tú no podías rechistar. Una increible dictadura en plena democracía.
Por eso y muchos más motivos nunca he entendido la LIBERTAD.

DE LOS 70 A LOS 80.

Aproximadamente en este década María rondaba los 10 años.
Una étapa crucial en su vida; de repente empieza a dejar de ser niña para convertirse en adolescente.
María tiene bonitos recuerdos de esa década.
Se dividía en dos mundos totalmente opuestos. En invierno acontencía todo alrededor del colegio, de su barrio de BARCELONA. y  en verano la cosa cambiaba. María se sumergía en un inmenso disfrute de las vacaciones.
La niña guarda grandes recuerdos con respecto a su aprendizage en la escuela. Recuerda todos los juegos con los amigos de su barrio. Recuerda que gracias a la SRTA M.CARMEN, pudo sacar el GRADUADO ESCOLAR. María no era una gran estudiante. Pero con el apoyo de su maestra pudo lograr su ansiado título. Y entonces surgía un gran dilema ¿que iba ha hacer la niña?. Citaron a su madre; para comunicarle que la niña no era una gran estudiante. Que lo mejor que podría hacer era acceder a realizar un curso de FORMACIÓN PROFESIONAL, algo que gustara a la niña, algo que no implicara un gran estudio.
Y María tenía claro que no incaría codos. Por lo tanto la decisión de su maestra le pareció bastante apropiada. El problema surgío cuando, ¿ dónde iba a cursar esos estudios?. Y con quién podia ir. Porque María tenía una gran amiga en el colegio de primaria, y por nada del mundo quería separarse de ella.
Y por esos misterios del destino; su amiga MONTSE T decidió hacer lo mismo que MARIA.
 Fabuloso estudiarían juntas y en el mismo CENTRO.
María debe empezar a separarse de sus amigos de la calle, de sus amigos de la escuela. Algunos a los que recuerda con gran cariño como a MIGUEL, A LOS HERMANOS VIÑALS, a KIKO, A LOS HERMANOS GONZALEZ, infinidad de amigos. Deseo que se sientan todos nombrados.
María ve como algunos de sus compañeros y compañeras, inician otro camino.
Ella no sabe bien lo que ha de hacer, pero cree que lo mejor será ir a estudiar con su mejor amiga.
María debe despedirse de sus amigos de la calle, va a cambiar de estilo de vida. Eso le duele en el alma.
Su padre le dice que es ley de vida, su madre lo mismo. Todo sea porque la niña prospere
María también cuenta con el apoyo de sus amigos de veraneo, todos le recomiendan lo mismo.
Ella tiene grandes charlas con su amigo PEDRO; por la sencilla razón de que él es un buen estudiante. Y recomienda a MARÍA para que labre un buen fúturo.
María recuerda alguna anécdota con respecto a esta situación. Los dos niños se prometieron ser amigos para siempre; se grabaron en su piel con unas ramitas: Siempre Juntos. Ellos sabían que durante el invierno estaban alejados. Pero intentaban sacar el máximo partido a sus pequeñas estancias juntos. Se comprendían, aunque no se consiguió que se AMARAN. Se conocían tanto, que incluso parecían hermanos.
Siempre tuvieron una gran comunicación, incluso podían llamarse por teléfono, escribirse cartas.....
Pero María regresaba a su rutina, a sus obligaciones.
Y en ese transcurso.................

martes, 21 de mayo de 2013

VACACIONES EN BALAGUER.

María ansía ir de vaciones a BALAGUER; allí se siente como en casa, NO SE SIENTE TAN POLACA; eso es lo que le decían en el pueblo de su padre.
María disfruta de las vacaciones en BALAGUER, allí tienen una casa para toda la família. Una casa que no han de compartir con nadie más. Simplemente en ocasiones con su abuelo materno; pero eso no le importa a MARIA.
En BALAGUER, María hace grandes amigos; disfruta de una pandilla, todos pertenecen a las casas de alrededor, todos se conocen. Todos forman una gran família. Ella se siente importante, porque es la única que viene de fuera. Los demás habitan en el pueblo todo el año. Pero ella viene de BARCELONA. Eso crea gran expectación entre los amigos de María.
Allí disfruta de grandes aventuras, de merendolas en pandilla. Recuerda salir a comprar LITRINES, ganchitos, y demás para hacer grandes fiestas. Recuerda salidas en bici, salir por los alrededores del pueblo, correr grandes riesgos. AVENTURAS DE INFANCIA. Recuerda compartir al máximo con sus amigos, recuerda ser famosa entre ellos. Recuerda contar historias de su ciudad Barcelona. Recuerda hacer excursiones, recuerda sus inicios con el amor.
María descubre que se enamora de un chico guapísimo en el pueblo. Recuerda compartir con él, días de lluvía, días de llanto, días de alegría, días de tristeza. Muchos recuerdos compartidos en pocos minutos, relacionados con grandes desventuras.
María recuerda que realizan juegos de rol, juegos de piscina, juegos de enamorados. Los recuerda con gran entusiasmo, los vive a tope.
Y María recuerda que sus padres se sienten félices de que ella comparta juegos de su niñez con esa pandilla. En especial con su amigo PEDRO.
Las famílias se han puesto de acuerdo para que los dos niños adolescentes jueguen juntos, elaboren una gran amistad, elaboren un destino; SE PONEN DE ACUERDO PARA QUE SEAN NOVIOS.
Los padres de los dos niños son íntimos amigos. Lo cual beneficia el asunto a tratar.
Ellos quieren que estos dos jovenzuelos se enamoren; y casi lo consiguen. Porque verdaderamente los dos niños se sienten muy bien juntos, tienen una gran complicidad, son dos almas gemelas, se apartan de la pandilla si es necesario. Concretan juntos en la intimidad. Se sienten felices juntos. Y ansían que llegue el próximo año para volverse a ver. Se escriben cartas, se llaman por teléfono. Se hacen fotos juntos. Si hay oportunidad se ven durante el invierno.
María adora a PEDRO, es guapo, es inteligente, es famoso, es deportista, es único entre las niñas del pueblo. Es una pieza de museo a la que MARIA tiene fácil acceso. María triunfa en su antojo de conseguir que se fije en ella. Lo tiene como vulgarmente se dice; comiendo en la palma de su mano.
Lo tiene enamorado; pero María no está convencida. María siente múltiples alagos por parte de su nueva conquista. Siente que la família está entusiasmada, siente que todos se alegran de su conquista. Pero ella no piensa lo mísmo; por mucho que él lo intenta, por mucho que él insiste. Por mucho que él obsequía con regalos a MARÍA. ELLA no siente el AMOR en toda la plenitud, en todo lo que ella imagina que la debe embriagar.
Y Maria empieza a jugar con un amor de verano, y con un amor de invierno al que todavía no ha conseguido.
Quizás por eso María intenta lograr conseguir lo que no está a su alcance.
Por mucho que ella piensa que algún día llegará; parece que no sucede. Y ella empieza a dudar; si realmente lo que se propone puede tener algún fruto. De no ser así quizás ya tenga al AMOR DE SU VIDA.
Quizás no sea necesario buscarlo en otra parte, si realmente ya lo ha encontrado. Pero MARÍA SE DEBATE, se confunde en su mente. Intenta aclarar sus ideas; pero es tan díficil. Sobre todo teniendo en cuenta la presión que se ejerce sobre ella.
María piensa que puede estar equivocada; con respecto a su obsesión. María recuerda el olor de su ilusión; olor a niño. Recuerda el olor de su pretendiente, olor a colonia, a límpio. Pero no se siente llena al completo.
Porque ella tiene en mente el olor a niño de barrio, el olor a infancia, el olor a sufrimiento, el olor a vivencías, el olor a amistad, el olor a grasa de cadenas de bici. No puede remediar pensar en otro niño.
Por mucho que todos insisten en que verdaderamente MARIA Y PEDRO forman una gran pareja. SON GUAPOS, DE BUENA FAMÍLIA, LISTOS, DE BUEN VER.......
Son dos niños con un gran fúturo. Son una pareja ideal. Son una pareja formada en el pueblo; por gente del pueblo. Son unos niños que dejaran fuertes raíces. Y María lo intenta, pero cuando regresa de sus vacaciones, cuando regresa a BARCELONA; MARÍA se siente desdichada, siente pertenecer en cuerpo y alma a otra persona. A otra persona que no le hace ni CASO.
Maria se pregunta si realmente vale la pena, luchar por un AMOR verdadero, por el cual sólo siente ella.
María se pregunta si de verdad ese amor esperado llegará algún día. Y de ser así será lo que ella se espera.
De ser así será correspondida. De ser así se sentirá afortunada. No sabe que responder a sus preguntas.
María sólo siente que tiene una gran amor de verano, un niño que la embelesa, un niño que la conquista.
Un amor entregado sin respuesta por parte de María.
Y María busca un amor sin respuesta buscado por ella misma.
¿Que sucederá?.



MARIA POR FIN DE VACACIONES.

Después de pasar un largo invierno en BARCELONA, con sus grandes cambios. Se acercan los días de vacaciones.
María pasa a grandes momentos de diversión en la calle, con sus amigos. Y le parece muy mal tenerse que ir de vaciones. Pero la norma obliga. Su padre ha trabajado como un enanito todo el año. Ha conseguido lograr tener una família moderna. Ha conseguido obtener un coche. Un SEAT 124 D, María no recuerda la matrícula. Pero el padre está como loco con su nueva adquisición; los hermanos varones también lo celebran. María recuerda como su padre cuidaba el vehículo como si se tratara de su propio hijo.
María recuerda a su padre estar tan féliz, enseñarle el coche a todos sus familiares. María recuerda el día en que su TIO JOSE ANTONIO, fué a conmemorar el gran acontecimiento. Como miraban el coche por dentro y por fuera. María no entendía nada al respecto. Pero los dos hermanos parecían saber en demasía del asunto. Por lo cual María escuchaba y callaba, y a la vez se sentía sorprendida por tal causa.
Y recuerda que hablaban de motores, de aceite, de cambios de agua. A la niña le sonaba a chino; pero ellos disfrutaban de qué manera. Entonces ella al escuchar sentía un gran alivio, por ver que su padre y su tio festejaban todo lo que vivían. Su padre hablaba del relentí, palabra que hoy en día María no sabe lo que significa, su padre hablaba del palier; cosa que tampoco sabe qué es. En fin muchos términos incomprensibles para la mente de MARIA. Que por aquel entonces tenía su fijación en otro tema. En su amigo VENTURA.
Pero como era de esperar; llega el día en que han de emprender el gran viaje.
María recuerda la salida de casa, con mucho entusiasmo, y descontrol. La madre no cesa de hacer los preparativos, el padre tiene trabajo con poner el coche a punto. Los hermanos van y vienen, María se siente perdida. No sabe que tiene que hacer.
Sólo recuerda que la madre tenía gran fijación en que los pequeños se tomaran una pastilla para el mareo; una BIODRAMINA.
Después de todo el ajetreo se consigue subir a la família en el coche. El coche no dice nada, porque no puede hablar; pero va cargado hasta los topes. Una vez organizado el maletero, y todos dentro. El padre respira sereno y dice VAMOS ALLÁ.
Y empieza el recorrido; MARÍA cree que primero han de pasar por LERIDA; y antes de llegar a la ciudad hacen una parada en TARREGA; allí almuerzan unos deliciosos calamares, hay mercado y disfrutan un rato del día. Seguidamente han de ir hacía ZARAGOZA. María recuerda que por el PUERTO DEL MADERO, paran ha hacer una pausa; supuestamentte a comer. Y sacan la nevera; y comen todo lo que la madre ha conseguido cocinar. Y aprovechan la parada por si es necesarío ir ha hacer pis, y estirar las piernas. Recuerda hacer varías paradas, también parar en SORIA.
María recuerda como su padre hablaba con el coche; le decía:
HALE PETIT QUE TU PUEDES. Sobre todo en esos altos puertos que se habían de subir, después bajar. Y también en los adelantamientos; en los cuales el coche echaba humo. Y su padre animaba al SEAT, para que no sufriera y no falleciera en el intento. Y claro que sí el SEAT lo conseguía cargado hasta los topes.
María recuerda que después de muchas horas, después de haber dormido, después de haberse escondido ante la GUARDIA CIVIL; por llevar sobrecarga. Se llegaba al destino aproximadamente unas 12 horas después de haber salido de casa.
María recuerda llegar al pueblo de su padre; como si de una película se tratara. Todo un acontecimiento llegar desde BARCELONA, sanos y salvos en coche, cargados hasta no poder más.
María recuerda que en el pueblo de su padre, siempre eran bien  recibidos, se les trataba con total respeto y amabilidad. Era como una gran família. Todos se conocían. No habían forasteros.
Y María recuerda hacer amigos de pandilla en ese pueblo de la provincia de BURGOS. Y pasar grandes aventuras, y hacer grandes salidas a los pueblos de alrededor. Y pasear por el pueblo entrada la noche. E incluso hacer algun noviete de vacaciones; pero MARIA seguía teniendo su corazón pendiente de un hilo.
María recuerda que su padre estaba encantado, cuando al llegar; todos los amigos y amigas de María venían a su encuentro. Era maravilloso sentirte aceptada en un lugar extraño. Todos te querían, todos se enteraban de qué llegabas; todos estaban pendientes para que no te sintieras mal.
Es verdad que también eran muy chafarderos, pero eso una niña no lo percibe. En fin que era vivir de forma habitual, de forma como se vive en un pueblo de pocos habitantes. Que realmente se hace más grande en verano, pero al fin y al cabo es un pueblo.
María también recuerda qu en alguna ocasión, veraneaban en Lérida, y allí se sentía muy a gusto. Era su casa, era su lugar de nacimiento, estaban sus raíces. Y eso María lo sentía en sus entrañas.
María encantada de pasar unas vacaciones en família, y aunque surgieran malos entendidos. Se pasaban en família, todos juntos. Abuelos, tios, tias, primos, primas, todos juntos. Impresionante la unión que existía entre todos los de la família del padre de MARIA.
También recuerda una anécdota, en un día de AGOSTO, el cual debían ir a MISA porque era domingo. Y al entrar el cura le dijo a María que se cubriera los hombros. Que la gente de la capital no sabe de costumbres. Eso le sentó a María fatal. Pero debías adecuarte a las normas pueblerinas. Aunque no te gustara, aunque viera cosas que no eran acordes con lo que decía el CURA. DEBIAS CALLAR.
La niña recuerda como su madre, hacía lo posible para agradar  a todo el pueblo. Procuraba llevar a sus hijos dignamente, procuraba no tener malos entendidos con la família de su marido. Procuraba ser bien vista.
Procuraba que no se dijera nada relacionado con sus hijos. Procuraba ser la mejor madre del mundo, la mejor esposa, la mejor nuera. LA MEJOR. Y lo conseguía, porque era una gran luchadora. A ella no se le caían los anillos, y menos delante de nadíe. Siempre llevó la cabeza bien alta. Aunque le pesara; pero ella sabía estar a la altura de las circunstancias; eso es lo que mandaba el protocolo.
María comenta qe le encantaba estar en el pueblo de su padre. La casa cada vez tenía más comodidades, incluso llegó a tener aseo. Porque María en los inicios de sus veraneos, recuerda ir ha hacer sus necesidades al corral de la casa; junto a las gallinas, a la mula, etc. Así que cuando se pudo hacer el cuarto de baño, fué toda una novedad. Recuerda a su padre trabajar a destajo, para tener una casa en condiciones.
María recuerda que a veces eran tantos, que tenía que orinar en el orinal; un orinal de cerámica. Y te lavabas las manos y la cara en una palangana, preciosa eso sí. Y te aclarabas con una vasija. Estilo pueblo.
María tiene grandes recuerdos de su etapa infantil de veraneo en el pueblo de su padre. Sobre todo recuerda la unión familiar, las comidas, las meriendas en la bodega, las noches de juerga, las fiestas en família.
Recuerda el calor a mediodóa, el frío en las noches. El frío al amanecer. Recuerda el calor humano de todos los que la rodeaban. Recuerda ir a comprar, recuerda los dos bares; recuerda la gente de los bares, recuerda muchas cosas en relación a VALDEZATE. Parte esencial de la vida de MARIA en su infancia.


María recuerda que su padre en ocasiones ponía música en su coche, normalmente a JORGE SEPÚLVEDA
ber