Seguidores

miércoles, 2 de marzo de 2016

CERRADO POR DESCANSO DEL PERSONAL.

Así es cómo yo me he sentido últimamente. Necesitaba un respiro, un aliento de esperanza, un suspiro de aire fresco. Necesitaba estar conmigo mísma; a solas.
Disfrutar del silencio, de la soledad, de esos momentos únicos que solo uno sabe encontrar en su interior.
Porqué, por varias razones. La más importante por salud.
No consigo recuperar mis fuerzas, y ganas no me faltan; la verdad.
He intentando apartar de mi mente las cosas negativas. Las personas inadecuadas.
He dejado de lado la escritura; única vía de escape con la que siempre cuento.
Lo he hecho para confirmar si estoy mejor o peor. La verdad echaba de menos escribir. Es mi escapatoría.
Intento buscar nuevas salidas; en la música. Me encanta cantar. Aunque sinceramente se me dá fatal. Pero no sabéis cuánto me ayuda espiritualmente y anímicamente.
Cuando canto, fluye toda mi congoja anclada dentro de mi alma. Eso libera profundamente.
Estoy muy cansada.....
Cansada de visitas médicas, de ir de Urgencias, de medicación.
Me enerba que todos los especialistas me digan lo mismo. Que tengo una enfermedad antiinmune; que se refleja en los resultados de las analíticas. Que están esperando; a ver por dónde dá la cara.Ya han descubierto en un centro especializado, que me faltan dos vitaminas; la B12 y la D.
Saben que consecuencias sufro. Pero no saben porqué no absorvo estas dos vitamínas esenciales para mi salud.
De hecho enlazan todo a esa descompensación en mis defensas.
En pocas palabras y hablando en castellano. Mi cuerpo ataca a mis propias defensas o al revés.
Mientras voy de aquí para allá. Sin quejarme ya que me atiende un gran equipo.
Me superan las miradas de incertidumbre que arrojan sobre mí.
Van haciendo diagnóstico. Como que sufro de piernas inquietas, rampas en las piernas, adormecimiento en manos y pies. Dolor en la parte lumbar de la espalda. Cervicalgía crónica. Visión borrosa, vértigo, sonidos molestos a mis oídos.
Chirrido de mis dientes; sobre todo en estapas de estrés.... Mi madibula que se quiebra. Sindrome de RAYNAUD.
Contracturas músculares, esguinces intercostales, rodillas que crujen. Falta de fuerza en las piernas. Colón irritable. Y más y más síntomas que no se engloban en nínguna enfermedad con nombre propío.
Eso en lo que refiere a lo físico. Supongo que me he dejado algo.
En lo que se refiere a lo psicológico: ANSIEDAD, DEPRESIÓN, ESTRÉS.
Tres sinónimos que acompañan a la degeneración de la persona fisicamente.
Todo se entrelaza, y se carga una gran BOMBA DE RELOJERÍA.
Ante tal descontrol físico y emocional.....
Medicación; relajantes musculares, antidepresivos, ansiolíticos, antiinflamatorios, pastilla para dormir, pastilla para despertar. Pastilla para levantar el ánimo, y no sé que más.
Porque además de todo este repertorio de síntomas; me falta la memoría, me falta la concentración, etc, etc, etc.
Y por eso hoy quiero escribir todo esto. Para anímar a cualquier semejante a que me diga: ¿ QUÉ TENGO ?
Ya sé cómo tratar mis dolencias musculares, emocionales. MI FATIGA EXTREMA. MI RIGIDEZ AL DESPERTAR. MI DOLOR AL ACOSTARME.

Pero quiero un diágnóstico. NECESITO DAR NOMBRE A LO QUE ME SUCEDE.

De momento he decidido seguir luchando. Seguir adelante. Tomarme algún tiempo para mí. Hacer lo que me apetece en mis ratos libres. Ser libre.
Y si es necesarío escapar por unas horas de la rutina. Y salvar mi alma.
En cualquier PARTE
del mundo, en cualquier lugar, uno es capaz de ser feliz. Si se lo propone. ESO INTENTO.
Y no quiero acacabar este escrito sin dar GRACIAS a todos los que me apoyan a diarío.
GRACIAS.

GRACIAS, SOBRE TODO A LOS QUE TENGO MÁS CERCA.
Y SOPORTAN MI ACTITUD.

GRACIAS A LOS QUE REALMENTE ME CONOCEN. Y SABEN TRANSMITIR SU AMOR HACIA MI PERSONA.

GRACIAS MAMÁ, GRACIAS PAPÁ.