Seguidores

martes, 17 de enero de 2017

A MI ÁNGEL.

Querido ángel, muéstrame el camino.
Sabes que te necesito; espero ansiosa tu respuesta.
Sabes qué dudas me asaltan.
Sabes que decisiones no consigo tomar.
Querido ángel, tu ayuda es necesaria en estos momentos.
Sabes los motivos, sabes mis inquietudes, sabes todo lo que me inquieta.
Ahora te necesito, ahora en este preciso momento.
De sobras sé que no me vas a defraudar.

No alcanzo a comprender nada de lo que me rodea.
No asimilo tanto egoísmo, injusticia.
Me hacen ver que quizás yo tenga la responsabilidad.
No lo veo así; por eso te necesito.

Que me equivoque es posible.
Sin embargo siento que no es del todo cierto.

Tu sabrás mejor que nadie amparar mis dudas.
Mis convicciones son imperdurables.
Voy cambiando con el paso de los años. Estoy segura que es para mejorar. La experiencia me demuestra que he errado, aún así siempre se está a tiempo de rectificar.

Y es aquí, querido ÁNGEL donde no veo salida.

Creo estar haciendo las cosas bien. Eso me dicta mi consciencia.
Y me enfrento con una cruda realidad.
Los que deberían apoyarme, no están.

Por este motivo acudo a tí.
Nunca me fallas.
Por favor, no lo hagas ahora.

Querido ángel, enséñame el camino.

GRACIAS SIEMPRE QUERIDO ÁNGEL DE LA GUARDA.