Seguidores

domingo, 28 de agosto de 2016

BELLATRIX

Mi BELLA;

A nuestra gatita negra. Nuestra panterita felina. Se la conocía antes como raza de gatos de Bombay.  Hoy en día se les denomina gatos negros de pelo corto; raza europea.

Antiguamente se creía que traían mala suerte. Sobre todo si se cruzaban en tu camino. Esto es todo anterior a la existencia de esta raza. Ya existían las brujas, las supersticiones, etc. Antes de que la raza se conociera.
Con lo cual puedo adivinar que más bien traen buena suerte. Son pocos en su especie, únicos por ser parecidos a la pantera negra y poseen una gran belleza. Sobre todo en sus ojos que expresan gran cariño.

Parecen algo salvajes. Sin embargo su inteligencia abruma. Les encanta jugar. Y si les educas bien, son dóciles y mansos como cualquier gatito. Me gustan porque son escasos en su especie. Nadie los tiene en gran estima; yo SÍ.
Son distintos a los demás gatos. Sólo debes observarlos. Para darte cuenta de su gran capacidad humana.

Son elegantes, musculosos, su pelo brilla con espléndor. Hasta si miras en profundidad, eres capaz de ver tonalidades azuladas en su bello pelo. Su cabeza redonda, sus ojos profundos y su nariz bien perfilada.
Nos detenemos a observarlos; y nos demuestran una total elegancia, seguridad en sí mismos, inteligencia, expresión dulce y un misterioso sentido de la mágia.

Se parecen a ese leopardo negro de la INDIA.
Gatos Bombay puros no hay más de veinte. En todo el mundo ronda los cien.

Por eso a mi panterita BELLA, la queremos con locura.

Me gustaría relatar un poco su HISTORÍA; después de esta introducción.

Coincidió que se aproximaba el santo de mi hija, y el cumpleaños de mi hijo junto con el mío.

Mi hija adora las mascotas. Siempre quiso un gato, a ser posible negro.

He tenido mascotas de todo tipo. Sufrí mucho con dos de mis perros.

Empezé a informarme sobre gatos de acogida, adopción. Comportamiento, etc.

Cuando fuí pequeña mi hermana me regaló un siamés. Tuve la gran experiencia de disfrutar de mi propio gatito.

No me desagradaban los gatos. Aunque siempre tuve perros. Tortugas, etc.

Un día ojeando el facebook; veo que mi hermano PERE, cuelga la foto de una gatita que necesita ayuda. Una gatita que vivía en una casa de acogida de Montcada i Reixac.

Cuando mis ojos se cruzan con los ojos de ella en esa foto....
No tengo palabras para definir mi emoción. Lo que me llegó a transmitir.
Inmediatamente me pongo en contacto con la responsable. Seguidamente hablo con mi sobrina SANDRA, experta en el tema.

Valoro la situación.
Y decido ir a buscarla esa misma tarde.

Me desplazo a Barbera. Llego al lugar, habían mas peluditos. Uno que me hizo profundamente mucha gracia, porque se acercaba a mí.
La gatita negra era escurrediza. Desconfiada. Ya se habían llevado de su lado a sus hermanos. Estaba solita. Quise acercarme a ELLA; y me rehusaba.
Cuando de pronto se prostó en mis pies..... me miró con sus grandes ojos sabíos. Y ví que ya me quería.
Realizamos la adopción correctamente, mientras ella me observaba.
Quisieron meterla en una caja. No se dejó. Yo insistí en llevármela en brazos. Enrollada en un foulard.
Isabel, la persona encargada del bienestar de los gatitos. Insistió en qué para viajar no iba a ser muy cómoda mi decisión.
Hizo todo lo que estubo a su alcance, pero la gatita se resistía.
No quise que la situación fuera forzosa.
La abrazé como a un bebé recién nacido. Y ella se sometió a mis brazos.
Cuando llegué al coche, la enrrollé en el foulard. Era su primer viaje. No pudo parar de moverse.
Decidí dejarla libre bajo mi protección. No cesaba de besarme, de rasguñar mi pecho, de pedirme auxilio. De aferrarse a mi latido. Comprendí que era un cachorro, y actué para cubrir sus primeras necesidades fuera de su primer hogar y de su madre.
La sostube contra mi pecho. Os aseguro que quedé bastante marcada por sus uñitas. Pero llegamos a casa.

Nadie esperaba su llegada. ASÍ que fué una gran sorpresa.

Se adaptó rapidamente, ya que todos le ofrecimos el cariño que merecía.
Durmió donde quiso, con quien le apeteció.

Y fuimos forjando esos grandes lazos de amor.
En casa estaba todo preparado para su llegada. Le ofrecí mis herramientas. Y cayó a mis pies con facilidad.

TODOS LA ADORAMOS.

Ya no concibo mi vida sin ella.

Es tan inteligente; educada, independiente, juguetona, imparable, insaciable. Sosegada, cariñosa, agradecida. Respetuosa. Lista cuando quiere conseguir algo.

Nuestra BELLA, es algo fuera de seríe. Se lleva bien con los niños, es sociable, no es para nada arisca. La hemos enseñado a ser sumisa, fiel.

Se escapó un día....
Y moví cielo y tierra para recuperarla. Llegué a avisar a EMERGENCIAS.

Hice lo posible. Y sin más, apareció en la casa de un vecino, por casualidad.....

ELLA LLORABA, SE QUEDÓ AFÓNICA DE TANTO MAULLAR.
Cuando la pude localizar, casi me da algo. Me mantuve detrás de la puerta, escuchando sus sollozos, su llamada de socorro. La tranquilizé, me senté en el suelo. Hasta que pude acceder a mi gata.
Cuando lo conseguí. Mi BELLA se postró en mi pecho como un bebé. Intentando calmarse; ya que su corazón latía a toda prisa.
Nos fuímos a casa. Lo primero que hizo; fue beber. Y seguidamente irse a su caja para hacer sus necesidades. Se estuvo aguantando desde antes de las doce de la mañana, hasta las diez de la noche.

Quiero agradecer de todo corazón, la labor de la GUARDIA URBANA, de los BOMBEROS, de algunos vecinos, del 112, A la protectora de animales de Barcelona. Al ayuntamiento. A todos los que consiguieron ESE GRAN FINAL FELIZ.

Mi BELLA; me despide por las mañanas, cuando me voy al trabajo. Me recibe cuando vuelvo.
Me acompaña en mis sueños. Vela por mi tranquilidad. Cuando me muevo durmiendo; me avisa. Cuando estoy triste se acerca a mí. Cuando cree que no la necesito, se hace la loca; sin perderme de vista. Siempre observa mis gestos.
Vela por mi paz en las noches. Si despierto exaltada, ella acude a mí.
Me sigue allá a dónde voy por la casa.
Mis hijos le han enseñado muchos cositas. Aprende con facilidad.
Mi nieta la adora.
Mi pantera; suele ronronear de agrado y satisfacción.
Cuando cree que estoy dormida completamente; se acerca a mi cara para lamerme el rostro. Es tan inteligente. Si abro los ojos; se escurre de inmediato a mis pies. Y me deja total libertad de actos. YA ME CONOCE.
He visto en esta gata; inteligencia, profundidad, belleza, asertividad, compenetración, libertad, agradecimiento, sosiego, juego, empatía. Una seríe de sentimientos y emociones no comparables a ningún ser humano.

Con lo cual agradezco a todos los que han hecho posible este encuentro.

GRACIAS BELLATRIX.