Seguidores

lunes, 13 de febrero de 2017

ENVEJER.

Es así como según la OMS, se denomina a las personas mayores de 60 años.
Por un lado es todo un logro para la sociedad, alcanzar edades tan maduras.
Pero, sin duda al gobierno les parece un gasto imposible de cubrir......

Para mí, personalmente, es una gran satisfacción haber conseguido que las tasas de envejecimiento ascienda día a día.
Porque gracias a ello, podemos disfrutar de gente con mayor experiencia, aportan bienestar a nuestra família. Se pueden hacer cargo de varias actividades. Tanto personales como solidarias.
Siempre están dispuestos a mejorar su estado, son vitales, activos.

Tenemos otro frente que son aquéllos que no pueden seguir con su vida, a ellos se les debe todo. Aportaron mucho en su juventud para nuestra sociedad.
Realmente necesitan mucha inversión para conservar su salud. Pero es que no lo merecen?

El que envejece se debe enfrentar a una nueva etapa. Puede estar satisfecho de haber llegado a ese punto.
Es un tiempo de grandes cambios, te jubilan, te ordenan, te menosprecian, te infravaloran, te consideran un inútil. Y muchas cosas más.
Es muy poca la gente que te considera un verdadero ser humano. Capaz de avanzar hasta tu muerte. Y apreciar que es el paso en el que te encuentras. Debemos mentalizarnos, llegados a este punto, de que: necesitas apoyo moral y sentimental, sentirte querido, apreciado, valorado. Comprender que has llegado aquí por tus logros, por tu lucha. TE MERECES TODO NUESTRO RESPETO.
HEMOS DE SER CONSCIENTES, QUE QUIZÁS TE DEBAS ENFRENTAR A NUEVAS ENFERMEDADES RELACIONADAS CON TU EDAD.

Es imprescindible que tu salud en este momento sea lo primordial para que tu obtengas un envejecimiento lo más saludable posible.
Es imprescindible que todos los gobiernos logren alcanzar las metas para satisfacer todas vuestras necesidades.

Tercera edad.....
Es el transcurso de tu edad adulta, hasta tu muerte.
Una etapa llena de inquietud, de altibajos, de nuevas dolencias, de medicación, de transformación biológica, de cambios emocionales, etc. Creo que es la etapa más difícil para cualquier persona.

Unos ni siquiera lo llegan a aceptar, otros se resignan, muchos lo viven con total felicidad.

Es admirable ver como cada uno de nosotros alcanza su felicidad plena a su modo.

Todo se puede complicar, con lo cual una de las cosas más importantes es que te acompañen en esta etapa.

El AMOR es lo más preciado.

No es posible confundir la vivencia de ningun ser humano pensando que es incapaz de todo. No son NIÑOS, odio esa expresión. Han perdido facultades, pero no son NIÑOS. Los niños siguen otras pautas. Otro camino. Los ancianos ya han aprendido todo lo que debían, ahora se quedan sin muchos aprendizajes, es muy diferente. Ellos se deben enfrentar con ver mermar sus cualidades. Un niño disfruta de su progreso. Un anciano se va destruyendo lentamentamente, hasta poder visualizar que se acaba su existencia. Un niño mira hacía adelante. Un anciano mira hacía detrás. No es tan difícil distinguir la diferencia. No son NIÑOS. Son adultos que se encuentran en su última fase. Y han de aprender a adaptarse a esa nueva situación, si les acompañas mucho mejor para ellos. No hay nada más horrible que la soledad, sentirse solo, sentir que no los entiendes.

El ADULTO MAYOR, es una persona que ve destronarse, que ve cómo llega su fin.
El que no lo ve, debe sentirse feliz, porque alcanzara su fin sin quebraderos de cabeza.

Depende de los que a su alrededor están, para hacerles sentir lo más felices que se pueda.

RESPETO, ante todo, humildad, educación, aceptación. Sobre todo para los que estamos a su cargo. Con ello seremos capaces de transmitir confianza y bienestar a nuestros seres MAYORES.

GRACIAS.

DEDICADOS A TODOS NUESTROS SERES MAYORES. SON NUESTRA HERENCIA.
SOMOS NOSOTROS EN SU PLENA ESENCIA.