Seguidores

miércoles, 5 de febrero de 2014

LA FAMILIA CRECE.

Claudia y Daniel ya se van acostumbrando a ser PADRES, y llegado este punto deciden tener otro hijo.
Su hija mayor también está de acuerdo. De hecho lo pide con insistencia, a ella le encantan los niños. Está deseando tener un hermanito. Algo típico sobre la edad de los 4 años, por otro lado.
Y los padres; como NO, intentarán satisfacer esos deseos mutuos.
Y así prosiguen hasta conseguirlo.
Y Claudia se queda de nuevo embarazada. Rápido y sin grandes dificultades.
Transcurre todo con normalidad. El embarazo de Claudia avanza dentro de lo esperado. La hermana mayor se siente muy feliz. Los padres disfrutan totalmente.
No saben si quieren tener un niño o una niña. Realmente no les importa. Desean tener otro hijo, y lo principal es que esté sano. ALGO QUE DESEAMOS TODOS.
Sinceramente se realiza un sueño deseado. Los tres disfrutan al máximo de dicho embarazo.
Es impresionante como un hijo te puede variar el disfrute de un embarazo. Es increíble como puede llegar a disfrutar tu hijo de la llegada de un nuevo ser. En este caso de su hermano.
La pareja SUFRE algún que otro altibajo. Y logran superarlo con mucho sacrificio. Lucha continuada, lucha familiar, lucha para lograr salir adelante. Lucha por sus hijos, por su matrimonio, por su familia.
La vida sigue su curso, bajo una normalidad más o menos distendida.
El embarazo llega a término con rapidez, y nace la segunda hija del Claudia y Daniel.
FELICIDAD, ORGULLO, ALEGRIA, AMOR COMPARTIDO, APOYO.....
Los nuevos padres se sienten arropados familiarmente, y entre ellos. GRACIAS.