Seguidores

lunes, 3 de noviembre de 2014

LA DICHA O LA DESDICHA DEL SER HUMANO.

Son sabias reflexiones que debemos analizar día a día.
Cada uno de nosotros tiene el poder absoluto de apreciar su felicidad.
Hoy reflexiono al respecto....
Después de haber analizado mis experiencias vitales; pongo en la balanza cuánto sea preciso.
En mi mente sucumben miles de opiniones, sensaciones, e incluso soluciones.
Yo, en particular; he llegado a un punto de mi vida: en el cual lo más importante es alcanzar la plena felicidad que me otorga mi familia.
Soy capaz de decir lo que SIENTO, sin tapujos. Expreso mis sentimientos libremente.
No deseo hacer daño a nadie. Pero sutilmente alcanzo mi meta. Arrojo mis dones innatos a quien me necesita. A pesar de todo ello; encuentro algun obstáculo.
De sabios es ser paciente. Nada ni nadie va a poder amendentrar mis conclusiones con respecto a la VIDA.
A estas alturas me sobran opiniones vanales, sin fundamento, sin lógica, sin base alguna.
Analizando mis últimas experiencias; denoto algo de hipocresia. Algo de falsedad. Algo que no me convence.
Pero quiero aprovechar la situación para vislumbrar un ápice de luz.
Le voy a dar la vuelta a lo concebido, porque estoy casi segura de que me puede beneficiar.
Y sinceramente cuando a mi alrededor tengo lo más bonito junto a mi. La verdad es que lo demás me sobra.
Personas que han pasado por mi vida; personas no gratas. A las cuales no les guardo ningun rencor.
Les doy más bien GRACIAS, por enseñarme a tenerlas lejos de MI.
Que curioso es el comportamiento del ser humano.....
Mi reflexión de hoy;
Soy dichosa por tener a mi lado a las personas que he podido escoger durante mi trayecto por esta vida.
Soy dichosa por alcanzar mis metas.
Soy dichosa porque la desdicha me ha enseñado a ser justa y creo no equivocarme al respesto.
SOY DICHOSA.