Seguidores

miércoles, 20 de enero de 2016

ESA DÍFICIL EDAD.....

Es muy gratificante cuanto atraviesas por esa época; en la cual tus hijos entran en la adolescencia.
Hay un sinfin de controversias al respecto. Les envuelve la infantil edad junto y mezclada con la edad adulta.
Ellos creen saberlo todo. Son tan frágiles. Ellos se sienten muy fuertes. Y en realidad siguen siendo niños absorvidos por ese cambio brusco en sus cuerpos.
Su mente se aferra a la infancia. Por otra parte quieren aparentar más de lo en realidad son. Dudan, temen, son vulnerables, influenciables.....
Se comportan como pequeños adultos. Aun así en la intimidad se cobijan en los brazos de sus MADRES.
Me siento afortunada; por haber establecido un fuerte vínculo con una persona que se preocupa por el bienestar de mi hijo.
Se propone alcanzar un objetivo, se centra en la educación sana y mental. Se ha propuesto un reto; es mi hijo.
Se enerva cuando no consigue llegar a la meta. Esta persona especialista en psicopedagogía. Hoy me ha dado un ápice de esperanza. Se lo agradezco.
Como MADRE, también atraviso por esa díficil edad junto a mi NIÑO.
Es alentador ver que hay personas que están por la labor. Que sienten su trabajo con espíritu, luchan, y consiguen grandes retos. Luchan contra corriente con sus alumnos; sin importarles cuánto tiempo invierten. Esa persona me asegura que se siente orgulloso de mi hijo. Que está haciendo lo posible por mantener la educación en su plenitud.
Él habla de la INTELINGENCIA de mi NIÑO, como algo que flota en el aire. Está seguro de que mi hijo tiene unas capacidades especiales. Conversa con él. Suele decirme que las conversaciones fluyen, que siente la inteligencia en el aire, que se asombra como profesional de la educación. Y que tiene ganas de ver resultdos.
Se enfrenta a un grave problema el comportamiento de mi NIÑO no es ejemplar.
Pero este profesor quiere poner todo su empeño en exprimir al niño, y sacar toda esa esencia que brota en el ambiente.
Está encantado con el trabajo que va a realizar. Se siente en ocasiones frustado porque usa todas las herramientas de que dispone, pero a veces el alumno le falla.
Bueno, pues yo me siento orgullosa de los dos.
Y quiero dar las GRACIAS publicamente a este profesional. Grande, educador, sensible, duro y paciente.
GRACIAS MIGUEL.
Y gracias por escucharme, conseguiremos entre todos aupar a mi NIÑO.
No vamos a dejar escapar la oportunidad que nos brinda el INSTITUTO. Al menos por mi parte.
YO QUIERO LO MEJOR PARA MI NIÑO.
Tu me has demostrado que también. OJALA LO LOGREMOS.
Hoy he charlado contigo amistosamentye; somos cómplices. Te doy pistas, te ofrezco cuerda para que puedas estirar de ella, y arrastres a mi NIÑO por el buen camino. Que sé que le vas a enseñar valores perdurables.
Me encanta que me digas que mi hijo a veces te deja KAO, con su fina sutiliza.
Tu defines la inteligencia del NIÑO como algo que no se puede ver, que respiras cuando estás con él. Sus impredecibles comentarios
te apasionan. Palpas su sabiduría, y te enfurece su conducta. VAMOS A HILAR FINO. Lo hemos de hacer por ÉL.
Se lo merece. Me encanta cuando hablas de mi HIJO con tanto entusiasmo e interés.
VAMOS TUTOR!!!!!!!.