Seguidores

viernes, 13 de septiembre de 2013

CLAUDIA NO ES CORRESPONDIDA.

Claudia es una niñita, al fin y al cabo una niña débil; insegura. Una niña recién llegada del pueblo. Que debe luchar para abrirse camino, que se debe hacer un hueco entre los nuevos amigos de la ciudad. Y verdaderamente lo pasa mal. Le cuenta muchísimo adaptarse. Cuando consigue hacer amigos, son normalmente de su edad. Tiene la ventaja de contar con su hermano más mayor; eso ayuda a que Claudia pueda acercarse al grupo de niños más mayores. Es la única forma que tiene de estar cerca de Daniel.
Con todo empeño lo intenta dia a dia, pero Daniel tiene otras pretensiones. Se rodea de niñas más mayores.
Tiene un éxito increible con todas las niñas. Claudia no lo soporta, pero debe aguantarse.
Claudia acude a alguna de las fiestas, reuniones de los mayores.....
Pero indudablemente no cuaja. Ellos juegan a juegos que Claudia no alcanza a comprender. Entonces empieza a realizar un gran esfuerzo. Ha de crecer a marchas forzadas, ha de madurar rápidamente. Se ha de poner a la altura del grupo de mayores.
Y poco a poco  lo logra con gran sacrificio; Claudia siente que no es plenamente feliz. Porque ha de asumir y realizar juegos que no pertenecen a su edad. Y además no le sirven de nada....
Solo alcanza acercarse a Daniel, pero ha de pasar por las manos de otros. Algo que a Claudia no le satisface.
Él mientras tanto juega con otras. Están cerca, pero nunca juntos. Claudia se mueve en el mismo circulo que Daniel. Aunque él nunca presta atención a la niña. Pues Claudia empieza a pensar que no recompensa.
TANTO ESFUERZO para NADA.
Claudia ha de trazar un nuevo plan. Aparte de acercarse a la hermana de Daniel, aparte de adaptarse al grupo de los grandes..... Lo acontencido hasta ahora no es suficiente. Daniel no le presta ningun tipo de atención. Más bien la ignora, la rechaza, la repudia. Hasta el punto de causar un daño atroz en Claudia.
Daniel piensa que ella es sólo una niña. Él se fija en niñas mucho más mayores. Daniel roza los 11 o 12 años, y Claudia sólo tiene 7 o 8 años. Una diferencia abismal.
A Claudia le gustan los niños mayores. A Daniel le gustan las niñas mayores. No será posible que se cruzen ni por casualidad. Porque cada cual quiere conseguir unos intereses diferentes.
Un AMOR imposible.
Un AMOR NO CORRESPONDIDO.