Seguidores

jueves, 18 de septiembre de 2014

BUROCRACIA ANTE TODO.

La mejor forma de afrontar y disfrutar de tus derechos es la ley. Y eso decido YO. Después del encuentro con la enfermera de turno. Por llamarla de alguna manera. Me adelanto a los acontecimientos. A esa la dejo sin respirar, os lo aseguro.
No dejo títere con cabeza. Nadie va a aprovechar mi débil carácter. Nadie va a sacar fruto de la inexperiencia de mi HIJA. ESO NUNCA. Ahí voy a estar YO, PARA LUCHAR CONTRA LA INJUSTICIA. CONTRA EL TORMENTO, CONTRA EL DESPOTISMO, CONTRA LA MANIPULACIÓN. CONTRA TODO LO QUE DAÑE A MIS NIÑAS.
A la mañana siguiente del incidente, decido hablar con los ALTOS CARGOS del HOSPITAL.
Madrugo y me dirijo en primer lugar a ver a mi HIJA, seguidamente a mi preciosa NIETA. Y una vez todo está controlado. Les digo que me dejen un rato, que me voy a ausentar durante unos momentos. He de solucionar algunos temas pendientes.
BUROCRACIA.....
Recorro las instalaciones del HOSPITAL, aquéllas por las que mi HIJA había pasado. Tomo nota de todo en mi pequeño cerebro. Recojo mis notas, mis observaciones, me lo apunto TODO. Y desde el primer segundo que mi HIJA pisó el HOSPITAL, escribo en un pequeño papel todo lo acontecido. No quiero olvidar ni el más mínimo DETALLE. Cuando ya estoy casi segura de mi recopilación. Comienzo la AVENTURA:
Procuro averiguar NOMBRES, TURNOS, CAMBIOS, todo lo que se refiere al PERSONAL SANITARIO.
De todo esto mi HIJA no sabe nada. Pero si algún día lo lee, espero que no piense que me equivoqué. Ella quería dejarlo todo tal cual. Pero YO NO.
Hablo con gente involucrada de la misma forma que nosotros. Recibo quejas similares a las mías. Completo información hallada entre usuarios y personal, confronto todo tipo de informes. Hasta conseguir llegar a las personas indicadas. DEBO AGRADECER A TODOS LOS QUE ME BRINDARON SU AYUDA.
En especial a la SECRETARIA de NEONATOS Y A MI ANGELITO ELY.
Recabé toda la información posible y me puse manos a la obra.
A LUCHADORA NO ME GANA NADIE.
Me dirijo a ATENCIÓN AL USUARIO. Me atienden amablemente y ante mi sorpresa con total entrega.
Me toman datos, me abren un INFORME, me transfieren a otras PERSONAS. Todo en pocos minutos, con una eficiencia aplastante. UN EQUIPO ADMINISTRATIVO GENIAL.
Se ponen a averiguar todo lo referente al INGRESO DE MI HIJA. Al ingreso de MI NIETA. TODO LO QUE CONSTA EN EL HOSPITAL ME LO EXPLICAN con toda sencillez.
La persona que me atiende, investiga sobre la posible ENFERMERA causante de mi DOLOR. Me comenta que ha habido otras quejas De las cuales yo ya estoy al tanto. Pero ante ela no comento nada más que lo imprescindible. NECESITO ACTUAR CON CAUTELA.
Planifico un buen PLAN. Utilizo mis mejores armas, mis mayores argumentos, mi frialdad, y mi serenidad.
Ruego con total educación una solución.
La administrativa consigue localizar a las SUPERVISORAS. Tanto a la de PLANTA como a la de NEONATOS.
Me sugieren mantener una REUNIÓN. Perfecto, pienso YO.
Se planifica al momento. Y en pocos minutos ya aparecen las SUPERVISORAS
Nos vamos a un DESPACHO, las CUATRO.
Todo queda escrito en un ordenador.
Empiezo ha hablar, necesito ser atendida porque mi ANGUSTIA empieza a ser incontrolable... Me administran un DIAZEPAN.
Acude a la reunión  una PSICÓLOGA. No sin antes pedir mi consentimiento.
No me siento avergonzada por haber vivido esos momentos. Me supe controlar, y creo que estaba en mi DERECHO. Me sentí afianzada, me sentí segura de mis actos. Y lo que yo quería simplemente; es que quedara constancia de la estancia de mis NIÑAS en el HOSPITAL. Porque sobre todo, mi HIJA fue muy condescendiente con sus cuidadores. Sin embargo éstos supieron hacer USO DE SU EXPERIENCIA, y desgraciadamente en general no puedo decir que fue bien ASISTIDA. Mi HIJA se comportó en todo momento como una HEROÍNA, no arrojó ni una queja. Se mantuvo al margen burocrático. Su marido se encargo de todo. Y yo de alguna parte.
Mi NIÑA asumía todo lo que le aconsejaban, sin mediar palabra. Sin quejarse en absoluto. Y algunos supieron aprovechar la oportunidad de encontrarse con una BUENA PACIENTE.
Recuerdo vagos enfrentamientos entre miembros del PERSONAL con respecto a la atención hacía mi HIJA.
Ni siquiera entre ellos se ponían de acuerdo. Menudo descontrol. Solo recuerdo una enfermera, una comadrona, un médico, una secretaria y una AUXILIAR. En resumen  sólo un pequeño grupo de unas cinco o seis personas atendieron a mi HIJA, como es debido. Por todo ello. Yo quise aportar mi granito de arena. HACER SABER A LOS RESPONSABLES CUALIFICADOS, CUAL FUE LA SITUACIÓN.
Eso fue lo que hice, interponer una queja legal. Procurar que a ese personaje la pusieran al DIA.
Intentar que ese personaje deje de trabajar con NEONATOS, con MADRES preocupadas, con familiares afectados. Intentar que se le abra un EXPEDIENTE en toda regla.
Y lo consigo, después de mucho esfuerzo.
Me quedo tranquila, me relajo. Y YA SOLO ME QUEDA DISFRUTAR DEL NACIMIENTO DE MI NIETA.
GRACIAS A TODOS LOS QUE HAN APOYADO ESTA SITUACIÓN.
GRACIAS POR ESTAR A NUESTRO LADO.
GRACIAS POR SER PERSONAS.
GRACIAS. GRACIAS. GRACIAS.