Seguidores

lunes, 4 de julio de 2016

ALCANZANDO LA FELICIDAD

No es imponsible lograr alcanzar la plena felicidad; no lo es.
Si realmente estás con la persona adecuada, en el momento idóneo y en lugar más propicio para ello.
Yo he podido disfrutar plenamente de un fin de semana completo. Lleno de confesiones, de complicidad, de grandes momentos, de intimidad, de total empatía.
He podido compartir junto a mi hija MARTA; lo más preciado para una MADRE.
TODOS LOS SENTIMIENTOS MÁS OCULTOS DE SU HIJA.
Quizás en otro lugar hubiera surgido lo mismo; no lo sé.
Solo sé, que en esta ocasión todo jugaba a nuestro favor.
Pudimos compartir habitación, secretos, emociones, risas......
Sentirnos tan cerca, fue maravilloso para las dos.
Aunque en realidad estuvimos en un lugar priviligiado. Estoy segura de que nuestro AMOR hubiera aflorado en cualquier parte del MUNDO.
No os podéis llegar a imaginar; cuánta PAZ se puede disfrutatar en pocos segundos.
Simplemente respetando el espacio de tu compañero.
Puedo decir que este FINDE, he alcanzado la FELICIDAD COMPLETAMENTE.
Cualquier momento, segundo, situación; fué maravilloso.
Con mi HIJA MARTA se puede ser FELIZ; sin necesidad de necesitar nada material.
Su presencia, su mirada, su actitud, su saber escuchar, su protección, su alma, su ser entero te deja alcanzar tus mejores metas.

Incluso sintiéndose ELLA tan vulnerable, es capaz de ofrecerte el CIELO.
Me siento muy orgullosa de mi HIJA MARTA.

La tengo a mi lado por SIEMPRE.

Me hace ver cosas increibles, impresionantes. No sé si ELLA lo sabe.
Mis sensaciones JUNTO A ELLA, es lo más preciado para MÍ; sobre todo en estos momentos de mi VIDA.

He llegado ha hacerme un tatuaje; ALGO IMPENSABLE.


Siento sus manos a lo lejos, abrazando mi cuerpo.
Siento todo su ser junto a mí. Albergando tanta confianza, tanta armonía, tanto placer. Tanta seguridad, tanto bienestar. TANTO.

MARTA:

Eres una persona ÚNICA, ESPECIAL. Me alegro y bendigo el día en el cual te concebí.

Porque eres mi ARMA, valiente y frágil a la vez.
Eres mi fortaleza, mi seguridad, mi tesoro, mi esperanza, mi fuerza vital.

LO ERES TODO PARA MÍ.

QUIERO QUE LO SEPAS.

MARTA, TE QUIERO QUERIDA HIJA.