Seguidores

lunes, 5 de septiembre de 2016

VECINOS.

Antes de nada decir que este escrito es correlativo al anterior: QUERIDA CONOCIDA.

Me gustaría profundizar en el tema. A quién no le ha sucedido? Quién no ha tenido problemas con sus vecinos?

Mi experiencia personal se va a relatar. Para que nada ni nadie quede impune.

Mi comunidad de vecinos; de la cual formo parte desde el año 1988. Era una gran família. Todos nos hacíamos favores. TODOS. La pena es que era gente mayor, y se han ido. He podido disfrutar de ellos durante algún tiempo. Fue maravilloso. Si ocurría cualquier acontecimiento, lo sabíamos todos. Lo celebrabámos, nos hacíamos las pertinentes visitas. Cuando yo llegué, ya estaban los antiguos. Pude sentirme acogida. Lo agradezco. Solo vivíamos dos famílias nuevas. Y nos acogieron con los brazos abiertos.
El Presi; Sr Luis siempre estubo al mando. Sin problemas, ejerció una labor envidiable. Los vecinos le adorábamos.
No puedo tener queja de ninguno de mis vecinos de antaño. Todos formamos una gran família. Si acudía algún familiar, era presentado. Ya digo compartíamos todo.
Nos queríamos, nos respetábamos, nos ayudábamos.
Nombrar a todos, no es necesarío. Aunque me gustaría recalcar que todos y cada uno de ellos, formaron  parte de mi vida. ME SIENTO ORGULLOSA DE ELLO.
De cada uno guardo preciosos recuerdos.
ESA ES LA ENVÍDIA QUE DEBERÍAN FOMENTAR LOS NUEVOS VECINOS.

No puedo olvidar, todos los nacimientos de mis hijos. Mi casa se llenaba de vecinos. Dando la enhorabuena, ofreciendo su ayuda. Y nunca me fallaron.
No puedo olvidar a ese viejecito que adoraba a mis niñas.
A mi querida vecina del 2.3. A mi especial oyente SRA. ELENA.
A esos grandes matrimonios, educados y siempre serviciales. Y a la vecina del 1.2.
Siempre a punto por si mi hijo necesitaba cualquier cosa.
Vuelvo a repetir, todos y cada uno de ellos aportó felicidad a mi vida.
GRACIAS.

Ahora queda una vecina. Que por cierto pasa desapercibida, pero si la necesitas siempre responde. Me ha ayudado últimamente con la pérdida de mi gata. Junto a otra vecina de las nuevas.

Otra vecina actual, intenta ser amable, pero le delatan sus actos.
Nuevos vecinos acechan con querer absorver toda la comunidad.
Puedo contar con sola una mano, cuántos de ellos actúan con amabilidad. Sinceramente sólo uno.

Y ahora os toca a vosotros conocidos de los BAJOS.

Me encantaría que leyeraís esto.
Para poder valorar sin juzgar a las personas que cohabitan en vuestro mismo edificio.

Me olvidé de hablar de PAQUI, ella compartió conmigo grandes momentos.

Desde que el SR. LUIS y la SRA. Pura sueltan las riendas del barco. Se va a pique. Por desgracía.
He podido acudir a los entierros de mis vecinos.
Excepto de mi querida SRA. ELENA. La que siempre estubo tan pendiente de los míos. Así cambían las cosas. Ni me entero de que fallece.
Tantas veces acudí a sus llamadas sin esperar nada a cambio.

Han pasado muchos por aquí. Ahora parece que quedan algunos propietarios nuevos. Que intentan manejar a su antojo; sin miramiento humano, su VOLUNTAD.
Va a ser que yo no la acepto. No soy propietaría, pero tengo más derechos que vosotros.
Sabes MANOLI?
No confundaís, no aprovecheís, no dañar a vuestros vecinos de toda la vida.

He sufrido en mis carnes la pérdida de todos esos seres queridos.

Nadie va a sustituir esas almas bondadosas.