Seguidores

miércoles, 15 de enero de 2014

POCO A POCO,

Ya no hay vuelta atrás, está decidido. Hemos de ayudarte en tu VIAJE.
Me parece increíble, impresionante; como un ser humano se arma de tanto valor, para iniciar su bonito VIAJE.
Me parece increíble como los seres que rodean al interesado, se sumen en un POZO de confusión.
Casi no sabemos responder ante tal situación. Supongo que cada cual lo intenta a su manera.
Cada cual procura hacerlo lo mejor posible. Como no es habitual en MI, no voy a medir con respecto a los demás. Ni siquiera me atrevería a opinar, ni siquiera soy capaz de comentar. Y mucho menos juzgar los hechos que a mi no me corresponden.
Pero si me gustaría decir lo que siento. Sin ánimo de ofender, ni molestar a ningún ser humano.
Simplemente es una situación en la que te has de encontrar. Entiendo y comprendo a cualquiera que pasa por ese TRANCE. Pero en estos momentos soy consciente de que cuando eres TU, la cosa cambia.
Es imposible ponerse en el lugar del OTRO. Solo comprendes este hecho, cuando TU eres el cómplice.
Y quiero decir desde mi vulgar punto de vista. Que intenté hacer lo mejor para MI MADRE. Estoy segura, convencida, tranquila, y sobre todo FELIZ.
Hice caso permanentemente a mis consejeros, a todos. A los profesionales y a los familiares.
Todos me ayudaron en gran medida. Todos aportaron su granito de arena. Cada uno supo ejercer su labor. Y os aseguro que fui capaz de sacar el jugo oportuno. De cada gesto, cada palabra, cada acción, cada frase, cada movimiento.......
Todo fue un gran aprendizaje en un curso intensivo. GRACIAS A TODOS.
Y no puedo dejar de pensar, cuánto DOLOR produce. Pero que sabios somos. Y hay que ver cual fortaleza se puede llegar a asumir. Y de repente te ves inmerso en un otro YO, del cual no eres dueño.
Aunque sigues siendo TU MISMO, no actúas de forma acorde. Te blindas de una armadura tan fuerte, que nada puede destruirte.
Es algo difícil de explicar. Son una serie de sentimientos que te embriagan, te embargan. Y se adueñan de tu SER.
POCO A POCO, con dulzura y mucha paciencia hemos de ayudar a nuestro VIAJERO.