Seguidores

miércoles, 15 de enero de 2014

VAMOS A EMPRENDER ESE VIAJE.

Voy ha hacerlo por TI MAMA. Voy a intentar hacer lo mejor para TI. Voy a ser FUERTE. Y TE VOY A DEMOSTRAR QUE PUEDES CONTAR CONMIGO. Estos fueron mis pensamientos, estas frases te las dije en silencio. Y sé que me escuchabas. LO SÉ. Me lo decías con tu mirada.
Es hora de llevar a la práctica mis pocos conocimientos sobre el tema. Los sabios consejos que me otorgan, ese GRAN EQUIPO DE PADES.
Y JUNTO A TI, ANTE TI, empieza a dar fruto todo lo poco que pude aprender en pocos minutos.
Nos dicen que hemos de suavizar tu PESAR, nos dicen que debemos ayudarte en todo lo que esté en mis manos. Me hacen responsable, hasta que mis aliados puedan socorrerme.
Y todas esas indicaciones que tanto me servirán, deben empezar a realizarse.
Pues nada, cojo las riendas.
Mientras mi PADRE, se ve tan impotente. Quiere ser ÚTIL, y los consigue. Me apoya en todo o que le explico. Apoya la decisión de los profesionales. Y se queda consternado, ESPERANDO.....
Su mirada también me hace partícipe de toda la GUERRA, a la que me someto.
LE PIDO OPINIÓN, y casi no puede mediar palabra. En sus gestos se denota tanta AMARGURA. En su mirada se intuye tato DOLOR. Es entonces cuando me debo apresurar a avanzar mi FUERZA.
El EQUIPO de PADES, se concentra en MI.
Me dan lecciones, consejos.... En privado, a solas, en tu PRESENCIA. En presencia del PAPA.
Y ya me doy cuenta de lo QUE DEBO HACER.
Y ya lo sabes, tu principalmente. Empezamos ese VIAJE.
Solo debo decidir: si lo hacemos de forma lenta o algo más rápida.
El médico opina, la enfermera también. Y yo debo tomar la decisión oportuna o indicada.
TE MIRO, creo entender que me dices TRANQUILA, POCO A POCO.
Te preguntamos y te pedimos opinión. Te informan de una nueva medicación. Te lo explican con todo el tacto posible. Lo entiendes, lo asumes. Y entre todos decidimos que te hemos de ayudar lentamente.
Y te van a poner una medicación aliviadora, mientras a la vez te van explicando. Te dicen; CANDELARIA, con esto no vas a tener DOLOR. VAS A DESCANSAR TRANQUILA. NO TE PREOCUPES, vas a estar bien.
Necesitamos TIEMPO. Todos han de llegar para poder despedirse de TI.
No me aseguran el MOMENTO, pero me dicen que dará tiempo a que TUS HIJOS ESTÉN CONTIGO.
Y mientras tanto, YO DEBO ACTUAR.
Ya sé, lo que debo hacer.....
Acomodarte, no molestarte, no moverte, no preocuparme de otras cosas. Me he de centrar en TU VIAJE.
Y la forma, la MEJOR; he de suministrar agua o cualquier líquido; si te apetece. He de anular toda la anterior medicación. He de quedarme tranquila; ellos se han encargado de suministrar TODO LO QUE NECESITAS. Y algo importante no APARTARME DE TU LADO.
También es necesario darte cremita en la boca, en los labios.
Ellos me dicen, que POCO A POCO, dejaras de beber, dejaras de tener sed. Dejaras de hablar, dejaras de apretar fuertemente MI MANO, dejarás de LUCHAR.
Por lo tanto solo me he de centrar en cuidarte, quererte, mimarte. Si es posible, sin causarte molestía.
He de estar cerca de TI, sutilmente, para no herir tus sentimientos.
Simplemente CERCA DE TI, solo debo darte la MANO. Hemos de hacer que te sientas acompañada por todos nosotros. Hemos de intentar hablar bajito; dicen el médico que escuchas a la perfección.
Me pregunta el profesional:¿ SERAS CAPAZ DE ESTAR A SU LADO? Y YO respondo: SIN PROBLEMA.
Me comprometo a no dejarte ni un segundo SOLA. Me comprometo a realizar ese VIAJE contigo. Me comprometo a brindarte todo mi AMOR......
Así lo hago MAMA, de vez en cuando TE VOY MOJANDO LA FRENTE con MIS MANOS fresquitas.
Te voy mojando la cara con aguita fresca, incluso el pelo. Porque TU ME LO PIDES. En fin hago todo lo posible por tu bienestar. Y evidentemente todo lo que me pides, es inminente.
A TU LADO MAMA, como TU ME ENSAÑASTE CON FUERZA.
Y para no perder tus formas. Te preocupas de SI HE COMIDO, SI HE DORMIDO, Si EL PAPA ESTÁ BIEN. Te mantengo informada; como NO, siempre fuiste la REINA de tu REINO.
Así pasan esas primeras horas, A TU LADO.