Seguidores

lunes, 4 de noviembre de 2013

FIN DE LAS VACACIONES.

Claudia finaliza su etapa estival, y regresa a su ciudad. Allí deberá empezar con sus obligaciones, allí continuará con su adolescencia
Empieza su nuevo curso en el INSTITUTO. Llega a punto para formarse a nivel académico. Tiene fuerzas, tiene ganas, tiene interés, curiosidad, temor, pavor.....
Aunque es consciente de que empieza una nueva vida...... alejada de su DANIEL.
Eso no impide que la chica quiera emprender el vuelo.
Ante tanta confusión Claudia recibe una gran sorpresa al llegar a su barrio.
Claudia descubre que conserva algunos buenos amigos, acude a sus raíces. Siente la necesidad de verse con ellos. Y va a su encuentro. Lo que nunca esperó CLAUDIA era encontrarse con su DANIEL.
Claudia se sume en un profundo sueño. Nunca imaginó que los acontecimientos se sucedieran de esa forma.
Alcanza la felicidad al instante, sus pasos quieren agradecerse; su mente es incapaz de dar un pasito. Pero lo consigue, llega a la META. Allí la esperan sus mejores amigos y su DANIEL.
Casi sin darse cuenta se monta en la moto de Daniel, y deciden irse juntos a dar una vueltecita. Una vuelta que nunca acaba; donde los sentimientos fluyen a su antojo. Donde es imposible controlar cualquier movimiento, cualquier gesto, cualquier palabra. El AMOR se apodera de los muchachos.
Siguen su camino, sin darse cuenta de lo que les rodea.No intuyen nada alrededor de ellos DOS. Se han convertido en UNO, han desaparecido del MUNDO, no pueden apreciar ningún obstáculo. Siguen, siguen y siguen paseando en moto Esa experiencia es única, es la experiencia de DOS enamorados. Es el AMOR en toda su esplendor.
Los dos pasan una tarde inolvidable. Claudia ya no piensa en nada más; todo gira en torno a DANIEL.
Ella lo deseaba con todas sus fuerzas; pero nunca llegó a creer que lo conseguiría. Y estaba pasando, estaba ocurriendo, sucedía y nada ni nadie lo podía parar.
EL AMOR entraba en sus VIDAS.
Daniel vio en Claudia a la mujer de su VIDA. Y Claudia asumía el reto.
Ella era incapaz de pensar en nada más. Era incapaz de centrarse en sus obligaciones.En esos momentos no era dueña de sus actos. Así que sin dudarlo, se dejó llevar. No era complicado, todo surgía solo. Sólo se trataba de dejarse embelesar por los sentimientos. Imposible meditar, simplemente te absorbe el AMOR.
El AMOR hace y deshace a su antojo, decide cual es el camino, el destino. Lo decide TODO. Y tu eres tan diminuto que no alcanzas a comprender su gran Fuerza.
Tu mente se anula de tal forma, que no controlas tu ser. Eres tan débil, eres tan frágil.... No consigues hacerte ni tan siquiera una pequeña pregunta, no consigues respuestas. Solo te envuelves en sus grandes alas, flotas en el aire; VUELAS, no caminas.
Y solo tienes ojos para tu ser querido. Para tu ser amado, para esa personita que se cruza en tu camino.
Y es algo recíproco, es algo incontrolable. ALGO MARAVILLOSO.