Seguidores

miércoles, 16 de septiembre de 2015

QUÉ SE PUEDE ESPERAR DE LA SOCIEDAD...... NO DEBEMOS DEJAR QUE SE INTERPONGAN EN NUESTROS SENTIMIENTOS.

Imagino que todos y cada uno de vosotros os habéis encontrado en más de una situación especial. Por llamarla de alguna manera.
Situaciones que nos descolocan, que nos dejan INCAPACES DE REACCIONAR. Aparecen ante nosotros para dejarnos perplejos, impotentes e incapaces.
Por desgracia todos debemos pasar por alguna de estas situaciones. A veces no son nada fáciles; pero hemos aprendido a batallar contra ellas como fieras. No como SERES HUMANOS, sino como MONSTRUOS.
No es necesario que sea una situación difícil, realmente cualquier contratiempo nos somete a reacciones que nunca hubiéramos imaginado.
No se trata de buscar culpables.....
Pero queridos seguidores la SOCIEDAD nos obliga a comportamos de forma no deseable.
A veces, en alguna ocasión, somos capaces de vislumbrar algo más allá de nuestras narices; es difícil, aún así a alguno de nosotros todavía nos queda ese pequeño ápice de LUZ.
En términos generales, todos somos capaces de actuar con total integridad. Si somos capaces de poner un poco de nuestra parte.
Yo
He de decir que estoy aprendiendo a disfrutar de la VIDA.
A VIVIR tranquila, sobre todo a estar en PAZ.
Porque es tan crudo ver cómo avanza el ser humano. Que he decidido vivir cada segundo en plenitud. Aunque ello conlleve a agotar mis fuerzas.
ME SIENTO CON GANAS DE SALIR ADELANTE.
NO ME IMPORTA EL QUÉ DIRÁN, LO QUÉ PIENSEN,
Me importa el seguir avanzando en mi trayectoria vital, esperando lo que el destino me pueda deparar. Y lo espero con ansía, con ganas, con valentía.
Ofreciendo todo mi alma a lo que me depare, intentando ser cada día mejor persona. Ofreciendo mi otro lado de la cara; a aquéllos que me dan la espalda.
Y porqué, porque es la mejor manera de ser FELIZ.
Contigo mismo y con los demás.
Tomo mis propias decisiones; a veces acertadas y otras veces NO.

Me mantengo en mi postura, en mi forma de pensar, en mis creencias, en mi educación, en mi experiencia. Me mantengo FIRME, Esperando que mi recompensa sea lo que DIOS decida.

Me conformo con existir. Y VIVIR.

Y POR SUPUESTO DOY GRACIAS A ESAS POCAS PERSONAS QUE SE MANTIENEN A MI LADO.

MAMÁ TE QUIERO DECIR QUE ME SIENTO ARREPENTIDA DE HABER ESCRITO ESA CARTA.

Aunque de veras, estoy resentida. CREO QUE TU NO MERECES MI ACTITUD.

Y sé MAMÁ que allá donde quiera que estés, sabrás perdonar mis impetuosas formas. Porque tu sabes que yo así, impetuosa.... no saben por donde cogerme.

Siempre he escuchado de tus labios: DECIR; a ésta no hay por dónde pillarla......
Tus conversaciones con el PAPA, de noche, me han hecho comprender con el tiempo. Que me conocías como a la palma de tu mano.

Mamá no sé, porqué me siento desgraciada. CUANDO TU ME HAS OFRECIDO LO MEJOR DE MI VIDA.

En estos instantes me siento fatal. Pues no creo que deba reprocharte nada.

En un momento determinado necesité que supieras de mis sentimientos. Y ahora me arrepiento.
No debo traspasar mi pena a tu alma. Lo siento, MAMA, estuve dolida. Pero no soy nadie para juzgar tus acciones. Y siempre me enseñaste a ser persona. Con lo cual te pido disculpas.
Me equivoqué en las formas.
Tu. como persona y ser humano fuiste LIBRE de tomar tus propias decisiones.

No soy quién para juzgar tu IDA.

TE QUIERO MAMÁ.