Seguidores

lunes, 21 de septiembre de 2015

RESURGIR.

Mis dudas no dejan de atormentarme.
Pero ha llegado el momento de disiparlas, de salir adelante, de vivir.
Estoy muy segura de que los pasos que he realizado actualmente van ser un bien para mi.
Me he querido asegurar de todos mis movimientos. He llegado a poner a prueba a mis seres queridos.
He maniobrado con sus sentimientos; he creado un plan ... un plan que está dando sus frutos.
Y ya me estoy dando cuenta realmente de los que quiero junto a mí. No son muchos; pero si suficientes para alegrar mis recorrido y finalizar en mi meta.
Que he sido maquiavélica, seguro. Así soy yo, a quién no me aguante... que se atragante.
Los que de corazón se mantienen junto a MÍ. Me han demostrado aguantar mi carácter, han tenido la suficiente paciencia para aguantar mis cambios de humor. Han soportado mi enfermedad vivida en silencio.
Han sabido aconsejarme, apoyarme, conocerme y soportarme.
Y yo hoy por hoy; no cambio a los míos por NADA.
Porque sé que esos son los que van a estar a mi lado cuando más los necesite.
Los que me llaman, los que me mandan un mensaje, los que se preocupan por mi. Aún cuando les digo que me dejen en paz. Esas personas que insisten en preguntar cómo estoy, cómo me siento.
Esas personas que con sólo una mirada me dan fuerzas para continuar.
Esas personas que no están físicamente; pero si espiritualmente.
Esas personas que no dejan de llamarme, cuando presienten que algo no va bien.
Las que sin saberlo me ayudan en mi lucha. Porque yo denoto que así es.
Las que me lo demuestran, sin juzgarme, sin pedir explicaciones, sin darme falsos consejos.
Todas o esas pocas personas que siguen junto a mi en estos momentos, lo harán de por vida.
A esas quiero YO, las que me conocen por mi tono de voz, por mis gestos, por mi mirada, por mis movimientos. Las que saben interpretar mi lenguaje corporal.
Pues ese lenguaje es el que más me identifica realmente.
Porque a veces no hablo mucho. Pero tengo una de las peores virtudes; que es demostrar mis sentimientos con mis gestos. Suelen ser bruscos, no los puedo ocultar. Reflejan mi forma de ser con total nitidez.
A veces me perjudica mi forma de ser, a veces me soluciona algunos retos, a veces me beneficia.....
Sea como sea ASÍ SOY YO.
Punto y final.......
Esos que ya he decidido que no me acompañan, que les vaya bien. Ellos tendrán sus razones para abandonar el barco.
Y a los que siguen anclados les felicito. Les doy las GRACIAS. Y les invito a que sigan a flote junto ami. Pues voy a poner todo lo que esté de mi parte para demostrar toda mi fuerza....
CUANDO SEA NECESARIO.