Seguidores

miércoles, 9 de septiembre de 2015

YO.... LACTANCIA MATERNA

Yo he tenido tres hijos.
Siempre tengo presente la experiencia de mi MADRE.
Cuando nació mi primera HIJA ELISABET. Tenía claro que le iba a dar el PECHO.
Mi MADRE me ayudó muchísimo en la forma adecuada. Estuvo a mi lado para ofrecerme su experiencia. Se levantaba cuando escuchaba a mi NIÑA sollozar. Me aconsejó siempre cómo ponerla al pecho, cual era la mejor forma, cómo debía hacerlo. Y estuvo presente en mis comienzos como MADRE. Eso no tiene precio, se lo voy a agradecer a mi MADRE siempre.....
Cuando mi NIÑA se despertaba, mi MADRE también y YO. Las tres al unísono. Los demás ni se daban cuenta.
Mi MADRE se preparaba una silla, me ofrecía un vaso de leche con cola cao, me hacía sentar en la silla; cuando ya había cambiado a mi NIÑA. Si ella consideraba que estábamos las dos preparadas, me la ponía al pecho literalmente. Y así fue como mi maravillosa MADRE me fue introduciendo en el placer de la ofrecer a mi HIJA el PECHO.
Y como no también recuerdo a mi PADRE, despertar y estar atento. Y cuando mi MADRE le decía duerme, tranquilo. Yo estoy con ELLAS. Mi PADRE acechaba con recelo.
Siempre tuve a mi MADRE a mi lado durante la crianza de mi NIÑA ELISABET. Y por descontando a toda mi familia. No quiero dejar de nombrar a mi HERMANA CARMEN, compañera de pasajes sin condición.
Con mi segunda HIJA, MI MARTA. Yo ya era una MADRE con experiencia. El parto fue genial. El ponerla al pecho ideal. TODO SIN COMPLICACIONES. Ya no tuve la necesidad de tener a mi MADRE 24 horas al día, Eso SÍ me acompaño durante los días más difíciles, junto a mi PADRE claro está.
Estuvieron a mi lado mientras los necesité. COMO SIEMPRE.
Y cuando llegó el momento de criar a mi NIÑO, Todo fue bufar i fer ampollas.
Sin embargo fue el más complicado. Me las tuve que apañar para sacarlo adelante. No me falto el apoyo de los míos. De mis HIJAS, de mi familia en general.
Pero os puedo asegurar que luché por él como una JABATA.
El llegó antes de los previsto.....
Y yo realmente tenía mucha practica pero no estaba preparada porque no era el momento. Sin embargo saqué fuerzas de lo más infrahumano para lograr mi objetivo.... el bienestar de mi NIÑO.
Nadie me tenía que enseñar NADA.  Yo en teoría lo sabía TODO.
Madre de dos hijas, las dos criadas a PECHO. No era necesario más enseñanzas.
Fui tan segura de mi misma. Que me sorprendió que mi experiencia me fallara en último momento.
Y bueno me dejé llevar por la profesionalidad de los que me asistieron.
Mi NIÑO llegó con problemas. Ya ves, yo que pensaba que lo tenía superado. Y la vida me deparaba una nueva LUCHA.
Y luché, claro que SI.
Mi tercer PARTO fue ALGO  inaudito. Seguía teniendo a los míos a mi lado.
Pero me sentía sola.....
Hasta que apareció esa COMADRONA que nos salvo la vida.
GRACIAS.
Y a partir de ahí....
Empiezo a solventar los obstáculos que me separan de mi HIJO.
Voy a las INCUBADORAS a darle de mamar.
Me dicen que no se puede, que tienen un horario....
Y YO insisto. Me ceden el paso. Ya soy capaz de alimentar a mi NIÑO a pecho. Nadie le dará un biberón.
Y así me paso la primera noche. Hasta que a la mañana siguiente. Me dan una buena noticia. Mi NIÑO se puede venir conmigo. Sólo necesita mi calor y mi TETA.
FUERA INCUBADORA.
Lo tengo conmigo, y le ofrezco lo que él me pide. A su antojo, sin medida. Cuando precise.
Tanto es la entrega de los dos, que nos das el alta inmediatamente.
Nos vamos a casa. Mis padres se han encargado de mis hijas.
Y yo vuelvo a casa renovada, como una reina. Porque mis NIÑAS ME ESPERAN CON TOTAL ENTREGA.
Mi HIJO pequeño salió adelante gracias a su fortaleza, a sus ganas de vivir y a la tenacidad de su MADRE. QUE LE OFRECIÓ EL PECHO CONTINUAMENTE.
ANÉCTODA.
Mientras estuve en el HOSPITAL, me pidieron que si quería dar mi leche para el BANCO DE LECHE.
Sin dudarlo DIJE QUE SÍ.
Mi LECHE sirvió para que algunos niños prematuros salieran adelante. Y me alegro MUCHO.
Es muy cruel ver que algunas MADRES por el motivo que sea no pueden amamantar a sus hijos.
YO CREÍ QUE MI LABOR ERA ATENUAR ESOS DUROS GOLPES QUE LA VIDA TE DEPARA.
AGRADEZCO ENORMEMENTE A TODOS LOS PROFESIONALES QUE ME ATENDIERON EN EL HOSPITAL VALE DE HEBRÓN.
MI MENSAJE ES DA DE MAMAR A TU HIJO.
LA LECHE MATERNA ESTÁ PROTEGIDA PARA CUIDAR DE CUALQUIER SER HUMANO.
INCLUSO GRAVES HERIDAS SE CURAN CON LA PROPIA LECHE.
NUNCA SE HA COMPROBADO QUE PERJUDIQUE AL SER HUMANO, MÁS BIEN AL CONTRARIO. INCLUSO LAS HERIDAS QUE EJERCE TU PROPIO BEBE EN TU PEZÓN SE CURA CON LA LECHE MATERNA.
A FAVOR DE LA LACTANCIA MATERNA SIEMPRE.