Seguidores

martes, 6 de diciembre de 2016

ESPÍRITU NAVIDEÑO.

SIIIII
Yo sigo creyendo en él. Claro que SÍ. Sabemos que debería ser todo el año. Yo creo que lo intento.

No dejo que me entorpezca la comercialización.
Pero me encanta ser generosa y si me apetece regalar algo a alguien: POR QUÉ NO?

Un ejemplo tonto; sin ir más lejos hace un par de semanas regalé un par de jerseys a mi JEFA. Me vino de gusto, le hizo tanta ilusión como si se lo hubiera regalado en NAVIDAD. Y a MÍ todavía más.

Hemos de mantener nuestra ilusión, no por hacer regalos. Si no por engrandecer la felicidad de nuestros seres queridos.
Sé que no es necesario materialmente. Pero si además lo haces de corazón suma puntos....
Es una bonita época para obsequiar a aquéllos que necesitan algo, o desean cualquier cosa durante todo el año. Y bueno tu puedes decidir o no si es en ese momento o en cualquier otro.

Perdí mi ilusión hace algún tiempo. Creo que lo estoy volviendo a recobrar. Me siento feliz por ello.

Siento verdadera pasión por la NAVIDAD, gracias a MI LEONCITA.
Ella ha conseguido que vuelva a brillar en mi esa luz espiritual. Ha conseguido que vibre de emoción al ver los escaparates, la decoración, las luces. Ella vive tan intensamente las emociones, que he aprendido a compartir su bella sinceridad, su bondad, su sana ilusión. VIVO A TRAVÉS DE ELLA LA ILUSIÓN DE LAS FIESTAS.
La pureza que en ella brilla, simplemente al abrir cualquier regalo. ESO TE DEVUELVE LAS MEJORES VIVENCIAS. La magia se entrelaza con la armonía de la sinceridad de los niños.
Su ingenuidad les hace ESPECIALES. Sus ganas de descubrir, su alianza con la más ansiada fortuna.

Me ha costado volver a reencontrar mi espíritu navideño. Pero si hoy por hoy lo he logrado volver a alcanzar. No voy a permitir que se vaya de mí nunca más.

Así me enseñaron, así recuerdos tantas cosas de mi infancia. Tanto por querer conservar esa ilusión. Todo el esfuerzo que hicieron MIS PADRES, por hacerme sentir afortunada.
Y todo lo importante que fue para mi, ha de perdurar.

Cuando desesperé, no me dí cuenta. Ahora pido perdón a mis alegados por flaquear en esos días tan hermosos.

Hoy he sentido más fuerza que NUNCA MAMÁ. Siento que te has comunicado conmigo. Me haces ver las cosas de forma diferente.
No sabes cuánto me alegro de qué estés a mi lado.
Recordar vivencias tan firmes. COMO EL NACIMIENTO DE TU PRIMER NIETO.....
Mi sobrinillo SERGIO.
Hemos saboreado en mis sueños.... su nacimiento; cómo transcurrió ese día. TU TE ACORDABAS, igual que yo.
Me gustaría relatar algo de mis recuerdos en ese afortunado día.
Yo estaba en la portería de casa. Cuando baja el PAPA y me dice: sube deprisa a casa. Yo estaba con mi VENTURA. Yo sorprendida e inocente en mi adolescencia. Vi que algo pasaba, pero no entendía bien el qué.
El PAPA me dijo: LA MAMA Y YO nos vamos al HOSPITAL. La CARMEN ESTÁ DE PARTO.
MI HERMANA DEL ALMA......
Y subí corriendo esas temidas escaleras. Sabía que era algo importante, pero no alcanzaba a descifrar la situación.
Sabía que debía quedarme con mis hermanos.
Si me equivoco en algo; es posible. Así lo recuerdo vagamente en mis lagunas mentales.
A continuación parecía haber malas noticias. No estoy segura.
Este niño era muy grande. Mi hermana CARMEN no estaba bien.
Y yo me confundía constantemente.
MI SERGIO, salió de todo peligro. Y pasó mucho tiempo en mi casa, junto a NOSOTROS.
LE ADORO. Le he visto llorar de dolor, por sus oídos. Le he visto reír de felicidad. Ha dormido junto a mi, junto a mis PADRES.
Le he llevado de paseo en su carrito. He experimentado con él cosas increíbles.
TODA MI ADOLESCENCIA junto a mi.
Tengo bellos recuerdos de su compañía. Me lo llevaba a todas partes. Nos hacíamos fotos.
Ese bebé represento mucho para mi. Muchas sensaciones, experiencias. MUCHA FELICIDAD.
SERGIO, TE CRIASTE bajo el manto de tus ABUELOS.
Me alegro por ello.

Porque ahora eres un buen hombre. TODO LO QUE TE RODEÓ EN TU INFANCIA, ha servido para ser quién eres HOY.