Seguidores

lunes, 26 de diciembre de 2016

SIRIUS.

Así es como se llama nuestro GATO.
Creemos que es muy especial. Por la simple razón de qué pasa por situaciones increíbles y consigue superarlas; como si tal cosa.
Es la segunda que desaparece de nuestro control. Y siempre acaba volviendo a nuestras manos.
Nos deja anonadados. Actúa de forma tan diferente cuando sale de casa.
En esta ocasión, se escapó. Cuando notamos su ausencia, comenzamos a buscarle. No fue posible encontrarlo a nuestro alrededor.
Sin embargo, debido a que decidimos buscarle; sufrimos un curioso percance. Mi hija y yo nos quedamos encerradas en una terraza. Las dos en pijama, sin medio de comunicar con el exterior.
La única forma era esperar que pasara alguien y pedir auxilio.
Así lo hicimos; gracias a DIOS nos socorrieron. Con la inesperada noticia de que esas mismas personas tenían a nuestro gato.
Todo ocurrió bajo una serie de actos coincidentes.
Nos sacaron de nuestro encierro, nos devuelven a SIRIUS.
Unas personas extrañas, donde las haya.
Nos cuentan una versión de los hechos, que nada tiene que ver con la responsable del edificio.

El final se acontece de forma feliz para todos. Y nosotros seguimos pensando que no entendemos NADA.

Pero la realidad es que SIRIUS vuelve a nosotros.
Creemos que este gato tiene un DON ESPECIAL. Que esta protegido por algo sobrenatural. Y que ha llegado a nuestras vidas para protegernos del MAL.
O quizás alguien se reencarnó en él para nuestra seguridad.
Nunca nos abandona. Nos hace pensar que viene del más allá.
Tiene unas cualidades tan humanas. Es super cariñoso, sus movimientos son afectuosos, te besa, te lame. Le encanta mamar de tu oreja. Te masajea. Se comunica de varias formas. Si le riñes agacha su cabeza, es incluso capaz de pedirte perdón. Ronronea si es necesario. Se convierte en bebé si te necesita.
Es travieso, cual joven inocente. Sumiso, gentil. Cualidades innatas en un gato, que no son comunes.

Por si todo esto fuera real. TE DAMOS GRACIAS SIRIUS.

NOS APORTAS TANTO.

TE QUEREMOS.