Seguidores

lunes, 5 de diciembre de 2016

INCRÉDULA.

Se puede ser más ignorante?
Yo creo que NO.
No dejo de insistir, de dar oportunidades. No me cansaré en mi empeño. Por suerte o por desgracia no puedo cambiar mi forma de SER.
Recibo palos a menudo. Y puedo soportar los golpes. Y volver a levantarme.
Sigo dando golpes de ciego. Y qué?
Intento por todos los medios que mi familia salga a flote.
Procuro mantener nuestra unidad.
Si es necesario pido ayuda. No se me ofrece. Entonces?
Me siento triste y dichosa.
Me siento frágil y orgullosa.
Continuo cayendo en errores de los cuales ya pensé que superaba.

Digo sinceramente, desde el corazón.... lo que siento. Porque es mi alivio. ESCRIBIR me da fuerzas.

No me duele que me fallen los que creí que eran de mi círculo.
Ya aprendí a vivir sin ellos.
Me duele el poder reflexionar sobre los míos y averiguar que no somos tan importantes para el resto.

Me destruye el pensar que inculque unos valiosos valores sobre la familia a mis hijos.
Y que en estos momentos tengan la mala suerte de encontrarse con un MURO irrrompible

Sentir el odio de tus semejantes es realidad.

Cuando asumes esta circunstancia, no te queda más que mirar hacia adelante.

TODOS SABEN VIVIR SUS VIDAS.

Da igual lo que en un momento dado quisiste unir. SI ESTÁ ROTO. LO ESTÁ.

No creo en la Navidad egoísta.

Creo en la NAVIDAD EN FAMILIA.

Confío en mi FAMILIA.

Eso he aprendido gracias a OTROS.

Ya luché bastante.
Ahora voy a disfrutar de mi VIDA junto a los MÍOS.

Eso es lo que deseo para estas NAVIDADES.

FUERA ORGULLOS, VANIDAD, EGOÍSMO, PELEAS.

La NAVIDAD para MÍ es algo más que todo eso.

Mi NAVIDAD es que durante todo el año la gente que te quiere esté cerca de TI