Seguidores

lunes, 13 de octubre de 2014

CARTA A MI MADRE.

MAMA, hoy quiero escribir estas lineas solo para TI; y en particular por TI.
MAMA; hace días que no concilio el sueño.
Hoy he acudido al médico....
Y como siempre me ha recetado esas pastillas, que tu ya sabes. Esas  que no voy a tomar.
Y si MAMA, prefiero estar en vela. Pensando y recordandote. Que sumirme en un sueño profundo sin ser consciente de lo que ocurre a mi alrededor.
Esta semana MAMA, se cumple el primer ANIVERSARIO de tu partida.
Se hace extraño pensar que ha transcurrido un año.
He decidido afrontar mi pena; escribiendo.
Escribiendo para TI.
Esto me da fuerzas, MAMA. Recuerdo una de tus frases... DIOS APRIETA, PERO NO AHOGA.
Por eso MAMA; he pensado que la mejor manera de afrontar mi debilidad, es utilizar tus consejos.
Hacer positivo para MI, la situación que me entorpece a diario.
¿Que te parece MAMA?
Tu dirías: NO HAY MAL QUE POR BIEN NO VENGA.
MAMA; no hay día en el que no estés prensente en mis conversaciones. No hay día en el cual no te recuerde. No pasa un dia sin que hablemos de TI.
Y por eso te estoy agradecida enormemente.  ESTÁS CONMIGO.
Ayer, sin ir más lejos. Pasé un bonito día junto a VALERY-GISELLE.
Mi NIETA, MAMÁ. Ese ÁNGEL que me prometiste.
Y cuando la tenía en mis brazos; intentando dormirla. Acudían a mi mente esos movimientos tuyos característicos. Esos arrumacos, esos arrullitos, esos gemidos, esas canciones, esas nanas.....
Esa forma de dormir a tus NIETOS, MAMA.
Y algunos los he heredado inconscientemente, y siguen con nosotros.
Recordaba con ELY, qué dirías TU. Nos preguntamos qué consejo nos darías para dormir a la NENA.
Pasé una tarde contagiada con tu presencia divina, MAMA.
No te puedo apartar de mi pensamiento. Pero eso me llena de felicidad.
Y voy a utilizar tu sabíduria para afrontar mi DOLOR.
Recuerdo MAMA, cuando año tras año; recordabas a TU MADRE. A la ABUELA ISABEL....
Y siempre comentabas que aunque pasara el tiempo llorabas su AUSENCIA.
Y MAMA; si tu fuiste capaz, YO TAMBIÉN.
Así que MAMA; te escribo esta carta, para decirte que estés tranquila. Que voy a seguir tus pasos.
Te hecho de menos. Y voy a salir adelante. Porque sé que tu quieres eso para MI.
Y me dices continuamente:
EL TIEMPO TODO LO BORRA. NUNCA SE OLVIDA, PERO LA VIDA SIGUE. ESE DE AHÍ ARRIBA LO SABE TODO. SERÁ LO QUE DIOS QUIERA.
GRACIAS MAMA.