Seguidores

martes, 14 de octubre de 2014

CARTA A MI MADRE.

Aquí sigo MAMA.
Con mas o menos aguante. Con tristeza, con algo de alegría; pero aquí sigo MAMA.
Tal día como hoy, hace un año. Te fuiste de nuestro lado. De madrugada para no hacer ruido. DORMIDITA.
MAMA, me tienes tan habituada a tu presencia. Hoy me has visitado hacia la misma hora de siempre.
Hemos mantenido nuestra conversación, y te has vuelto a ir. GRACIAS MAMA.
Ya consigo relajar mi mente, después de tu visita. Puedo seguir durmiendo un poco más. Lo estoy consiguiendo MAMA.
Aunque no consigo apartar de mi mente tus gemidos, tu respiración, tu mirada, TU HUIDA.
Me duele tanto MAMA.
Cómo puedo hacer, para ser tan valiente como TU. Cómo puedo sobrellevar esta angustia. Me pregunto esto a cada instante.
Se puede decir que he pasado un día normal. Trabajando, ya sabes....
Y he podido estar al lado de un ser especial; mi JEFECILLO.
Incluso he acabado la mañana comiendo con mi ANTOÑICO.
La tarde la he podido soportar gracias a mis hijos.
Y ya no sé que me deparará la noche.
Lo que si no consigo estos días es hablar con el PAPA. Dame fuerzas MAMA.
Sé que lo necesita.
No puedo dejar de llorar. Aunque sé que es normal. Mi garganta anudada. Intento disimular mi pena; te lo juro.
En fin, imagino que debo asumir que lo que ocurre forma parte de mi aprendizaje.
HASTA MAÑANA MAMA.