Seguidores

viernes, 21 de junio de 2013

NATI

Mi sobrina NATI:
Esa niña tan dulce, tan tímida, tan ella misma. Tan mi NATI.
De mi sobrina NATI, recuerdo toda su infancia. Disfruté de ella desde sus primeros días de vida.
La puede disfrutar cuando era un bebé, la tuve en mi casa, la puede criar durante su primer año de vida.
Junto a su madre, disfruté de los mejores momentos de la niña. Sus avances, sus conductas, su crecimiento al fin y al cabo.
Y la niña sigue su crecimiento avanzando a gran escala. La niña consigue ser el centro de atención. Llega a ofrecer una fuerza única
La niña tiene una forma especial de ser, que te embelesa, te cautiva. Te arrastra hasta los más misteriosos caminos.
Te obsequia con una dulce mirada, posee unos ojos maravillosos. Tiene una sonrisa emblemática. Todo su rostro emana felicidad.
La niña posee grandes dotes físicas, y las llega a explotar. Y se sale de todas sus experiencias con gran éxito. Dislumbra perfección, sabiduría, educación y buenas maneras. Y destaca en todo lo que emprende.
Tiene un físico espectacular, tiene una flexibilidad innata.
Mi niña NATI, dulce, tierna, tenaz, con una fuerza de voluntad envidiable.
Preciosa niña, preciosa en todos los aspectos.
Es algo impresionante su misterio. Es una mujer de pocas palabras. Pero es una mujer de grandes valores. De grandes gestos. MISTERIOSA Y SINCERA A LA VEZ.
Se entrega al cien por cien, cuando se lo exige el guión.
NATI, es personalmente enigmática. NATI es una gran mujer. NATI......
Por cincunstancías la niña desaparece de mi vida.
Intento guardar con ella, mi estrecha relación. Pero hay un bye pass en el tiempo.
Comparto con ella muchas y bonitas experiencias; las cuales recuerdo con gran cariñ.
Y por fin el destino, consigue arrimarla a mi lado nuevamente.
Y vuelvo a disfrutar de mi niña NATI, como lo hacía antaño.
Le quiero dar un mensaje:
PRECIOSA NIÑA NATI; eres impresionante. Por todo lo que me has demostrado a lo largo de tu vida.
Eres en ser genial. Disfruta de tus grandes dones. Explota tus mejores virtudes.
Sabes que las tienes. Yo sé que posees más de las que imaginas.
Doy gracias  a DIOS, por permitir tenerte cerca, por permitir disfrutar de tí.
Y estoy segura de que en un futuro no muy lejano. Vamos a conseguir estrechar esos círculos, que debido a causas ajenas se rompieron. Estoy segura de que sabremos aprovechar la oportunidad de acercarnos a tope.
Me ha encantado compartir contigo muchas de mis vivencias importantes.
Me encanta que seas MI SOBRINA.
Me encanta mi NIÑA NATI.