Seguidores

miércoles, 26 de junio de 2013

SENTIMIENTOS DE UN GRAN DÍA.

María agradece de todo corazón a todos los que creyeron en la pareja VENTURA MARIA.
Gracias hermana C, gracias a los padres de Maria, gracias a los amigos, gracias a todos los familiares queridos.
Gracias principalmente a VENTURA, por sorprender cada día a María.
María siente que las personas que no creyeron en ellos; tampoco se les va a dar más importancia. Cada uno es libre de pensar lo que quiera.
Ellos se encontraron con muchísimos obstáculos en el camino. Pero a pesar de ese largo noviazgo, a pesar de algunos entrometidos, la pareja sale a flote. Y de qué manera se quieren eternamente.
Nada ni nadie puede evitar que los chicos se quieran con locura.
Y cuando por fin consiguen llegar al altar. Tienen la gran suerte de que todo les sale bien. Porque se lo merecen, porque ya han luchado bastante, ya han pasado bastantes sacrificios. Y ahora les toca ser más felices si cabe.
María cuenta con el apoyo de su familia, Ventura casi realiza los preparativos de la boda él solo. Pero por ese motivo vuelve a demostrar todo lo que VALE, vuelve a demostrar todo lo que quiere a su novia. Es algo escaso en palabras, pero no le hace falta ningún diálogo pues se come el MUNDO con sus actos, con sus acciones, con sus sorpresas. Sabe como siempre encandilar a su novia. Sabe conquistarla. Y a ella le encanta tener un novio así. Al fin y al cabo ha estado enamorada de él durante toda su vida.
Y por fin llega la recompensa, y por fin van a compartir juntos el resto de sus días.
Me alegro por ellos. Se lo merecen. Son buena gente. Son queridos y quieren a todos los que les rodean.
Son una pareja peculiar, a mi modo de ver. Pero son encantadores; cada uno a su manera y juntos rompen moldes.
María siempre guarda en el fondo de su corazón alguna duda; no con respecto al AMOR que VENTURA le procesa, sino con referencia a las actuaciones de éste.
María desconfía como siempre, pero María siempre cae en las redes de su amado.
Ella recuerda andar del brazo de su querido PADRE hacia el final del pasillo, en la Iglesia. Recuerda sonreir a todos los invitados, recuerda algunas caras en especial. Recuerda la cara de la madre de su amiga CRISTINA; recuerda a la SRA AMELIA, la miraba con lágrimas de felicidad en los ojos y con una bella sonrisa.
Recuerda a sus tios ANTONIA Y JOSE ANTONIO........
Recuerda a su abuela, cómo la miraba con dulzura.
Recuerda a su hermana C, dirigiendo casi sus pasos, y diciéndole con la mirada: LO ESTÁS HACIENDO MUY BIEN.
Los recuerda a todos con cariño.
Pero sobre todo recuerda a VENTURA, mirándola continuamente; con esos ojitos rasgados llenos de felicidad, con su timidez innata, con sus nervios propio de la ocasión. Pero tan guapo como siempre, recuerda que mientras se acercaba a él. Se sentía Maria tan protefgida por su padre, y sentía en su corazón que su novio la esperaba, que su novio iba a reemplazar en esos momentos a su padre.
 Y ella se iba a entregar con total confianza.
Se miran tan enamorados, se dicen tantas cosas en pocos segundos. Las damas de honor se encargan de colocar el vestido a Maria, llevaba una cola de tres metros preciosa. SON UNOS MINUTOS QUE SE QUEDAN GRABADOS PARA LA ETERNIDAD.
Eso es lo que siente María, siente con el alma y con todo su corazón.
Siente cuando en el convite; baila junto a su padre. Recuerda felizmente ese primer baile, recuerda lo feliz que estaba su padre, recuerda a su madre no perderse detalle. Maria se sentía volar, se sentía como un ángel. Sentía que su vida comenzaba a ser realizada con éxito. Sentía que le esperaba un futuro lleno de sorpresas, lleno de felicidad, en esos momentos era la mujer más feliz del mundo. Realmente todo lo que desea una novia, lo tenía María en su poder. No se podía pedir más.
GRACIAS A TODOS POR HACER POSIBLE EL SUEÑO DE MARÍA Y VENTURA.