Seguidores

lunes, 29 de julio de 2013

EL PARTO.

Maria llega a las 10 de la mañana al HOSPITAL. La ingresan muy rápido. Preveen que todo irá muy rápido. MARIA no necesita ninguna preparación, ya tiene práctica. Tal y como llega la llevan a la SALA DE PARTOS. La chica ya llega dilatada de 8 centímetros. el equipo médico se prepara. Todos comentan que esta mujer va a PARIR. Que es su tercer parto. La cosa pinta bien.
Maria recuerda que estaba en una camilla, a la espera de que le administraran una lavativa.....
Llegó un médico y dijo; rápido, a la SALA DE PARTOS. NO HAY TIEMPO.
MARIA sentia todos sus dolores, pero no sentía ganas de PUJAR. Eso la tenía preocupada. Ella sabía que MARTA había ido muy diferente. Tenía un mal presentimiento. Esperaba que todo fuera rápido, pero Maria intuía que algo no iba bien.
Suben a MARIA a parir......
La acomodan en el POTRO. Y ya está, manos a la obra. Ni OXITOCINA, NI NADA.
El médico no cesaba de decir, ESTO VA A IR RÁPIDO.
Le preguntan a MARIA si quiere la EPIDURAL. Ella dice NO.
Quiero PARTO NATURAL.
Pues nada, dice el médico; VAMOS A ELLO.
Se inicia el PARTO, pero el bebé no quiere salir.
A Maria le insisten para que no sufra. Ella no quiere. Piensa que lo va ha hacer muy bien. Piensa que le irá mejor, incluso que con MARTA.
Sabe que su bebé es pequeño, porque no ha tenido tiempo de crecer hasta el final. Piensa que todo debe ir bien.
Maria es muy cabezona. No dejan de insistir para que la madre no sufra. Ella no desiste en su intento, de parir naturalmente.
Pasa toda la mañana, el bebé no NACE.
Pasa la tarde, Maria se somete a un control del bebé y de ella misma.
Controlan el corazón del bebé, controlan las contracciones de la MADRE.
Una comadrona comenta a MARIA; ES IMPOSIBLE QUE AGUANTES TANTO DOLOR.
Maria, llora y dice aguantaré lo que haga falta. La comadrona le dice es inhumano. Maria responde, mi bebé va a nacer naturalmente.
En el MONITOR se elevan unas contracciones superiores a la media soportable de dolor.
Maria se encabezona. Le da igual, no quiere ayuda. Le proponen una CESÁREA. Maria pone el grito en el cielo..... Sólo dice si todo va bien, YO AGUANTO. Si las cosas se complican; HAGAN LO QUE TENGAN QUE HACER.
No dejan de realizarle cultivos, le miran el oxigeno. Se preocupan de que el bebé no sufra.
CONTROLAN AL DEDILLO A LOS DOS. Maria quiere dar gracias a todo el EQUIPO MÉDICO.
En ningún momento la dejaron SOLA.
Mientras VENTURA también estaba a su lado. El cuenta que veía a MARIA sufrir, AGOTADA.
Pero no la podía convencer para que ella cambiara de idea..
Ya estaba pasando la tarde, y el bebé no llegaba. La MADRE estaba preparada, y el bebé también.
Entonces QUE PASABA.
Los dos estaban sincronizados, luchando contra corriente. Luchando contra NATURA. Luchando por la VIDA.
A Maria según quién la visitaba le decían que había que intervenir.
ELLA AGUANTABA, AGUANTABA...
Empiezan a mover a MARIA en la camilla; si se tumbaba hacía el lado derecho, al bebé no se le escuchaba el corazón. Si se tumbaba hacía el lado izquierdo el corazón del bebé latía con fuerza.
Maria siempre durmió muy cómoda hacia el lado izquierdo. Desde bien pequeña, incluso en la actualidad.
Parece mentira qué sabia es la NATURALEZA.
Y pasa toda la tarde. Maria mira a VENTURA, está cansado. Ventura le dice que se tranquilize.
Maria le dice a VENTURA, que HACEMOS?
Él le contesta, lo que tú quieras.
Maria se empieza a agotar. Lleva más de 24 horas con dolores y sin tomar nada para aliviar ese DOLOR.
Ventura, los VIERNES; tiene planes. Ese dia no se irá. Se queda al lado de Maria.
Mientras tanto los familiares más allegados están a la espera del NACIMIENTO.
Pero esto no prospera. Algo ocurre.
Ya ha pasado todo el día, Maria ha sido visitada por varios especialistas y comadronas.
El bebé está bien, pero MARIA YA EMPIEZA A DESFALLECER.
NO PUEDE HABER MUJER QUE SOPORTE TANTO DOLOR.
TODOS SE EXTRAÑAN.
INCLUSO EL PROPIO VENTURA.
VENTURA LLEGA UN MOMENTO QUE LE DICE A MARIA: ¡ PROU!
Maria insiste, pasa por dos cambios de TURNO.
Y en el tercero.......