Seguidores

jueves, 18 de julio de 2013

RELACIÓN ENTRE HERMANAS.

Me parece impresionante que dos hermanas que se llevan cuatro años; se lleven tan bien. Maria intentaba por todos los medios que las niñas fueran buenas hermanas. Es muy dificil hacer que tu primer hijo pase a un segundo plano. Y todavía es más dificil conseguir que tu segundo hijo pase a un primer plano. Una madre siempre quiere lo mejor para sus hijos, sin importarle el lugar que ocupan. Sinceramente cada hijo tiene sus virtudes, sus defectos. Cada hijo es una persona única. Lo que si es verdad, e irremediable es que el segundo hijo crece amparado por el primero. Y avanza más deprisa, incluso una madre no detecta los problemas como con su primer hijo. Pero es por la experiencia, por la confianza. Una madre se siente segura al ver que lo ha hacho bien a la primera. Pues en el segundo intento ya es toda una profesional. Por lo  tanto puedo asegurar que los segundos hijos se crian con más facilidad.
Evidentemente una madre hace todo lo que está en sus manos. Pero es verdad que no está tan preocupada como en su primer bebé. Con lo cual los segundos hijos salen más airosos de cualquier bache.
 Soportan otros medios de educación, soportan otra paciencia materna y paterna. Y se hacen más fuertes.
 Creo que es todo más positivo, aunque tengo alguna duda; igual se sienten un poco desolados.
Realmente la educación es tarea díficil, porque es como todo en la vida. Deben haber cosas positivas y negativas. Imagino que el adulto es el responsable de encauzar el camino más idóneo.
Tengo que añadir que mis dos hijas tuvieron una relación maravillosa. Cada cual eligió su papel.
Yo disfrutaba viéndolas,..... cuando se disfrazaban, cuando bailaban, cuando cantaban. Cuando la mayor ayudaba a la pequeña, a comer, a bañarse, a sostenerse. A todo. Tuve la gran suerte de tener una hija mayor volcada en su hermana pequeña. Tuve la suerte de tener una hija pequeña que con su genio se dejaba hacer.
No se puede dejar de valorar una relación tan intensa. Me quedo con lo positivo.
Estoy encantada de haber tenido dos hijas. Estoy encantada de que las dos se relacionaran perfectamente. Con sus pros y sus contras.
Estoy encantada de mis dos hijas, sobre todo estoy encantada de su buena relación de hermanas.