Seguidores

lunes, 8 de julio de 2013

OTRA MARÍA.

Después de saber que María se encontraba en estado de buena esperanza.
La vida evidentemente continua y de qué forma. A marchas aceleradas, todo transcurre tan deprisa, todo lo que acontece alrededor de María es un gran sueño, todo pasa con su normal reloj cronológico. Todo menos los sentimientos de María, ella hace un gran bye pass en su corazón. De repente la vida sigue su ritmo, el ritmo biológico de María también, pero su corazón se paralizó en el momento en que se enteró de que iba a ser madre.
María debe seguir su vida, debe ir a trabajar.....
Todos los demás continúan con sus tareas, incluso ella. Pero ella lo hace de forma especial, de forma indescriptible, de forma sublime, inexplicable.
La sensación que se apodera de María es imposible explicarla con palabras, ella ha cambiado; ella siente dentro de si misma un ser viviendo y creciendo a toda prisa. Ella siente a su hijo darle señales de vida. Se siente tan embarazada; físicamente es imposible denotar su estado, pero ella lo siente interiormente, y ya reconoce a su bebé, ya reconoce debido a los cambios que sufre su cuerpo que en su interior late un pequeño corazón. Un corazón que late con fuerza, un corazón que le va a quitar a María todas las preocupaciones. Porque a partir de entonces María sólo tienes oídos para su bebé. María solo emplea sus cinco sentidos incluso el sexto para estar atenta a todo cambio que se suceda en su cuerpo.
Y su prioridad se centra en su embarazo, todo gira en torno a su embarazo, prima ante todas las cosas.
María sigue trabajando como cajera en un supermercado llamado DIA. Allí ha de ejecutar grandes esfuerzos, tanto físicos como psíquicos. Entonces Maria ya empieza a acudir a sus controles de embarazo.
Acude a su médico, acude a su comadrona. Se realiza las pruebas pertinentes. Ya está en manos de profesionales, su embarazo empieza a tomar VIDA.
María acude a algunas visitas acompañada de su marido VENTURA, en moto. Ella sigue haciendo su vida normal. Hasta que en una ocasión le recomiendan que deje de hacerlo. A partir de entonces María irá casi siempre sola a sus visitas.
La persona que más estará al corriente será su madre. Cada movimiento que realiza María es compartido por teléfono con su madre CANDELARIA.
Y a la vez también comparte todas sus emociones con su hermana CARMEN.
Son las dos personas más importantes en la vida de embarazo de María.
Especialmente son las dos personas que más comparten con ella. Por otro lado su marido comparte a su manera. En forma de hombre.
El embarazo de Maria avanza, todo va bien, a la perfección. Y María ha de acudir a su primera ECOGRAFIA.
Una prueba un poco molesta, debe beberse 2 litros de agua. Después va con su madre a una clínica privada.
María entra a realizarse la prueba......
Es la mayor experiencia que puede sentir una MADRE.
No sólo sientes y escuchas a tu bebé; sino que además lo puedes ver. María ve a su bebé, es tan indefenso.
MARÍA SE SIENTE FELIZMENTE AGRACIADA Y REALIZADA.
Ya ha tenido la oportunidad de ver a su retoño, no le puede poner cara, pero es impresionante lo que logra la alta tecnología. Le realizan una serie de fotos, casi sin apreciarse, se puede vislumbrar una pequeña silueta. Es el feto totalmente sano. Sobre todo se nota su gran corazón. Late con fuerza, es indudable que el bebé de María iba a tener un gran corazón. María sale de la prueba, y su madre inmediatamente le dice que ha escuchado ese corazoncito.
Felicita a su hija, sobre todo porque todo va bien, porque todo marcha a la perfección.
María cree que es la persona más especial del MUNDO. Su madre a la salida la obsequia con un buen desayuno. La madre de Maria a partir de entonces va a insistir en qe su hija se alimente bien. No le va a faltar de nada. Candelaria se aferra a su hija, se entrega totalmente para que María viva su embarazo totalmente y sanamente. María va a tener una buena consejera, una buena madre, una mujer con gran experiencia.
No se puede pedir más.
María continua trabajando, en pocos días se siente débil. Acude a su médico, y éste le recomienda que cambie de trabajo. No debe realizar trabajo tan duro. María intenta dejar de trabajar, se quiere dedicar a su  bebé en cuerpo y alma. Pasan unos seis meses, en el trabajo intenta acomodar a María, intentan no perderla; le ofrecen varias opciones para que siga trabajando, pero María se encuentra con un gran inconveniente, ha de estar bajo las órdenes de una pequeña bruja; una mujer malvada. Alguien que quiere conseguir a toda costa que María abandone su puesto de trabajo. María se enfrenta diariamente con una persona sin escrúpulos, una persona envidiosa. Una persona que le va a hacer la vida imposible.
Y María estalla, habla con sus superiores y decide dejar de trabajar. Nadie va a conseguir que su embarazo sufra el más mínimo percance. María decide que lo mejor va a ser dedicarse a su nueva labor, a la que ella está encantada, a lo que ella desea realmente con todas sus fuerzas. Deja a un lado el tema laboral. Empieza su última su última fase de embarazo, con toda su alma.
Acude a sesiones preparatorias para el parto. Acude a charlas, acude a todo lo que cree que va a ayudar a su momento más importante y especial de su vida. Se entrega, y está dispuesta a hacerlo lo mejor posible.
Se va a preparar para ser una buena parturienta, una buena madre.
Sigue su embarazo, sigue su curso. No se nota que María esté embarazada enormemente. Más bien la gente cree que está engordando. María pasa su embarazo en pleno invierno. Su barriga no avanza hacia adelante, sino hacia los lados. Tiene una barriga redondeada.
María recuerda que hacía el último trimestre su cuñado NANDO, le realiza unas fotos. Le dice que saque barriga, quiere dejar constancia del embarazo, y quiere ser el que posea la prueba. Más tarde demostrará a todo el mundo que María estaba embarazada, aunque algunos no lo creyeran.
María recibe el finiquito de su empresa; con ese dinero extra María y su VENTURA, deciden que van a viajar a INGLATERRA. Y así lo hace, pasan unas vacaciones excepcionales,conocen un Pais impresionante.
María viaja embarazada, de pocos meses. Y realmente pasa unas vacaciones envidiables. Ya viaja con su familia.
El resto del embarazo es invernal, María pasa sus primeras NAVIDADES embarazada. Sus padres la cuidan realmente con devoción. Todos están pendientes de la chica.
Y aproximadamente en el último mes. A María le van a realizar otra serie de pruebas. Todo sale bien.
En la última ecografía, le preguntan si quiere saber el sexo del bebé. María dice que NO.
Preveen que dé a luz hacía finales de febrero, más o menos por el día 21. Pero no será así. El bebé se va ha hacer de rogar. El nacimiento se va a demorar.