Seguidores

jueves, 4 de julio de 2013

LA VIDA SIGUE.

María decide no arriesgar, decide no asumir dones de mando. Y se decanta por ser cajera. Aunque su antiguo trabajo le iba fenomenal; Ella no se ve capaz de ir ascendiendo tan arriba.
Y le proponen si quiere trabajar como cajera en el supermercado. Ella acepta, cree que estará mas cerca de la gente, mas cerca de la gente de a pie. Porque las altas esferas no la acaban de convencer. Muchas parafernalia y poca sustancia. Ella ya ha vivido lo que son reuniones de equipo, de trabajo, etc. Y no le gusta mucho el ambiente que se cuece.
Realmente no aceptar el reto, es como ir hacia atrás. Pero Maria necesita sentirse cerca de los más allegados a ella. Necesita realmente vivir a pequeñas escalas, sentir como la gente sencilla, sentir sinceramente; sin tapujos, sin querer aparentar.
Y bueno admite que ese cargo tan alto no iba con ella. Y acepta el trabajo de cajera. Le comentan que estará cerca del cliente, que podrá sentir sus inquietudes, sentirse más segura, más igual. Sin pantomima, a Maria le encanta ir a cara descubierta. Le encanta dialogar, escuchar, empatizar........
Eso no lo iba a conseguir en aquella época con grandes empresarios; hoy en dia es posible porque gracias a DIOS forman a las personas mas intimamente. Pero por aquella época todo era fachada. Bueno realmente no sé si hoy ocurre lo mismo. Seguramente SÍ.
María prefirió conversar con su gente. Realizar su pequeña labor, que siempre ha cautivado a la chica.
AYUDAR AL MÁS DESFAVORECIDO.
Inmediatamente Maria se pone a trabajar como cajera. No necesita ningún cursillo, ninguna recomendación.
La empresa ya la conoce. No es necesario someter a la chica a ninguna prueba. Están seguros de que dará el perfil. Por esa época se tenia muy en cuenta que tipo de persona eras. Porque la EMPRESA DÍA acababa de empezar y deseaban dar una buena imagen. Maria tenía el puesto asegurado.
Y se pone a trabajar dignamente; y tiene la ventaja de poder escoger que zona quiere. Elige el barrio de GRACIA; allí estas sus padres.Allí está su marido. Todo va aconteciendo normalmente. Ella se siente feliz, comparte con mucha gente grandes experiencias. Todo el mundo está encantado con la chica. Pronto la harán encargada de TIENDA. Ya no le gusta tanto a María, pero acepta.
María tiene que llevar esa tienda en MILA I FONTANALS, como si fuera suya. En alguna ocasión cuando falta alguien en otra tienda, la mandan a ella. Se recorre todas las tiendas de GRACIA Y SANT GERVASI.
Se trabaja duro, pero ella siempre está dispuesta a dar el callo. Hasta el punto que nunca da problema alguno, todos hablan bien de ella. Todos los superiores están encantados; pero lo que más fascina a Maria es el trato con la gente de barrio.
También es cierto que se podría distinguir o diferenciar entre gentes de barrio, pero en eso Maria no tenía ningún tipo de perjuicio.
Se empezó a hablar de María, y ella continuaba contenta y feliz. A la chica se la rifaban en tiendas conflictivas, porque sabia asumir el rol de la mediación, de la palabra, del buen entendimiento. Y por donde pasaba arrojaba esa forma de SER, innata en ella.
Y allá por el mes de JUNIO DEL AÑO 1991 María se siente extraña, no sabe porqué, pero ella que se conoce muy bien interiormente denota que algo en su cuerpo está cambiando. Y se da cuenta enseguida.
Empieza a sentir algún cambio físicamente sobre todo, que no entra dentro de lo que ella está acostumbrada a dominar. Y sobre todo lo percibe en sus senos, de repente se le empiezan a hinchar. Siente una sensación rara. Siente que no es un síntoma previo a la regla. Siente que no es una simple ovulación.
Nota infinitamente que sus pezones están doloridos, que sus pechos van a estallar, que no puede soportar el roce del sujetador.
Y animicamente está súper sensible, muy feliz y acongojada a la vez. María se conoce a la perfección.
Es una chica muy regular en sus reglas, y ya tiene tres días de falta. Para ella no es lo habitual.
QUE LE SUCEDE A MARÍA.