Seguidores

jueves, 18 de julio de 2013

MARTA.

MI NIÑA MARTA.
Mi niña MARTA, es mi segunda hija. Incondicionalmente y eternamente. Por mi segunda hija siento un amor especial, indescriptible. No tengo palabras para poder narrar mis emociones, mis sentimientos.
Lo que yo siento por mi niña MARTA, no lo sabe nadie. Me ha costado mucho trabajo saber dividir MI INCONDICIONAL AMOR POR MI PRIMERA HIJA. Pero pese a las adversidades creo que al final lo he conseguido. Y no me puedo partir, no puedo.
Aunque he advertido que mi NIÑA MARTA ya sabe cuánto la QUIERO.
Intento estar a su lado continuamente, intento estar a su lado eternamente...... Lo intento.
Me siento satisfecha, por conseguir lograr que MI NIÑA MARTA ES MI NIÑA MARTA.
Tiene unas cualidades excepcionales. Pasó por momentos en su infancia que no le correspondían. Sufrió sus consecuencias. Pero hoy en dia puedo decir que es una mujer adulta, feliz, que es mi hija MARTA.
Me siento orgullosa de ella.
Siento algo de dolor, porque debido a circunstancias ajenas, mi NIÑA MARTA hubo de experimentar alguna que otra situación, para la cual no estaba preparada.
Pero lo pasado ya no puedo cambiar. Y ya a estas alturas. INTENTAMOS SER FELICES.
Lo vamos a CONSEGUIR CUESTE LO QUE CUESTE.
NOSOTRAS SEREMOS CAPACES.
Mi NIÑA MARTA, ES LA PERSONA QUE MEJOR ME ENTIENDE,.
Mi niña MARTA es especial, literalmente y en todo lo más profundo de la palabra. Porque ella me lo ha demostrado. Me ha escuchado siendo NIÑA, cuando no era ADULTA. Me ayuda diariamente, hace lo posible por conseguir que YO SEA UNA MUJER FELIZ.
Nunca podré agradecer a mi HIJA MARTA, todo lo que hace por MI.
Ella creo que no es muy consciente. No sabe hasta que punto ha estado a la altura.
Mi NIÑA Marta, HA SIDO LA QUE MÁS HAS SUFRIDO LOS MALES AJENOS, LOS MALES DE ADULTOS, y muy a mi pesar ha intentado salir airosa de todo lo que se le venia encima.
Porque mi NIÑA MARTA tiene un carácter especial, por todo lo vivido.....
Y YO creo que ya hemos iniciado el paso para vivir plácidamente.
GRACIAS MARTA, GRACIAS POR MADURAR, GRACIAS MARTA.
Has sido mi hija en mis peores momentos. He llegado a compartir contigo, lo que no compartí con nadie. Sé que eso no te hizo bien. Lo sé ahora. Pero nos tocó vivir ese momento, y ya lo hemos superado. ESO ESPERO.
Por eso DESEO QUE TU FUTURO, sea lo más feliz posible, sea lo que te mereces. SEA LO MEJOR QUE TU ESCOJAS EN TU VIDA.. COMPARTE CON TU AMADA LO QUE LA VIDA EN ESTE MOMENTO TE BRINDA. Y DISFRÚTALO AL MÁXIMO.
ES TU MOMENTO, NO LO DESAPROVECHES.........