Seguidores

martes, 2 de julio de 2013

ENAMORARSE.

Infinito es el amor, indefinido, entrañable, opaco y traslúcido a la vez.
Esa sensación que corre por tus venas, es irremediable explicar cuánto duele. Ni siquiera la descarga más fulminante se acerca el dolor causante del AMOR VERDADERO.
El ser humano se enamora, y flota eternamente en un cielo rebosante de nubes, en un cielo flamante e iluminado, en un cielo estrellado de color azul.
Se podría definir el AMOR por fases; realmente la más pletórica es la inicial. UNO SE ENAMORA, empieza a dejarse llevar, no es dueño de sus actos. Se apodera de él una fuerza indescriptible.
Empiezas a sentir que no eres dueño de tu cuerpo físicamente, empiezas a sentir que te tambaleas, que pareces estar gozando de todos tus movimientos. Fluyes constantemente, ves superiormente el mundo a tus pies. Dominas con certeza todo lo que te rodea. Eres incapaz de ver otra cosa; incluso si alguien te quiere asesorar será en vano. Tu vives una experiencia única, emblemática, caótica, espectacular. Y además la quieres vivir sólo, en su máximo esplendor. No deseas que nadie te arrebate tus sentimientos. No oyes ni quieres escuchar consejo alguno. Tú eres dueño de tu AMOR, y del AMOR que procesas.
Es maravilloso sentir esa sensación, difícil de explicar con palabras. Sólo el que se ha enamorado puramente, sabe a lo que me refiero.
Incluso te das cuenta de que reaccionas diferente, de que actúas diferente, de que no te importa nada. Sólo tu ser amado. El ser humano es capaz de entregarse hasta la muerte, si se siente seguro y amado.
Cuando pasa la primera fase, tu eres consciente de que has realizado algunos actos involuntariamente; pero te sientes tan sosegado, te sientes tan agraciado......
Llegas a ocultar miles de equivocaciones, sólo deseas amar y que te amen.
Puede que incluso actúes a escondidas, eso le crea más emoción a la primera fase.
Desapareces del mundo, TU MUNDO ERES TU Y TU AMADO.
Te escapas, te refugias en él, lo esperas a cada segundo, compartes con él tu dicha, llegas a formar parte de la misma persona. Ya sois uno. Individualmente cada uno es un ser, pero te conviertes en inseparable.
No puedes dejar de oír su voz, no puedes respirar si no sabes de él. Te sientes realmente perdida, si no estás entre sus brazos. Lo necesitas tanto, que eres incapaz de dar un sólo paso sin él.
Impresionante cómo te haces vulnerable, y sin embargo te sientes el ser más fuerte que existe e la TIERRA.
Puedes pasar horas conversando con tu ser amado, puedes pasar de la realidad a la fantasía.
Te sumerges en un pozo sin fondo,y no eres capaz de salir a flote si no es junto a él.
Una simple caricia, un simple gesto, un abrazo, una mirada...... Realiza tu espíritu profundamente.
Te llena de tal manera, te engrandece, te hacer tan especial; el AMOR HACE MARAVILLAS.
Y cuando te vas adentrando en sus oscuros parajes, te surgen nuevas fases. Algunas peligrosas; porque deseas que todo el mundo sepa lo que sientes, deseas que todos compartan tu felicidad. Y entonces puedes tener algún desengaño. Porque no todo el mundo es capaz de AMAR EN LO MÁS INTIMO Y PURO DE SU ALMA
No todos son capaces de sentir lo mismo, no todos son capaces de estremecerse con u simple silbido, con un simple susurro. Igual la gente espera más de lo que yo alcanzo a imaginar.
Pero os puedo asegurar que me he enamorado dos veces en mi vida. Y la sensación que yo percibí me encantaría que muchos o algunos pudieran compartir. Porque deseo a todo el mundo que se enamore plenamente, que descubra esos caminos infatigables que nos ofrece el AMOR.
DISFRUTAR TODOS DEL AMOR, AMAOS PROFUNDAMENTE.
AMOR SIN MEDIDA, AMOR SIN LÍMITES, AMOR, AMOR, AMOR.......
.