Seguidores

viernes, 26 de julio de 2013

MARIA EMBARAZADA.

Maria deja su querido trabajo, no sin antes despedirse de todos sus pacientes, compañeros, monjas, etc.
Es una despedida triste, para algunos inesperada. Las despedidas siempre son algo tormentosas. Pero Maria sabe que hace lo mejor. Incluso sabe que va a seguir teniendo relación con su apreciado trabajo. Va a ir de visita, va ha hacer algún voluntariado. Va a seguir disfrutando de esa bella compañía.  A Maria la siguen llamando para ofrecerle trabajo. No les importa que esté embarazada. La quieren en la EMPRESA.
Maria está eternamente agradecida, pero no acepta las oportunidades que le ofrecen continuamente.
Maria se vuelca en su bebé. Tampoco se encuentra muy bien anímicamente. La mejor idea será dedicarse a su embarazo. Seguro que estará más tranquila.
Y Maria toma la decisión, cree que es la acertada. Pero en un futuro se arrepentirá.
Ventura está muy contento. Él está entusiasmado por la decisión que ha tomado Maria. Pues ahora le va a tocar demostrar que puede mantener a su familia. Maria tiene la gran suerte de poder cobrar el subsidio de desempleo. SERÁ SU GRAN APOYO ECONÓMICO.
MARIA realmente va ha tener que hacerse cargo igualmente de su hogar.
Y va llevando a cabo su nuevo proyecto.
Y emprende su nuevo estado de gestación con total entrega. Como ella sabe, como lo ha hecho anteriormente. Y se va a fortalecer, va ha reforzarse para emprender esta nueva etapa en su vida.
Y lo va ha hacer de la mejor manera que sabe, al cien por cien. ENTREGÁNDOSE AL MÁXIMO.
Dando todo lo mejor de si misma.
Su bebé se lo merece, ella va a satisfacer todas las necesidades que sean oportunas. Todo lo que esté en sus manos, todo lo que sea necesario. No le va a importar lo más mínimo lo que suceda a su alrededor. Maria se va a dedicar a estar embarazada y a ser madre.