Seguidores

lunes, 15 de abril de 2013

ALFREDO.

ALFREDO, un chico de mi edad. Un chico que tuvo la mala suerte de que en su pronto caminar, apareciera la Muerte. Y apareció así por sorpresa, sin que nadie la esperara.
Aunque creo que qpareció cuando él estaba disfruntando de uno de los momentos más divertidos de su juventud.
ALFREDO, era un chico callado, complaciente, tímido, buen oyente, un chico adolescente, bastante niño.
Con él compartí bastantes momentos, algún viaje. Viaje divertidímo, en el cual comimos y disfrutamos como locos, de nuestra adolescencia. He de decir que nos dejamos llevar, por la madurez de los que nos acompañaban, y nosotros aprovechamos el momento Y tubimos grandes conversaciones, y recuerdo que me escuchaba ensimismado, embelesado, concentrado y atento. Por eso me gustaba ALFREDO, por su gran paciencia, por aguantarme en mis confusiones debidas a la edad. Y nos hacían fotos, y nosotros dejamos disfrutar a nuestros acompañantes. Y creo que nos querían unir sentimentalmente, pero para entonces o incluso mucho antes mi corazón ya estaba entregado.
ALFREDO fuíste un gran amigo, y por eso te estaré eternamente agradecida.
Que tu desaparición tuvo grandes consecuencias, es bien sabido, pero que tu alma quedó entre nosotros también.
VIVE ALFREDO, VIVE con los ángeles allá donde estés, porque yo puedo asegurar que lo tienes bien merecido.
ADIOS ALFREDO, HASTA PRONTO.