Seguidores

viernes, 19 de abril de 2013

MARIBEL DEL CARMEL.

MARIBEL, escribo hoy sobre tí, porque pienso en tu gran AMISTAD.
Para mí eres la MARIBEL DEL CARLES, apareces en mi ida en varías ocasiones. Y en todas ellas me haces sentir tan dichosa, feliz, tranquila, sosegada, orgullosa de tenerte como AMIGA.
Establecemos una relación inicial, debido al colegio COVES D´EN CIMANY, no hace falta eplicar cómo.
Tu tienes a una persona que se acerca con gran devoción a mi hija mayor, y eso hace que yo esté  a la expectativa.Comparto los inicios de escolaridad de mi hija, rodeada de gente magnífica de dicho colegio, situado en el barrio del CARMELO. Y claro está todo lo que se relacione con mi hija está relacionado conmigo, y más cuando son cosas agradables. Ya sabes que mi hija cuenta maravillas de esa persona que sabemos.
Por eso y por mucho más, mereces total atención y especial dedicatoría.
Y después pasas a desaparecer de mi vida. Pero sin tardar mucho tiempo vuelves a aparecer.
Y entonces nos reencontramos, y disfrutamos de viejos recuerdos, de viejas experiencias, de viejas anécdotas.
Y cuando ya hemos conseguido ponernos al día actualmente, nos damos cuenta de que nos entendemos a la perfección, de que nos compenetrámos como almas gemelas.
Y empezamos nuestra andadura, y disfrutamos de ella minuto a minuto, como si del último se tratara.
Y nos damos cuenta de que nos llevamos bien, de que somos afínes, de que nos necesitamos.
Y aprovechamos la circunstancia maravillosa que nos dá la vida, para fomentar nuestra divina AMISTAD.
Y forjamos unos lazos tan estrechos, que nunca pude imaginar, pero que se hacen fuertes en cada momento que vivimos juntas. Y hablamos de todos los temas, y hablamos de nuestros temas, y siempre tienes una sonrisa que me alegra el alma. Y te asemejas a mí por tu forma de ser. LUCHADORA, TENAZ, EMPRENDEDORA. Y nos escuchamos, nos aconsejamos, nos deleitamos con nuestros avatáres diaríos, y nos tomamos un cafe. Y vuelta a empezar. Y entrelazamos un vínculo casi perecedero, un vínculo abismal, un bínculo que tiene un poder inmenso.
Y aunque nos conocemos de bastante tiempo, descubro en la actualidad, que eres una GRAN AMIGA.
Salimos de fiesta, de cena, solas, acompañadas, y nos comunicamos tan profundamente que parece que seamos dos en una. Y estamos al tanto de nuestra vida, y la compartimos, y nos veamos donde nos veamos, hacemos una paradita. No importa dónde sea, ni el tiempo que sea. Nos lo dedicamos y ya está.
Y nos abrazamos, nos besamos, y con esos simples gestos, gestos de amistad, no requerimos hablar más.
Compartimos CARIÑO y AMOR ante todo. Y ante todos, sin importanos lo que sucede a nuestro alrededor. Porque MARIBEL somos tan imporantes.
Gracias MARIBEL, por estar en un momento de mi VIDA, en e que más lo necesitaba.