Seguidores

martes, 16 de abril de 2013

MI VECINO.

Mi vecino, de la actualidad. Un hombre al que recuerdo a menudo, pues paso cada día por su puerta.
Merece un pequeño homenaje, ya quefué un hombre increible, bueno, pacífico.
Paseaba a su perrito a diario, tenía buenas palabras para la gente del barrio, era afectuoso. Pasaba horas en el parque, en ocasiones con su mujer, también maravillosa. Cuando él aparecía los niños acudían a su encuentro, hablaba poco, pero con ternura, atraía a los niños, los embelesaba. A veces ofrecía algún caramelito, y a los niños se les caía la baba.
También nos dejó, pero con gran ilusión, con alegría y a la vez sin hacer ruido.
Se fué lo ví tan tranquilito en su funeral, puesto que ya había vivído en toda la plenitud e intensidad, hasta el fin de sus días, y con una edad oportuna.
GRACIAS VECINO.