Seguidores

domingo, 14 de abril de 2013

TIEMPO DE REFLEXIÓN.

He tenido tiempo, durante un par de días, de hacer un poco más de memoría, gracias a ello, he conseguido, no dejar en el tintero un par de detalles. Detalles referentes a esta etapa de la infancia. Y que no quisiera pasar por alto.
Olvidé comentar que el cole, apredíamos música, incluso teníamos instrumentos, y algunos conseguimos dominar. También hacíamos grandes danzas, entre niños y niñas, preciosas danzas. Como una llamada TALÓN PUNTA.Y bailabámos en pareja, y a veces me encantaba bailar con un niño llamado A V al que muy pronto hecharía el ojo.
Antes de que se me olvide quiero recordar a mi amiga R que apareció en 6, fue la que me inició, gracias a su madre, en apreciar un DUO DINÁMICO, impresionante,del dicha época recuerdo como aprendí todo el repertorio de memoría. Y aún conservo esas canciones en mi mente, en su totalidad. Parece increible.
Quiero hacer referencia al famoso COLMADO de la SRA CARMEN, tiendecita, en la que se podía comprar fiando, y en la cual pasaba mucha verguenza por ir sin dinero, pero cuando llegaba fin de mes, y mi padre cobraba, mi madre saldaba la cuenta.
También quiero recordar la PANADERIA de mi calle, en la cual compraba de la misma manera, y mucho pan, en alguna ocasión podía comprar alguna pasta. Eso excepcionalmente, o en fin de semana. Lo que si recuerdo con gran intensidad, es el aroma a pan de horno que desprendía por toda la calle.
Y por supuesto recuerdo la tienda en FCO GINER, donde compraba ese maravilloso queso rayado, con el que mi madre me hacía deliciosas meriendas.
Antes de finalizar este episodio,quiero nombrar a algunos amigos de la calle SAN PEDRO MARTIR, mi amiga M y mi amigo P, los dos hermanos. De ellos tengo grandes recuerdos, de su casa, de su familía, y también tengo una anécdota. Que paso a explicar: mi hermano P un día, jugando al balón rompió el cristal de la portería, se armó un gran lio,pero como nos conocíamos todo quedó, en una chiquillada sin importancia.
De esta calle, no puedo dejar a una persona también importante, mi amigo L, y su familia.
Y me acabo de acordar, que jugando en la plazoleta RIUS Y TAULET, la guardia urbana, nos quitaba las pelotas o las bicis. Que contradicción, hoy en día está repleta de bares, y los niños juegan con total libertad.
Y por supuesto recordar, a un gran amigo M, un niño que recuerdo mejor amigo que muchas de mis amigas.
Y ahora creo que sí puedo finalizar esta etapa. O al menos eso creo. GRACIAS BARRIO DE GRACIA.