Seguidores

domingo, 14 de abril de 2013

ESA FAMILÍA LLAMADA V.

Antes de emprender una nueva etapa de mi vida, debo dejar constancia, de que mi vida, desde que llego a BARCELONA, también comienza a dividirse entre dos famílias. La mia propia, y la de mi amiga de toda la vida MERCEDITAS.A la que más adelante dedicaré un episodio especial.
Por aquel entonces, la família V era de renombre en el barrio. Una famía numerosa, como la mía. Una familia que residía en una calle alejada,al otro lado de MAYOR DE GRACIA, pero que constantemente estaban en la calle MOZAT, debido a que su abuela regentaba un BAR. El BAR de la SRA. MONTSERRAT, un bar lleno de carisma, del barrio, donde se celebraban las mejores Fiestas Mayores. Bueno pues esta familia llamada V, acudían al Bar para ayudar a su abuela. Con lo cual en sus ratos libres,jugaban en la calle con todos nosotros.
Ibamos al mismo colegio,y por esas cosas del destino, mi hermano A y el hermano de mi amiga MERCEDITAS, se hizieron inseparables. Y como no yo me hize inseparable de mi amiga. Mi hermano pequeño P también compartió juego con el hermano pequeño de mi amiga, F.Y así, como el que no quiere la cosa, formamos una gran familia. Un grupo indestructible, un grupo en el que era imposible penetrar, y a la vez un grupo abierto al barrio.
Pues centrando un poco el tema. Yo recuerdo que llegué a BARNA, sobre los 7 años, ya en el colegio conocí a los V, y evidentemente cuando salíamos a la calle, contiuábamos apiñados.
Unos dias merendába con mi amiga en mi casa, y otros ibámos a la suya.
Su madre S, hacía unas meriendas sabrosas, al menos a mi parecer. En su casa había siempre gente, ya que eran muchos hermanos. Yo en ocasiones me sumergía en mi gran timidez. Pero S, siempre conseguía que yo merendara. Ya sabeís que entonces te educaban para no pedir nada fuera de tu casa.
Y en aquella casa, recuerdos grandes vivencias, algunas perdurarán hasta la actualidad, porque el destino hizo que hoy en día, sigamos estando en contacto.
Allí aprendí grandes bailes, todos juntos, bajo las indicaciones de los más mayores. También celebré algún SAN JUAN, en su terraza. Vamos que allí pasé parte de mi infancia, adolescencia, juventud y madurez.
Con la señora S, también conocí el CINE, nos llevaba a todos al Cine TEXAS, nos llevaba la merienda, y¡HALA!, a ver pelis.
GRACIAS FAMILIA V, por dejarme vivir esos momentos tan especiales en mi vida.
Cuenta la SEÑORA V, que yo era muy vergonzosa, muy pequeña, pero muy lista. Cuenta que a veces decía que no queria merendar, pero a la que ella se daba la vuelta, cogía el bocadillo. Y ella como gran MADRE, hacía la vista gorda.
Cuenta la SEÑORA S, que en confesión le conté que me gustaba el hermano de mi amiga. Y claro está, él decía que yo era demasiado pequeña. Y por lo visto decía: ¿ A DÓNDE VOY YO CON ESA MOCOSA?
Cuántas sorpresas me iba a deparar la vida, lo descubrireís más adelante.
En esa casa también vivimos situaciones, que en aquella época eran por lo visto normales, su PADRE, el SEÑOR R, de ez en cuando nos sorprendía con algún susto.
Y en fin aqui dejo de momento mi relación con la familia V. Pero os puedo asegurar, que CONTINUARÁ.