Seguidores

martes, 16 de abril de 2013

PERSONAS QUE YA NO ESTÁN. SEGUNDA PARTE. TIA ORENCIA.

Mi TIA ORENCIA, gran persona, gran abuela postiza, gran mujer.
Mi TIA ORENCIA, era la hermana de mi abuela paterna, aunque no tenía nungún parecido al menos personalmente. Imagino que por el destino, mi tia tuvo que emigrar a CUBA, como tantos españoles de su época. Y allí empezó su vida. Se caso con mi TIO PEPE, hombre maravilloso, espectacular.
En algún momento de sus vidas, regresaron a ESPAÑA. Y empezó a formar parte de mi vida. Nos visitaba, la visitábamos, y se forjaron unos lazos entrañables. No era díficil ya que mi TIA era genial. Y nos hacía regalitos, nos daba merienda, nos dejaba jugar en su casa y e su pasaje en la calle. Y fué un pilar y un punto de unión familiar. Y siempre estaba a la altura, era dulce, amable, bondadosa. Creo que aprendí mucho de ella. En sus últimos días, cuando por suerte ya mayorcita, empezó a flaquear, siempre tenía una cariñito para ofrecer. Te contaba historias alucinantes, preciosas, de antes y de ahora.
Y la quería todo el mundo.
Acabó sus días e una Residencia, en la cual la ofrecieron todo el bienestar posible. Y ella asentía con su cabezita, y decía que todo estaba bien. Nunca la escuché quejarse. Era tal el AMOR de emanaba, que podías estar horas a su lado, con una paz total. Te evadías del mundo real, porque así te sentías a su lado.
La conoció tantísima gente, la adoraban, creo que nos dejo FELIZ, y sobre todo creo que nos dejó a algunos una huella imborrable. TE QUIERO TIA ORENCIA.