Seguidores

domingo, 21 de abril de 2013

FERNANDO.

Niño bonito, guapo, amable, educado, niño, niño, niño.
Mi niño FERNANDO.
Lo conozco siendo niña, es más pequeño que yo, pero jugamos juntos, vivimos experiencias infantiles. El niño se va haciendo mayor, y trasciende en él nu cambio abismal. Y es un joven que se adapta a su tiempo sin grandes dificultades. Logra conseguir lo que se propone, y llega lejos.
Cuando se hace adolescente, compartimos secretos, secretos mutuos. Y se lo respetaré siempre.
Y es un amigo que si lo necesito, está ahí, lo llamo, y antes o después me responde la llamada. Y me sabe escuchar, porque es un gran amigo.
Y llegamos a compartir momentos muy especiales para mí. Y forma parte de toda mi VIDA.
Y es cómplice de algunos actos relacionados conmigo. Y LE RECUERDO TAN PRÓXIMO.
Y nos hacemos mayores,  viajamos juntos, reímos juntos, interpretamos juntos, me enseña a vivir cosas que yo no habría imaginado.
Y en alguna ocasión tengo que rescatarle, defenderle, protegerle.
Pero cuando yo lo necesito, él también actúa sin pensarlo dos veces.
Y hace la MILI, y lo visito, pasamos el día juntos, disfrutamos de nuestra compañía.
Se hace mayor y decide emanciparse, y lo consigue. GRAN LUCHADOR. Como todo lo que se propone lleva a cabo una nueva etapa en su vida, y lucha contra viento y marea. Todo lo que sea necesario para lograr sus objetivos. No tiene pereza para nada, va a donde haga falta, estudia, trabaja. VIVE, y empieza a vivir en pareja y tiene mucha suerte, porque disfruta del AMOR.
Y creo que en la actualidad es FELIZ, y me alegro por él.
Y te felicito FERNANDO. Por ser como eres, y por estar conmigo, y por vivir esas maravillosas experiencias te doy las GRACIAS FERNANDO.