Seguidores

lunes, 20 de mayo de 2013

LLEGA LA TV.

María recuerda sobre los años 70, que en su casa se escuchaba la radio. Se retransmitían novelas de amor, programas para oyentes desesperadas. Era fabuloso llegar del cole y ver a su madre en la cocina preparando la merienda suculenta, mientras ésta escuchaba la radío. Y María recuerda que su madre la ponía al día de lo sucedido día a día en las novelas.
Y María recuerda que existía la televisión, porque la había visto en algún BAR, donde normalmente la mandaban a comprar vino y geseosa para su padre. Ella se quedaba embelesada con la TV, mientras la despachaban.
Y un buen día llega la televisión a su casa, creo que por mediación de un hermano mayor. La TV se instala en el comedor, y todos se sientan a su alrededor, a observarla, a mirarla con curiosidad. María recuerda programas fabulosos; como LA CASA DE LA PRADERA, VACACIONES EN EL MAR, CON OCHO BASTA, MAZINGUER Z, ESTUDIO ESTADIO, HEIDI, MARCO, EL 123, muchos programas. Fantásticos, te absorvían de tal manera, que tu mente sólo podía estar atenta a esa pantalla. María recuerda que sólo existían dos canales: la primera y la segunda.
María recuerda que su padre si aparecían dos rombos o tan sólo uno, mandaba a los niños a la cama.
Y la niña recuerda que intentaba mirar a través de la puerta, pero siempre la pillaban.
Y de repente surge una noticia que causa estragos entre las audiencia, FELIX RODRIGUEZ DE LA FUENTE, hacía unos programas sobre animales. Y fallece, creo que todos lloraron su muerte.
Y otro de los sucesos importantes de esa época fue la muerte de CHANQUETE, que realizaba una serie preciosa VERANO AZUL.
La TV impactó con sus programas a una generación de los 70 a los 80, una generación ansiosa de aprender, curiosa, una generación de grandes cambios. Una generación que nada tenía que ver con los de la anterior generación.
Todos los que vivieron esa época estoy seguro de que recuerdan de lo que hablo.