Seguidores

viernes, 24 de mayo de 2013

AMOR VERDADERO.

A hilo del epísodio de ayer:
María siente consquillas, mariposas, gusanillos; siente de todo en el interior de su barriga. El corazón le va a estallar, siente como le quiere explotar. Siente una serie de emociones, sensaciones. Bastante díficiles de describir. Su mente no es capaz de asimilar tales sentimientos en décimas de segundo. Siente que se le escapa el tiempo, quiere actúar rápido. No sabe cómo, pero lo ha de hacer. Y empieza a reaccionar, y su postura es hacerse la dura. Algo que parece que le funciona. Se hace la interesante, como si la cosa no fuera con ella.
Y entonces empieza una GRAN HISTORIA DE AMOR, AMOR PURO Y VERDADERO. AMOR , en toda la plenitud de la palabra. AMOR SIN BARRERAS, AMOR SIN LÍMITES, AMOR, AMOR, AMOR.
VENTURA, invita a las niñas a dar una vuelta en moto. María no tiene tiempo de asentir con la cabeza; quiere ser la primera voluntaria. PERO no ocurre lo que la niña desea. Una amiga se adelanta y dá el SÍ.
Bueno a decepcionarse toca. Ella espera que VENTURA, diga que prefiere llevar a MARÍA, pero no sucede así. Ella piensa que vuelve a fracasar, se queda triste, ensimismada. Y bueno VENTURA se va a dar una vuelta con NATALÍA. Natalia era una niña muy avíspada, sin reparos, decidida. Y creo que estaba enamorada de VENTURA. ASÍ que MARÍA, piensa en tirar la toalla. De repente sospecha que ha perdido la oportunidad de su vida. Piensa que no ha aprovechado el momento.
Nada más lejos de la realidad.
La niña Natalía se sube en la moto de VENTURA, y se van; pero dan una vuelta a la PLAZOLETA, la vuelta no dura ni 5 minutos.
María mientras tanto, se corroe, se siente desfallecer en celos, rabia, etc. Toda una seríe de sentimientos, imposibles de explicar. Sólo María sabe lo que sintió.
Y VENTURA, inexplicablemente le dice a MARIA:
¿QUIERES SUBIR EN MI MOTO?
María no sabe qué decir; mira a su hermano para pedirle permiso. Mira a su amiga MERCEDITAS, mira a su amiga MARIBEL. Quiere pedir opinión. No es capaz de decidir por sí mísma.
Y todos la apoyan con la mirada, sin mediar palabra. Se entienden a la perfección.
MARÍA SE SUBE EN LA MOTO.
No sabe cómo sentarse, cómo ponerse, no quiere rozar el cuerpo de VENTURA. Está incómoda y a la vez se siente en una nube. Piensa que flota, ni siquiera puede sentir lo que siente.
Empieza el recorrido, a ella le encanta el olor que el viento consigue hacer llegar a María; olor a VENTURA, a moto, a gasolina, a NIÑO. Al niño de sus sueños, al chico tan ansíado durante unos 5 o 6 años. Por fín puede estar con él, cerca de él, respirando el mismo aire. No hablan, no pueden articular palabra. Sólo SIENTEN. Es impresionante cómo se pueden sentir miles de emociones, en pocos instantes.
Y siguen avanzando en moto. María recuerda que fueron bastante lejos, salieron de BARCELONA, hacía la REBASSADA. Hacía frío. Ya era de noche.
VENTURA le dice a MARÍA:
¿TIENES FRÍO? Ella dice que SÍ. Él le ofrece su chaqueta. María se siente morir. Se a va poner la chaqueta de su príncipe. Está encantada. Se siente abrigada. Emocionada de tener tan cerca el aroma de su NIÑO, lo siente en sus carnes. Algo impresionante. Y él seguramente tiene frío. Ella se preocupa, pero él intentando hacer uso de su hombría, le dice que TRANQUILA. Y continúan su viaje, su aventura. Parece que no tiene fin, ella desea que no se termine nunca. Se empieza a sentir cansada, siente que le duelen las posaderas. Pero MARÍA no se queja, no dice nada. Intenta disfrutar el momento al máximo. Hace esfuerzos sobrehumanos para seguir a su lado, al menos hasta que sea la hora de llegar a casa. Porque la niña sabe que el horarío que marca su padre es sagrado.
Él la pregunta: ¿ESTÁS BIEN?. Ella dice que SI, GRACIAS.
No tienen una larga conversación. Pero para ellos es suficiente. Se llegan a decir tanto con tan poco vocabularío. Parecía que había estado juntos toda la VIDA, parecía que iban a estar juntos toda una ETERNIDAD. Así lo sentían, así lo disfrutaban. María cree recordar que anduvieron en moto como unas dos horas.
Por fín llegan a un destino, VENTURA invita a su amiga a comer un bikiny. Se detienen en una pastelería llamada LLORET, en pleno MAYOR DE GRACÍA. Ella se siente tranquila; no por el hecho de estar con él tan lejos y tan cerca a la vez, sino porque sabe que su padre la puede estar esperando con una gran reprimenda. Y más si llega sin sus hermanos. Entonces la niña empieza a temblar de miedo, le surgen dudas, se siente confundida. Qué pueden pensar sus amigos. No han vuelto de su paseo en moto a la PLAZOLETA. Ella sabe que con VENTURA se siente bien, protegida, amparada. Lo dá todo por estar a su lado. Y él parece sentir lo mismo. Simplemente se miran, se observan, se transmiten palabras de amor con la mayor inocencía.. Saben perfectamente que algo está pasando. Pero MARÍA no puede dejar de pensar en su padre. Él percibe que algo no va bien. Decide llevar a Maria a casa. Ella está totalmente de acuerdo. No se quieren despedir, no saben cómo hacerlo. No saben cómo expresar sus sentimientos recíprocos. NO SABEN.
María le explica que ha de volver a la hora a casa, y él amablemente le dice que la entiende. Que no se preocupe, le dice que es normal que su padre esté preocupado. La tranquiliza tanto, que ella siente que ha encontrado al hombre de su vida. No se va a separar de él. Va a luchar hasta lo imposible.
En el portal de casa de María, él le susurra HASTA MAÑANA.
Esa noche MARÍA duerme de un tirón, duerme plácidamente. Ha conseguido llegar a casa sin pormenores.
Es más, ha conseguido estar con el hombre amado tanto tiempo. Ha conseguido acercarse a él. Y ahora SÍ debe emprender un largo camino para conseguir ternerlo en sus garras. Para conseguir que el niño coma en la palma de su mano. Y va a utilizar todas las herramientas inventadas o por inventar, para hacerse con el PREMIO. Ella sabe que es tarea díficil. Pero si una cosa tiene MARIA, es la voluntad de sacríficio, el empeño y la constancia. Con todos esos valores y alguno más MARIA lo va a intentar. Ahora no puede dejar que nada ni nadie la aparte de su NIÑO querido.
Ahora está decidida a darlo todo por AMOR. Hará lo que haga falta para conquistarlo. Ya ha empezado, ya han dado el primer paso. Ha de continuar, no puede decepcionarse a sí mísma. Ese ansíado TESORO va a ser para ella. Está casi segura, y aunque tiene miedo. Va a ser fuerte, va a luchar contra marea.
LO VA HA HACER; LO VA HA HACER POR EL AMOR DE SU VIDA.