Seguidores

viernes, 17 de mayo de 2013

MARÍA Y SU NIÑEZ.

María empieza a sentirse culpable. No es capaz de comprender que sucede a su alrededor. Por eso María busca dónde refugiarse. Pero realmente qúe busca MARIA?
Ella intenta cobijarse, pero por mucho que los demás intenten satisfazer los deseos de la niña. Ella no está feliz, ella siente que algo va mal, ella siente que es en su casa donde algo no funciona. Ella es lista.
Pero María es frágil, débil, minúscula. Se siente impotente, incapaz de afrontar tales problemas.
Son demasíado para ella. Son problemas de adultos. Ella no sabe como solucionarlo. Se sigue atormentando, qué puede hacer una niña. Quiere solucionar el problema que siente tan cerca, y no sabe cómo.
Entonces ante su inocente pensamiento, se le ocurre ponerse del lado de su madre. Se hace partícipe del dolor de su madre. Quiere agradar a su madre, quiere agradar a su padre. Y cree que la manera es ser una buena NIÑA; entonces María sin saberlo, sin ser consciente se encierra en si mísma. Se convierte en una niña callada, temerosa. Intenta comprender a su madre. Le pregunta a su madre, a veces sin palabras; con la mirada le intenta transmitir a su madre el horror que vive. Y su madre la tranquiliza, y le contesta, de manera que Maria hace caso a su madre. Aunque no está convencida, pero ella tiene que obedecer a su madre, y si su madre está soportando ese horror......
María cree que tiene que compadecerse de ella, aunque no entiende la situación. Se aproxima a su madre. Se aferra a ella, hasta el punto de no existir. María se construye una pared de hierro. Un muro en el que sólo cabe su madre y ella.
Y María defiende a su madre, en todo lo que está a su alcanze. Si ha de callar; calla. Si ha de contestar; contesta, si ha de esconderse; se esconde. Hace todo lo posible por salvar la credibilidad de su madre.
Llega a comprender a su madre, y siente la necesidad de apoyarla. Y aún no estando de acuerdo; ni siquiera con las explicaciones que recibe. Asume que lo que dice su madre va a MISA.
Su madre defiende a su marido a capa y espada. Y María siente que a ese monstruo ni agua.
Pero respeta y asimila que es decisión de su madre. Se supone que eran tiempos díficiles en los que había que adaptarse a la situación. Indudablemente una niña es incapaz de eso. Con lo cual María tiene grandes secuelas más adelante. Y NO ME EXTRAÑA.
Porqué la mamá de  María dice, que su padre es una buena persona?
Porqué la mamá de MARÍA DICE QUE SU PADRE SE ENFADA, PERO EN EL FONDO NO ES NADIE.
PORQUÉ, PORQUÉ, PORQUÉ?
Y MARIA descubre que se busca a si mísma, y María no sabe encontrarse. Y cada vez se encierra más en su MUNDO interior, y no se dá cuenta de que no es una solución; pero a ella le vale. Sobre todo si ve a su madre y a su padre contentos. María aparenta y es una niña buena, casi no dá problemas. En comparación con su hermano es una santa. Y sin embargo se le dá más importancia a los hechos de su hermano que a ella mísma. María se confunde, no sabe qué pensar. Su hermano es travieso, por eso han de estar encima de él.
Ella es una buena niña, y se la dá de lado, claro no hay problema. Pero realmente María sufre, porque no puede expresar sus sentimientos. Porque se siente desolada. Mientras vé que a su alrededor los demás salen victoriosos de sus hazañas. Para bien o para mal, se les tiene en cuenta. Y a María como no se hace notar, se la aparta. Pero ella no se siente del todo desfavorecida, porque tiene a su madre y a su hermana.
Alguien debe intuir que María no está del todo bien, porqué no la abandonan.
Aunque creo que María a quien busca es a su padre, y no lo encuentra. Por mucho que ella se empeñe, no siente a su padre cerca.
Más bien al contrario, su padre la menosprecia. Su padre quiere que ella haga labores que no pertenecen a su edad. Su padre dice que ella es la niña, que ella debe asumir tareas del hogar; tareas femeninas. Tareas que sus hermanos se pueden permitir no hacer. Y bueno si MARÍA LO HACE queda contento su padre. Y eso a la niña ya le recompensa. María tiene tanto respeto a su PADRE, que incluso es incapaz de mirarle a los ojos. María vé en los ojos de su padre tristeza, y ella no sabe cómo remediarlo. Es tan incapaz, que en su cabeza no caben más pensamientos. Cómo puede lograr que su padre sea un poco más feliz. ¿ Y SU MADRE?
Su padre es capaz con una mirada, de hacer que el mundo tiemble. De hacer que todos callen a su antojo, de hacer que todos los hermanos respiren al mismo ritmo, coman a la vez, no sonrían, no esbozen ni siquiera una sonrisa. Es capaz de conseguir que los hermanos se unan en una profunda unión, para agradar al jefe.
Es capaz de conseguir que todos los hermanos, actúen al mismo son. Simplemente para no descompensar la banda, para no descompensar el himno militar. Todo eso y más puede conseguir su PADRE.