Seguidores

domingo, 26 de mayo de 2013

¿INFIDELIDAD?

María y su família han de finalizar sus vacaciones; y eso sucederá en BALAGUER.
María sabe que en esa ciudad; tiene a uno de sus mejores amigos. Sabe también que perduran en su mente grandes experiencias al respecto. Sabe que disfrutó durante muchos veranos de su amigo y su pandilla.
Sabe que corre un grave riesgo si se reencuentra con su amigo PEDRO. Porque PEDRO fué para ella uno de los mejores pretendientes que pudo tener.
Recuerda el aroma de PEDRO, recuerda las charlas con él, recuerda los mejores momentos de su adolescencia e infancia junto a él; al menos en días de verano. Recuerda que él siempre la apoyó en todas las decisiones que María debía tomar. Era su mejor amigo. Era un chico que durante el invierno no convivía con María; pero en verano compartían todo lo posible, todo lo vivido durante el año. Pedro era un gran deportista, amable, guapo, atractivo, y ella sentía miedo de volverlo a ver.
Seguramente María sintió la obligación de darle explicaciones a PEDRO. Seguramente era necesario, deberían tener una intensa conversación.
María sentía que se movía entre dos aguas. Increiblemente su madre; la cual estaba encantada con PEDRO, le dijo a María que no estaba bien que jugara dos bazas a la vez. Le dijo a María decídete: PEDRO O VENTURA.
Y la niña acorde con sus pensamientos, pensó que lo mejor sería ser sincera; descubrir sus sentimientos hacia PEDRO. Se tenía que demostrar a sí mísma que estaba realmente enamorada de VENTURA.
Y ella creyó que la mejor manera era estar junto a PEDRO. Así lo hizo, pasó unos dias inolvidables junto a su amigo. Él intentó reconquistarla, intentó invitarla a su casa varías veces. María era muy bien recibida en la familía de PEDRO. Pedro le enseñó fotos a MARIA referentes a ellos dos, a su infancia, a su adolescencia.
A María se le partía el corazón, al ver que ese chico estaba tan enamorado de ella. Y ella no podía sentir lo mismo. Después de algunos días, de varios encuentros, de coloquios interminables. María le dice que sinceramente está enamorada de un chico de BARCELONA. Y Pedro tan comprensivo como siempre le dice que ya lo sabe. Ella se quiere morir, siente tanto daño; por ella, pero lo que más siente es el daño que le causa a su AMIGO.
Pedro es tan tenaz y educado que le dice a Maria que esté tranquila; incluso le dice que lo va a tener para siempre como amigo. Y ella se siente desfallecer, siente que se derrumba, lo siente tanto; que no sabe qué decir. Sólo le pide a su amigo perdón, y le dice que lo quiere con locura. Lo quiere mucho, lo quiere como a un hermano. LO QUIERE Y LO QUERRÁ SIEMPRE. Él se lo merece. Siempre respetó a María, siempre respetó las decisiones de María
Incluso habiendo tenido los dos una gran presión para conseguir estar unidos. PEDRO siempre le dijo a María que ella debía sentir algo por él. Sino era así, mejor continúar siendo amigos para siempre.
Era encantador tener a un amigo tan cercano, tan AMIGO.
Fué tan grande su amistad. Que cuando María volvió a Barcelona, Pedro la seguía llamando. Simplemente para saber cómo estaba la niña. Incluso en alguna ocasión le dijo: si no estás bien con tu novio, aquí tienes a tu segundo plato. Pedro llegó a admitir que estaba a espensas de María; siempre que ella quisiera.
Pedro iba a Barcelona a visitar a su amiga. Recorrieron la ciudad juntos, junto a Ventura y al hermano de María. Formaban un gran equipo. Formaban una gran família. Pedro no estaba muy contento, Ventura tampoco. Y MARÍA se empezó a sentir culpable. Porque realmente no beneficiaba a ninguno de los dos. Era imposible que los tres formaran amistad. Por mucho que Pedro puso de su parte. Ventura no adimitía tanta amistad, no admítia compartir a su novía con ningún amigo. No lo podía comprender.
El hermano de María intentaba poner paz entre todos. Pero la cosa se hacía un poco insostenible.
María se sentía muy a gusto. Ella veía que Pedro seguía en su línea amigablemente, ella sentía que Ventura tenía claro que la niña le pertenecía a él. Pero el hermano de María, fué el que decidío que aquéllo debía romperse. Para no dañar a Pedro, sobre todo por eso. Porque el hermano de María presintió que Pedro estaba esperando el momento oportuno para acceder a María.
Era una situación complicada.
María decide dos cosas; una hablar seriamente con Ventura, y otra hacer lo mismo con PEDRO.
Ella es la que tiene que solucionar este lío.
Y lo consigue, con PEDRO es muy fácil. Con Ventura, no tanto. Pero al fin y al cabo María se a a quedar en Barcelona junto a él. Eso ya es importante.
Pedro asume que pierde la batalla. A partir de entonces María muy a su pesar empieza a perder el contacto con su mejor amigo. Y aunque en ocasiones recibe noticias sobre él, no lo ve nunca más. La madre de PEDRO, le comunica a María que él está bien, pero también le dice que jamás olvidó a María.
Y la vida sigue, y las personas escogemos nuestro camino. Y sabemos a dónde vamos y sabemos a dónde queremos ir. Y el destino nos enseña el camino.......
María recordará siempre a PEDRO.
María se entrega totalmente a VENTURA.