Seguidores

martes, 21 de mayo de 2013

CAMBIOS EN LOS 70.

Además de llegar la TV a casa de María; por cierto debía ser una televisión en blanco y negro, de eso no hay duda. Pero la marca pudo ser TelesPrint 23". También llegó la LAVADORA; esa máquina tan lista que lo hacía todo: lavar, secar y luego uno tenía que tender la ropa. Pero causó sensación entre las mujeres de los hogares de los 70. Esas mujeres ya no debían usar las turbinas; unas máquinas que lavaban pero luego tú tenías que aclarar la ropa y escurrirla para poderla tender a secar. Aunque todavía algunas lo hacían a mano, las menos afortunadas. Por lo tanto la llegada de la LAVADORA fue todo un revuelo en los hogares. Junto con la TV, algo increible.
Y a partir de entonces el mundo de la publicidad también se desborda. Hacen anuncios a diestro y siniestro; anuncios de detergente, anuncios de jabon para lavarte la cara y las manos, anuncios de coñac, anuncios de medias panty, anuncios de juguetes, anuncios de TODO.
Gran revolución, grandes cambios.
Y las madres el poco tiempo que tenían para ver la TV, la obedecían a conciencia. Todo lo que decía ese aparato era aconsejable y ventajoso. Y los hombres igual, sobre todo si escuchaban algún programa sobre política; si lo decía la TV era verdad; se tenía que seguir a pies juntilla.
Todos; niños, jóvenes adultos y mayores; se identificaban con la TV.
Cualquier serie; fuera de acción, romántica, políciaca, educativa, servía de ejemplo a los españolitos de a pie. Corrian tiempos de cambio, de aprendizaje, de prosperidad. CAMBIOS AL FIN Y AL CABO.
Y como no, los españoles empiezan a sentir la necesidad de poseer un vehículo. Eso ya era lo más.
Tener casa, família y coche era esencial para ser una família española, una familia ejemplar, una família a seguir, una família envidiable. Y sin embargo no importaba tanto la educación, la sanidad, etc.
Se empezaban a perder un poco la idea de tener esos grandes valores; inculcados por nuestros padres y abuelos.
Y primaba la idea, de la GRAN FAMÍLIA, obrera, trabajadora y con sus necesidades básicas imprencisdibles; segun decía nuestro GENERALÍSIMO.
Y María recuerda que su padre le inculcaba todas esas ideas. Y a la vez quería ser un hombre moderno; como mandaba la sociedad. Y claro quiso hacer que María fuera una niña de su tiempo; que supiera ser una buena ama de casa pero a la vez una chica moderna. Para conseguir un mejor status social. Y todos empezamos a sufrir los grandes cambios. Me imagino que a algunos les benefició pero seguro que a otros no. PERO NO VAMOS A ENTRAR EN TEMAS DE POLÍTICA, sería muy complicado.
Se revolucionó la MÚSICA, daban un programa en TV llamado APLAUSO, y los cantantes saltaban a la fama.
Daban debates en TV, y los españolitos los disfrutaban al máximo. Después los comentaban en la calle. Daban programas de fútbol en TV, gran discusión entre los hombres, sobre todo los que asistían al BAR.
ESPAÑA se debatía entre la nostalgía de algunos y el CAMBIO PRÓSPERO para otros.
ESPAÑA CAMISA BLANCA DE MI ESPERANZA.